¿Cómo sé que estoy eligiendo la clínica de Reproducción Asistida adecuada? Esta es la pregunta del millón, porque elegir clínica de Reproducción Asistida supone poner tu dinero, tu tiempo y tu confianza en manos de un equipo médico. El proceso de elección es primordial para que tú estés tranquila afrontando el tratamiento correspondiente. Por eso he pensado que estos consejos, propios de mi propia experiencia eligiendo clínica de Reproducción Asistida te puede ayudar a tomar tu propia decisión.

Elegir tu clínica de Reproducción Asistida va a ser primordial y puede suponer una diferencia si la elección se hace con mimo, sobre todo, cuando aterrizamos en el mundo de la infertilidad y todo es nuevo para ti. Sino que se lo digan, por ejemplo, a Lets mami! que hace poco hablaba de este tema haciendo hincapié su propia odisea y peregrinaje por diversas clínicas.

1. Visita tantas clínicas de Reproducción Asistida como necesites

Aprovechando que en algunas clínicas de Reproducción Asistida la primera consulta es gratuita, visita tantos centros como creas necesario para conocer al personal sanitario, tener una primera valoración con las pruebas que puedas tener recopiladas hasta el momento y obtener información de los servicios y técnicas que usan así como el precio de los mismos.

En nuestro caso, por ejemplo, con visitar tres centros de Reproducción Asistida tuvimos claro en manos de qué profesionales dejaríamos nuestro problema de fertilidad. Es primordial que encuentres a aquellas personas que te hagan sentir segura del paso que vas a dar.

2. Pregunta todas las dudas que tengas

Cuando aterrizas en el mundo de la Reproducción Asistida, pueden aparecer dudas de todo tipo y un buen momento para solventarlas es durante la búsqueda de tu clínica de Reproducción Asistida. ¿Por qué te digo esto? Porque aprovechando las primeras visitas de contacto a las diferentes clínicas es aconsejable que vayas planteando las dudas que tienes. Si obtienes respuestas precisas esto mismo te ayudará a tomar una decisión a la hora de elegir tu clínica. Si, por el contrario, reconducen tu pregunta y te hablan de algo que tú no pediste saber quizás te abra los ojos.

3. Estudia bien los presupuestos que te den

Durante esas primeras visitas que vas a hacer recibirás, por norma general el presupuesto del tratamiento que necesitas (esto siempre y cuando lleves a dicha primera consulta las pruebas que te hayan realizado hasta el momento). En caso de que no tengas ninguna prueba, puede que te den unos presupuestos más o menos ajustados a los servicios que ofrecen pero hasta no saber cuál es tu / vuestro problema no os den el definitivo. Por lo tanto, cuanto más detallado sea el presupuesto y aparezca lo que está y lo que no está incluido en el precio, mucho mejor para evitar sorpresas más adelante.

4. Guíate por tus sensaciones más que por opiniones externas

Este punto puede generar controversia así que espero poder aportarte mi punto de vista a este respecto. Cuando sale el tema de la infertilidad en determinados círculos de amistad, aparecen opiniones y experiencias de terceras, cuartas o quintas personas. ¿Nos debemos ceñir a esas experiencias contadas en boca de otras personas? Mi respuesta es que no demasiado.

Cada persona vive un tratamiento de Reproducción Asistida de formas muy diferentes, conecta o no llega a conectar con sus referentes médicos, obtiene un tratamiento exitoso o no, y por tanto son situaciones subjetivas que hemos de poner en cuarentena a no ser que la propia persona que se ha sometido al tratamiento nos lo cuente y haya habido alguna situación grave o negligente que nos haga desconfiar. Por eso, te recomiendo que cuando estés en las primeras visitas trates de tomarte unos minutos para reflexionar cómo te has sentido en la consulta, qué te han trasmitido los y las profesionales que tenías frente a ti y cómo te sientes tras haber hablado con ese equipo médico.

5. Tómate el tiempo que necesites para decidir la clínica por la que te vas a decantar

La decisión que estás a punto de tomar es muy importante y, por lo tanto, bien merece que sea un acto reflexionado. Si necesitas una semana más para decidirte, hazlo, porque el proceso de un tratamiento de Reproducción Asistida es costoso a nivel económico y no es cosa de un par de días y si no te gusta te vas a la clínica de enfrente. Puede que te resulte útil escribir en un folio los pros y contras de cada uno de los centros que estás considerando y en base a ello poder tomar de forma consciente tu decisión.

Algunos consejos más para elegir clínica de Reproducción Asistida

Si has leído hasta aquí, me gustaría que valoraras otros aspectos importantes a la hora de decidir qué clínica de Reproducción Humana elegir. Quizás estos dos comentarios te resulten perogrulladas, pero es algo que a veces no se tiene en cuenta y a la hora de la verdad puedes llegar a arrepentirte porque cuando estás eligiendo una clínica donde depositar tu dinero, tu confianza y tu tiempo, no te percatas de esos pequeños detalles.

¿Tiene buena ubicación la clínica de Reproducción Asistida?

Estudiar la localización de las clínicas de Reproducción Humana que estás tanteando es muy importante porque quizás estén situadas en un lugar céntrico pero necesites recurrir siempre a un aparcamiento subterráneo de pago o a dejar el coche en zona azul. Y esto es un gasto a añadir al presupuesto porque serán muchas las visitas que deberás hacer a lo largo de un ciclo de tratamiento.

¿Qué instalaciones tienen las clínicas que has visitado? ¿Externalizan algún servicio?

A día de hoy la mayor parte de las clínicas de Reproducción Asistida ofrecen un servicio completo en sus centros pero pudiera ser que tuvieran algún servicio externalizado o que ciertas partes del proceso no se lleven a cabo en el propio centro. Estas cuestiones, por ejemplo, me hicieron decantarme a preseleccionar unidades de Reproducción Humana que estuvieran en un hospital para poder llevar todo el proceso en el mismo y si surge cualquier cuestión pudieran tratarla en el propio centro.

¿Qué horarios ofrecen?

Depende de tu situación laboral quizás te preocupe poder compatibilizar el tratamiento de Reproducción Asistida con tu trabajo de la mejor manera posible y perdiendo el menor tiempo posible. Esto dependerá de lo lejos o lo cerca que te quede la clínica del trabajo, los horarios que maneja la clínica para cada una de las fases del tratamiento y demás. Si este aspecto te preocupa, obtén la información en la primera consulta para poder valorar si su organización puede suponer un hándicap para ti.

Espero que después de haber leído estos consejos el proceso de elección de tu clínica de Reproducción Asistida sea más llevadero y sencillo. Es un paso muy importante el que vas a dar y sentir que estás invirtiendo tu dinero y tu tiempo en vez de malgastándolo es una tranquilidad sea cual sea el resultado del tratamiento, porque para que un tratamiento funciones ciencia y biología (igual alguien lo denominaría azar) se tienen que alinear para que la magia de la vida siga su curso hasta lograr un embarazo a término.

Por último, te deseo fuerza y energía positiva para el camino que estás a punto de emprender y si sientes la necesidad de hablar de este tema con alguien, ten presente que puedes ponerte en contacto conmigo y trasladarme tus dudas en el momento de ponerte manos a la obra en esta compleja tarea de elegir clínica de Reproducción Asistida. Trataré de responderte cuanto antes.

Necesito aclarar una duda

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.

Pin It on Pinterest

Share This