Aquí estoy nuevamente para contaros las últimas novedades de nuestro #proyectoserpapis gracias a la reproducción asistida. El miércoles 9 de marzo, Mr. D. tenía que hacerse la última de las pruebas que nos pidieron en la clínica privada 1, que era la de la muestra de semen para comprobar el índice de fragmentación del ADN. Me hubiera gustado, que él mismo os explicara qué tal le fue, pero no tiene excesivas ganas de escribir en el blog y yo no le pienso obligar. A lo que voy, fue a la clínica a la hora concertada y la mujer de recepción le explicó cómo debía proceder para obtener la muestra, facilitándole la llave de los cuartos preparados para tal efecto.

Al entrar en el cuarto, se sintió más cómodo que en las anteriores veces en el cuartucho del hospital. Este era más amplio e ¡incluso tenía una tele!. Cuando hizo sus maniobras para la extracción de sus bichines, devolvió la llave en recepción y fue a la puerta del laboratorio donde entregó su muestra, junto con la serología (para saber si se padecen enfermedades infecciosas) y tuvo que esperar unos minutos para entrar a hablar con la persona que estaba en laboratorio.

A los diez minutos le llamó la mujer y pasó a su despachito para preguntarle algunas cosas. Os reproduzco la conversación, porque no tiene desperdicio:

Mujer del Laboratorio: Bueno, vamos a comprobar que tenemos tus datos correctamente escritos. Te llamas Daniel……

Mr. D: No, me llamo David

MdL: Pues el nombre está mal puesto en todas las hojas, voy a comprobar en el ordenador… Efectivamente, en el ordenador está bien.

(Tachó la buena mujer allá donde ponía Daniel para escribir David)

MdL: ¿Número de días de abstinencia?

Mr. D: Dos

MdL: ¿Has echado todo en el vaso? ¿No se ha caído nada fuera?

Mr. D: No

MdL: ¿Hace cuánto tiempo aproximadamente te has hecho la muestra?

Mr. D: ¿Perdona? (¡Pero si te la acabo de entregar a ti hace unos minutos!)

Mr. D estaba alucinado por la pregunta

MdL: Sí, el tiempo aproximado.

Mr. D: Pues no sé, hará como diez minutos…

MdL: ¿Os habéis hecho cariotipos?

Mr. D:

MdL: ¿Y la antimulheriana?

Mr. D: También

MdL: ¿Hace cuanto tiempo?

Mr. D: Pues hace casi un mes. De hecho tenemos cita el lunes 14 de marzo con el Dr. K

MdL: Pues tendréis todos los resultados para la cita. De todos modos, el lunes es 16 de marzo.

Mr. D: No, el lunes es 14. Estás mirando un calendario del 2015

MdL: Oyhsss! Pues yo tenía un calendario del 2016

Como véis, la señora del laboratorio tenía un buen descoloque. Pero ahí no quedó todo. Tras esta bizarra conversación le extendió una hoja con unas vitaminas que tenía que empezar a tomar. Dos comprimidos por las mañanas… Mr. D, alucinado, le preguntó si es que ya habían analizado su muestra y la buena señora le dijo que todavía no habían empezado a analizar pero que, por si acaso, comenzara a tomar el seidiferty. Cuando me llamó para contármelo, le dije que esperara al lunes a saber los resultados y si entonces consideraban que era necesario, las compramos y que las empiece a tomar.

Espero que no me toque lidiar con esa señora a mí, porque está un poco desubicada… Así que, ya tenemos la primera anécdota en nuestro nuevo camino para enfrentar la infertilidad. Quedan tres días para la cita con el Dr. K.

¿A alguien más a quien le hayan mandado tomar seidiferty sin saber los resultados de las pruebas? 

Firma Ms. E

Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.