Puede que antes de quedarte embarazada no hayas oído hablar del Plan de Parto. Pero una vez que te encuentras en la vorágine de la gestación es inevitable ir descubriendo un montón de información. A veces demasiada, no te voy a mentir. Hay que saber filtrar y discernir lo importante de lo que no lo es.

 

El plan de parto hay que entenderlo como una manifestación de nuestros deseos, basada en el derecho a elegir cómo queremos que sea nuestro parto, siempre y cuando éste se desencadene en circunstancias normales. Sin embargo, el Plan de Parto es un documento que muchas mujeres embarazadas desconocen a día de hoy. ¿Eres tú una de ellas? No te preocupes. En esta entrada vas a encontrar toda la información necesaria para redactar tu Plan de Parto en menos de una hora. Nosotros nos volvimos locos para hacer el nuestro y queremos facilitarte la tarea para que inviertas el tiempo justo en ese cometido.

¿Qué es un Plan de Parto?

 Es un documento redactado por cualquier mujer embarazada para que se tengan en cuenta sus preferencias el día del parto en el Hospital en el que se vaya a producir el alumbramiento.
Hay hospitales que tienen a disposición de las futuras mamás una plantilla donde rellenas cuáles son sus preferencias. Yo te aconsejo que crees tu propio Plan de Parto para que responda al 100% a tus necesidades y contemple todo aquello que creas importante.

¿Es obligatorio que redacte mi Plan de Parto?

La respuesta es no. No es obligatorio que escribas tu Plan de Parto, pero sí es recomendable que lo hagas por los siguientes motivos:
  1. Puede que en el momento del parto no estés en la mejor disposición de acordarte de cómo quieres que sea el parto entre contracción y contracción. Teniendo listo el documento con antelación no tendrás que preocuparte nada más que de concentrarte en la labor de parto.
  2. Preparando el Plan de Parto con antelación puedes informarte previamente de los procedimientos que siguen en tu hospital de referencia y meditar decisiones tan importantes como si quieres un parto natural, barajas la posibilidad de ponerte analgesia epidural o si quieres que el piel con piel lo haga tu pareja en caso de cesárea.
  3. Redactarlo te empodera ante los profesionales sanitarios. Sabes lo que quieres en caso de que el.parto se desencadene en circunstancias normales.

 

¿Cuándo escribo el Plan de Parto?

Un buen momento para reflexionar sobre el parto y redactar tu Plan sería alrededor de la semana 30 de embarazo. Ten en cuenta que puede que las últimas semanas estés pesada y muy cansada o puede que se te adelante el parto como me pasó a mí, que BabyE nació al cumplir las 38 semanas.

¿Cuándo entrego el Plan de Parto?

Un mes antes de la Fecha Probable de Parto estaría bien. Así te aseguras de que lo reciben y lo revisan con antelación, aunque el día del parto lleves otra copia para entregar a la matrona que vaya a asistir tu parto. Envía tu Plan de Parto a la sección de Atención al Paciente del Hospital donde vayas a dar a luz vía e-mail. Yo lo hice así e incluso me llamaron para decirme que habían recibido el documento y que se lo pasaban al jefe de paritorios. En caso de que hubiera algo que comentar se volverán a poner en contacto contigo.

¿Tomarán en cuenta mi Plan de Parto?

 La respuesta es que sí. Si lo envías o lo entregas el día del parto lo tendrán en cuenta siempre y cuando el parto se desencadene de forma normal. Si hubiera complicaciones o urgencias derivadas los profesionales médicos te deberían informar de los pasos a seguir.

¿Qué información contiene el Plan de Parto?

Este documento es muy clarificador y puede ser tan completo y específico como tú quieras que sea. La información que puede contener es:
  • Datos personales de la mujer embarazada.
    • Nombre y Apellidos
    • DNI
    • Fecha Prevista de Parto
  • Datos personales de la persona que estará acompañándote.
    • Nombre y Apellidos
    • DNI
    • Parentesco
  • Idioma en el que deseas ser atendida (esto sobre todo en las Comunidades Autónomas donde hay varias lenguas cooficiales).
  • Especificar que quieres ser informada durante todo el proceso cuando haya que tomar una decisión de entre dos o más posibilidades.
  • Tus preferencias durante la dilatación.
  • Analgesia epidural: no tienes que estar 100% decidida con antelación. Puedes poner que no descartas el uso de oxitocina.
  • Postura durante el alumbramiento.
  • Pinzamiento del cordón umbilical tardío en caso de que no se vaya a donar.
  • Piel con piel.
  • Lactancia materna.
  • Preferencias en caso de cesárea tras el nacimiento de tu bebé. Has de saber que en algunos hospitales el Padre puede hacer piel con piel tras la cesárea.
  • Otros datos de interés: alergias.
Puede que tú no sientas la necesidad de contemplar todos los puntos que te he indicado en el listado anterior. Incluso puede que añadas alguno diferente.
Y tú, ¿has escrito ya tu Plan de Parto? ¿Tienes alguna duda? Si necesitas más información sobre el Plan de Parto, escríbenos.
Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.