El jueves 29 de septiembre fuimos a la clínica privada donde nos sometimos al tratamiento de fertilidad y donde estamos llevando un control complementario con el de la Seguridad Social. Se trata por tanto, de la sexta ecografía del embarazo, la cuarta en la clínica privada que correspondía a las 24 semanas de embarazo. Esta vez me he permitido el lujo de retrasar un poco la publicación de este post para que me diera tiempo a contar con pelos y señales todo lo que aconteció en esta cita, porque cada una tiene su miga.

Llegada a la clínica

Como siempre llegamos puntuales hacia las 17:25 de la tarde al mostrador del área de reproducción asistida. Di mi nombre para que apuntaran que ya estaba allí y cotejamos los datos que tenían míos como casi cada vez que vamos a consulta. ¿No podrían poner una observación diciendo que están todos los datos corroborados? En fin, es una propuesta puede que tonta pero es que no me gusta que me hagan pensar sin necesidad que nosotros vamos a lo que vamos, que es a ver a BabyE. Como siempre, pasamos a la sala de espera y no había nadie así que pensamos que no tardaríamos en entrar mucho a la consulta.

¡Error! La Dra. M iba con retraso y terminamos entrando hacia las 17:50 en la consulta. Mientras tanto llegó bastante gente, una mujer sola y dos parejas. Ninguna con incipiente barriguita por lo que quizás iban a sus primeras consultas de fertilidad. Esto me dio que pensar y me puse a empatizar pensando en que quizás el hecho de compartir sala de espera con una embarazada (o sea conmigo) no era agradable para ellos si es que están teniendo dificultades para lograr el embarazo. También recordaba que yo misma había vivido esas situaciones con cierta incomodidad/envidia pero ¿qué podía hacer yo? Teníamos muchas ganas de entrar en la consulta y quitarnos del medio.

Inicio de la consulta

La consulta con la Dra. M comenzó, como siempre, con algunas preguntas de rigor para saber cómo me encontraba, si había tenido algún sangrado o pérdida de líquido… y me pidió el informe de la ecografía morfológica. Lo estuvo leyendo detenidamente y apuntó algunas observaciones en el ordenador. Después me preguntó si me habían hecho análisis en este segundo trimestre a lo que le contesté que los tenía programados para el día 14 de octubre. Me dijo que si me iban a hacer la prueba de la glucosa y análisis de orina a lo que le contesté que el ginecólogo, en su última consulta no me había dicho nada y que tenía que hablar con la matrona por si acaso. No obstante, la Dra. M me dejó prescritas ambas pruebas por si en la Seguridad Social no me las fueran a hacer porque son importantes.

La ecografía

Por fín llegó el momento más esperado, el de la ecografía. La enfermera me ayudó a tumbarme y la verdad es que tal y como tienen la camilla da poca opción a tumbarse de lado y hacerlo boca arriba es toda una odisea. una vez colocados todos en nuestros lugares, incluido Mr. D a mi izquierda, la Dra. M me midió el útero con una cinta muy curiosa para comprobar que estaba en donde correspondía. Era la primera vez que me hacían tal cosa y me pareció curioso. Después comenzó la ecografía.

Nos dijo que BabyE estaba sentada y fue viendo todas las partes de su cuerpo, tomando algunas medidas y comprobando ciertos parámetros. Esta vez se nos hizo más complicado ver algunas partes del cuerpo porque como cada vez es más grande pues hay que tener más agudeza visual y estar atenta a lo que va diciendo la doctora. Durante la ecografía se movió un poquito, pero tampoco demasiado jejeje pero nos dijo que todo estaba correctamente y que ya pesaba 653 gr. Lo que no nos dicen es cuánto mide pero, por ahí he leído que sabiendo el tamaño del fémur y multiplicándolo por 7 se calcula la altura total aproximada así que el fémur de BabyE medía en esta ecografía 4,3 y por tanto mediría ya unos 30 cm.

ecografia-244

Mareo, tensión baja y aumento de peso

Al incorporarme tras la ecografía, nuevamente, me mareé y la enfermera me tomó la tensión que dio 9/6,5. Así que sigo con la tensión bajita jejeje. En cuanto al peso, 64kg era lo que marcaba la báscula con ropa, zapatos y todo el copetín. La Dra. M. me dijo que debía engordar del orden de un kilo al mes que en dos meses había cogido 4. Yo no estoy muy de acuerdo con esto, lo que he hecho ha sido recuperar lo que perdí al principio del embarazo, realmente sólo he cogido 2 kilos así que no le di demasiada importancia al comentario.

Próxima consulta ecografía con la Dra. M.

Quedamos en que volvería a su consulta en un mes así que pedí cita para el 03 de noviembre las 17:30Mr. D en esta ocasión salió un poco descontento porque entre la espera del principio, que la Dra. M no es precisamente muy expresiva y que a él le costó intuir algunas partes de Baby E, salió con un sabor agridulce. Pero bueno, a veces hacerse expectativas sobre lo que va a ocurrir conlleva sus riesgos.

Firma Ms. E

Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.