El jueves 3 de noviembre acudimos, Mr. D y yo, a nuestra séptima ecografía del embarazo a la clínica privada donde llevamos un control complementario al de la Seguridad Social. Esta visita coincidió en la semana 29+4 y me apetece contaros toda la información que nos proporcionó nuestra ginecóloga, la Dra. M. durante la media hora que duró la consulta. Es cierto que no me imaginé llevar un control tan exhaustivo del embarazo pero las circunstancias y la importancia de saber que todo va bien nos han llevado a invertir en estas visitas.

Llegada a la clínica

Nuevamente llegamos con puntualidad sobre las 17:25 a la clínica, dimos el nombre y nos hicieron pasar a la sala de espera. En ésta había una madre con su hija adolescente y una señora de unos 50 años (soy muy mala echando las edades). Yo, nada más llegar fui al servicio porque del movimiento del coche ya tenía ganas de hacer pipí y cuando volví me dijo Mr. D que la madre con su hija habían entrado en la consulta de la Dra. M, por lo que nuevamente iba con retraso. Y es que últimamente siempre va con retraso, algo que nos molesta un poco bastante. No obstante, estuvimos entretenidos con la televisión de la sala de espera ya que estaban desvelando lo que habían cobrado los triunfitos de la primera edición y tuvimos tema de conversación para que nos pasara el tiempo antes.

Inicio de la consulta

Cuando entramos en la consulta, la Dra. M me preguntó que qué tal estaba y me hizo las preguntas de siempre, que si había tenido algún sangrado o alguna pérdida de líquido a lo que le respondí que no. Me preguntó por las analíticas que me había mandado hacer en la ecografía de las 24 semanas. Le saqué las analíticas que me había hecho en estas semanas: la de sangre, la de glucosa y la de orina. Me dijo, tras ver los resultados que con el tema de la glucosa iba la cosa un poco justa de tiempo a lo que sólo pude darle la razón porque en aquel momento no me habían hecho todavía la curva de la glucemia, que es la prueba diagnóstica para saber si se padece una diabetes gestacional o no. Me dijo que debía empezar a tomar hierro ya porque estaba en los límites de anemia y que esos niveles podrían bajar más en las próximas semanas. Por último, me comentó que la analítica de orina no era completa porque sólo me habían pedido de sedimento y no de urocultivo así que me tengo que hacer esta segunda en el mes de noviembre.

La ecografía

Este es el mejor momento de la consulta, sin lugar a dudas. La Dra. M nos mandó pasar a la sala contigua para hacer la ecografía de control y ver cómo estaba BabyE. Tras tumbarme en la camilla, me estuvo palpando el útero y sentí alguna molestia en la zona baja del mismo. Ella no le dio mayor importancia así que yo tampoco. Midió el tamaño del útero, que parecía estar correcto y me dijo que creía haber tocado la cabeza en la parte alta de la tripa y que creía que estaba sentada todavía. La sorpresa llegó cuando puso en marcha el ecógrafo y BabyE estaba en cefálica ¡bien!

Para que os hagáis una idea: tiene la cabeza en la parte izquierda inferior, la espalda y el culete en mi costado derecho y las piernas en el lado izquierdo. ¿Es o no es una contorsionista esta niña? Disfrutamos muchísimo viendo a la pequeña y además la Dra. M no paraba de decir que se veía genial y muy nítido y que todo estaba bien. Después pasó a realizar las mediciones y salían justo acordes al tiempo de gestación 29+5. BabyE ya pesaba 1,436kg y por la medida del fémur, 5,6cm, mide ya 39,2 cm. ¡Increíble! También pudimos ver sus morritos y cómo succionaba, estábamos realmente emocionados.

Tensión y pelea con el peso

Una vez finalizada la ecografía, la enfermera me limpió el abdomen y me ayudó a sentarme. Me tomó la tensión y esta vez dio 10/6,5. Respecto al peso, me volvieron a pesar con ropa y calzado y había alcanzado los 66,5kg. ¿Cómo? Yo le dije a la Dra. M que no podía ser que yo en casa me controlaba semanalmente y que el domingo anterior pesaba 64,4kg. En fin, que no me preocupa mucho pero claro esa báscula y yo vamos a terminar a tortas al paso que va la burra.

Próxima consulta con la Dra. M.

El próximo control con la Dra. M lo tendremos el 1 de diciembre, tras la ecografía del tercer trimestre de la Seguridad Social que está prevista para el 24 de noviembre. Así que seguiremos disfrutando de la experiencia, de la barriga y de, ahora sí, los preparativos para la llegada de Baby E.

Firma Ms. E

Facebook Comments

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.