Uno de los temas en los que más desinformada me he encontrado en el primer estadio del embarazo ha sido en referencia a la higiene íntima durante el embarazo, aunque éste no ha sido el único tema sobre el que me he informado en estos meses. Por eso, a partir de ahora vais a poder encontrar en el blog post que a mí me hubiera gustado encontrar para resolver mis propias dudas durante el embarazo en un sólo click.

¿Antes del embarazo tenías rutinas específicas de higiene íntima?

Habrá mujeres que respondan ¡sí, por supuesto! y otras digan que no. Aquí no se va a poner en tela de juicio ninguna postura ni posición, toda opción es respetable mientras se haga de forma consciente aunque siempre se pueda mejorar. El caso es que desde pequeñas, o por lo menos desde mi propia experiencia, quizás no se hace ningún tipo de énfasis en procurar una educación en higiene íntima por norma general y ello nos puede provocar un gran desconocimiento en nuestra vida cotidiana.

Saber que es importante cuidar nuestra higiene íntima para prevenir diversas enfermedades e infecciones puede parecernos de perogrullo pero en realidad ha habido mucho reparo y pudor para hablar abiertamente sobre estos temas en el seno familiar y en el ámbito educativo se ha pasado de soslayo en las pocas ocasiones en las que se haya podido trabajar este tema. No obstante, puede haber casos en el que la transmisión de conocimientos a este respecto se haya producido con la mayor de las normalidades, pero hasta hace unos años no era lo habitual.

Por eso, las mujeres que no hayan tenido rutinas específicas de higiene íntima pueden encontrarse en desventaja a la hora de cambiar sus hábitos durante un embarazo donde la flora bacteriana y nuestra zona íntima sufren muchos cambios a nivel estructural y hormonal. Pero nunca es tarde para poner remedio y poner énfasis en aquellas pequeñas cosas que podemos hacer para evitar posibles infecciones urinarias y/o bacterianas durante el periodo de gestación.

Consejos a tener en cuenta para el cuidado de la zona íntima femenina durante el embarazo

  • Cuando vamos al baño a hacer nuestras necesidades, sean éstas las que sean, es recomendable limpiarse de delante hacia atrás para evitar posibles infecciones. Yo no sé si vosotras sabíais esto pero yo lo desconocía hasta que empecé con la sospecha de una posible infección urinaria en los análisis del primer trimestre.
  • Durante la ducha, no se debe hacer un lavado vaginal sino que hay que limpiar la zona íntima femenina exteriormente. Además, es recomendable el uso de geles específicos que respeten el pH de la zona íntima femenina y no aplicarlo con esponjas y/guantes porque éstos objetos suelen acumular gérmenes. Se recomienda la ducha diaria.
  • Ante cualquier sospecha de posible infección es importante contactar con nuestros profesionales sanitarios. Si existe escozor al miccionar, picor u olor fuerte acudir al médico de cabecera en primera instancia puede ayudarnos a salir de dudas. En el caso de los picores, pueden deberse al propio calor en caso de la época estival pero ante la duda mejor acudir a nuestro médico.
  • Hay que evitar usar productos perfumados tales como salvaslip o papel higiénico porque se entiende que contienen más compuestos agresivos que pueden provocar ciertas irritaciones. Por ello es mejor usar salvaslip 100% algodón orgánico como los que suelen comercializarse en la farmacia o en tiendas especializadas en productos orgánicos.
  • Del mismo modo, es recomendable usar ropa interior de algodón o que al menos tenga la parte de la entrepierna de algodón para evitar nuevamente las irritaciones.

 Mis cambios en el cuidado de la zona íntima

Aprovecho este post para contaros en qué cosas he podido cambiar mis rutinas diarias relativas al cuidado de la zona íntima, que en verdad, no han sido tantas. Y os explico el porqué. Habitualmente me ducho con jabón sin parabenos y con pH neutro de Sanex, este producto de higiene corporal lo incorporé a mis rutinas durante la búsqueda del embarazo a causa de la Urticaria Crónica Idiopática que padecí durante prácticamente todo el periodo de búsqueda. Con lo cual por ese lado sigo usando el mismo gel de baño. Eso sí, he incorporado un gel específico para el cuidado de la higiene íntima que sólo utilizo cuando hace mucho calor y noto la zona íntima femenina mucho más sensible o con algún picorcillo (pero de este producto os hablaré más adelante).

Otra de los hábitos que he cambiado es el de limpiarme de adelante hacia detrás cuando hago pipí y es que es algo de lo que no tenía conocimiento. Nadie me había contado en mis 30 años de vida que era mejor limpiarse así, algunas podréis pensar que es una tontería pero si tu persona de referencia, de la que aprendes estas cosas, no te lo dice tú lo vas a hacer como buenamente puedas y pensarás que lo estás haciendo más hasta que te topes con información fidedigna que te diga lo contrario.

 ¿Y vosotras? ¿Cambiasteis o habéis cambiado vuestras rutinas de higiene íntima durante el embarazo? ¿Añadiríais algún consejo más a los ya mencionados? Espero vuestros comentarios.

Firma Ms. E

Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.