Con esta entrada finalizamos esta sección en la que durante estas semanas hemos hablado de algunos cambios que nosotras, casi desde que empezamos a buscar un bebé, empezamos a realizar no sólo en la alimentación o en la hidratación, sino que también en las actividades y acciones cotidianas. A esto, hoy le añadimos los cuidados íntimos, esos mimos que empezamos a hacer a nuestro cuerpo para afrontar un futuro embarazo.

En esta ocasión os cuento cuáles son los cambios que he introducido desde que iniciamos la búsqueda hasta el día de hoy, provocados no tanto por la búsqueda en sí, sino por mi urticaria crónica idiopática.

1. Uso de productos sin parabenos

Aunque sobre este tema hablaremos con mayor detenimiento en un post el mes que viene, a raíz de mi urticaria busqué productos de higiene para mi pelo y piel que estuvieran libres de componentes químicos agresivos, estos son las siliconas o parabenos, para intentar aliviar esos picores que me estaban martirizando. Y aunque ahora tengo controlada la urticaria ya he hecho esos productos mis básicos diarios para una buena temporada.
champu-timoteo-sin-parabenos

2. Compra de lociones hidratantes para la piel

Por las mimas razones que comentaba en el punto 1, tuve que ir probando diferentes cremas hidratantes que consiguieran darme un efecto calmante y sin siliconas porque era insoportable el picor y gracias a este gran mundo 2.0. y la recomendación que me hicieron dos bloggeras de la crema hidratante Lipikar Baume AP+ de La Roche Posay, ahora tengo la piel hidratada y libre de rojeces. A parte de esto, utilizo una crema para la cara de L’eau Thermale con factor 50+ porque soy extremadamente blanca y la utilizo como básico diario para proteger mi cara. Y esta crema la llevo usando desde hace ya más de cuatro años porque es perfecta para mi piel, es oil-free y me protege muy bien.lipikar-baume-ap

Aquí sí que os puedo decir que sigo mis rutinas de cuidado íntimo que he llevado hasta el momento puesto que no creo que sea necesario cambiar, por ahora, las mismas. Lo que sí que hago es cuidar con mayor esmero la boca y utilizar productos que después pueda usar cuando consigamos el positivo y que probablemente ya no deje porque tenemos que cuidar nuestro cuerpo siempre y al final el uso de tanto producto químico, sin a veces ser nosotros casi conscientes de ello, no nos beneficia en nada.3. Cambios y cuidados de higiene

Pero esto es como todo, y en mi caso el cambio ha sido necesario por la sensibilidad que ha estado padeciendo mi cuerpo así que al final ese cambio que pensaba hacer en cuanto supiera de mi positivo lo he hecho antes y estoy contenta porque mi cuerpo ha reaccionado bien a esos nuevos productos y me siguen haciendo el mismo servicio que me hacían los otros sin tener siliconas añadidas.

Ahora queremos escucharos a vosotras. ¿Cuando comenzasteis la búsqueda o supisteis que estabais esperando un bebé cambiasteis alguna rutina de cuidado íntimo? Muchas gracias por participar tan activamente en nuestro blog compartiendo vuestras propias experiencias, porque son una referencia para las buscadoras actuales y para las futuras también.

 

 

Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.