Pasamos la barrera temporal del primer trimestre para comenzar el segundo tercio del embarazo. En un par de semanas estaré prácticamente al día con esta sección (¡Weeee! Aplausos y euforia). A lo que vamos, semana 14, una semana en la que muchas mujeres recuperar su vitalidad y se encuentran muy bien. Pero en mi caso, desafortunadamente, las nauseas y los vómitos tuvieron un repunte importante, tanto que ello me llevó al médico, a perder peso y a empezar a tomar Caribán. Pero no os adelanto más que os lo explico todo con detalle a continuación.

Mis síntomas

En esta semana número 14, y tras superar la gastroenteritis que me dejó KO, pensaba que las nauseas desaparecerían pero nada más allá de la realidad. De hecho, volvieron mis vómitos matutinos nada más terminar de desayunar. Esta semana, además, apareció algo nuevo y es que me empezaba a picar la tripita, sobre todo por las noches, así que como sabía que eso ocurriría, empecé a darme crema antiestrías que ya había comprado pero de esto os hablaré próximamente y con mayor detenimiento.

  1. Dolores de regla leves.
  2. Calor, sobre todo, después de comer, ¡menudas fiestas!
  3. Ganas de hacer pipí más a menudo, incluso por la noche.
  4. Dolor en las tetis suave.
  5. Nauseas con mayor intensidad.
  6. Cansancio.
  7. Mal sabor de boca tras ingerir alimentos.
  8. Eructos e Hipo tras las comidas.
  9. Vómitos matutinos.
  10. Estreñimiento.
  11. Cambios en los senos y pezones.
  12. Empieza a asomar la tripita.
  13. Picores en la zona de tripa.

Baja laboral y Caribán

Como me encontraba igual o peor con las nauseas decidí ir a mi médico de cabecera para que me recetara el Caribán, del que llevaba oyendo hablar semanas. Si era tan efectivo, ¿qué hacía yo forzando la máquina? Total que fui a mi médico de cabecera y la Dra. I me dio la baja laboral porque me dijo que debía hacer reposo. Me dio como para un mes, pero a efectos eran como dos semanas porque la baja contaba desde que estuve ingresada en el hospital. Al día siguiente hablé con mi matrona por teléfono para que me pautara la dosis de Caribán, nada que ver con lo que me había dicho la Dra. I y me dijo que debía estar de baja, a lo que le contesté que el día anterior me la habían dado.

 Evolución del peso

Yo tenía entendido que a partir del segundo trimestre se cogía peso sí o sí así que yo pensaba que iba a empezar a ver cómo los gramos iban en aumento, pero nada más allá de la realidad. En esta nueva semana había vuelto a perder 600 gramos y eso que ya había empezado a comer medianamente normal, quitando todas las cosas que o no me sientan bien o no puedo ni ver jejeje.

 

Peso hasta Semana 14

Mis sensaciones y emociones

El hecho de que me dieran la baja laboral ha supuesto mayor tranquilidad a nivel mental porque me sentía muy mal de no poder seguir el ritmo en mis quehaceres. Soy una persona responsable pero cuando el cuerpo te está mandando señales constantes de que debes parar, pues no te queda otra que parar. No pensaba que las nauseas y vómitos podían condicionar tanto el modo de vida de una mujer embarazada, pero como siempre suelo decir, cada cuerpo es un mundo. No me canso de pensar que todo es por la mejor de las razones y eso me hace sobrellevar este proceso con una sonrisa en la cara.

Firma Ms. E

Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.