La llegada de la Semana 26 del embarazo supone un impás en la gestación y es que cumplir la vigésimo sexta semana supone entrar en el tercer trimestre del embarazo. ¡Cómo suena eso! Estos días han sido bastante tranquilos aunque ya he empezado con las charlas maternales o clases de preparación al parto y poco a poco vamos afinando en las cosas que nos quedan por encargar, comprar, etc. Esta semana, a nivel sintomático se ha presentado tranquila aunque las náuseas se han intensificado nuevamente y el estreñimiento está haciendo de las suyas, pero tranquilas que ahora os cuento todo con más detalle.

Mis síntomas

Las náuseas se han vuelto a intensificar estos días hasta límites insospechados y esto hace que mis primeras horas del día, después del desayuno tengan que ser muy lentas, sin grandes movimientos ni desplazamientos y con sensación de querer vomitar intermitente. Y eso que sigo con el Caribán por la noche, pero se ve que las náuseas me acompañaran hasta el final del embarazo sin poder remediarlo. Pero si miro el lado positivo, esta semana número 26 no he vomitado aunque haya estado a punto de caramelo.

Otro de los síntomas que se han intensificado esta semana es el del estreñimiento. Soy capaz de ir tres veces al baño al día y no quedarme bien porque cada vez que voy hago poca cantidad y me quedo con sensación de incomodidad. A esto hay que sumarle los gases, que se quedan acumulados y hacen que la incomodidad sea máxima. Es un verdadero problema querer echar aires y no poder porque los dolorcillos y las molestias se van intensificando según van pasando las horas del día.

  1. Dolores de regla leves.
  2. Calor, sobre todo, después de comer, ¡menudas fiestas!
  3. Ganas de hacer pipí más a menudo, incluso por la noche.
  4. Dolor en las tetis suave.
  5. Nauseas con mayor intensidad.
  6. Cansancio.
  7. Mal sabor de boca tras ingerir alimentos.
  8. Eructos e Hipo tras las comidas.
  9. Vómitos matutinos.
  10. Estreñimiento y gases.
  11. Cambios en los senos y pezones.
  12. Picores en la zona de tripa y los pechos.
  13. Noto una sensación extraña, como un pececito nadando en mi tripa.
  14. Picores en las partes íntimas femeninas.
  15. Cambios de humor continuos.
  16. Mareos producidos por bajadas de tensión.
  17. Pinchazos en la zona de las ingles y la zona íntima.
  18. La tripa va creciendo.
  19. Empezamos a notar a Cosita Revoltosa de forma inequívoca.
  20. La memoria empieza a hacer estragos.
  21. Dificultad para respirar mientras camino.
  22. Congestión nasal y pequeños sangrados de nariz.
  23. Leves dolores de cabeza.
  24. Cambio en el flujo: noto más humedad en mis partes íntimas.
  25. ¿Contracciones de Braxton Hicks?
  26. Leves dolores de espalda

En esta semana añado un nuevo síntoma y es un leve dolor de espalda que sobre todo me da cuando llevo caminando un buen rato o al levantarme de la cama, dependiendo de la posición en la que haya estado durante el tiempo de descanso. Esto hace que llegue especialmente cansada al final de la tarde y que a veces me quede incluso sin aire al caminar, es una sensación bastante desagradable.

Primera charla maternal de la Seguridad Social

El pasado día 5 de octubre fui a mi primera charla maternal de la Seguridad Social y salí bastante contenta. La charla fue de carácter teórico y los temas que se abordaron fueron la respiración y la relajación en el parto por un lado, y los signos de parto por el otro. En un par de semanas publicaré una crónica extensa de cómo fue esta primera charla, que en verdad fue la segunda porque empezó antes de lo que me había indicado la matrona cuando me hizo la cartilla de embarazo. Fueron dos horas intensas, no aptas para personas aprehensivas pero con información clave para afrontar el momento al que más miedo/reparo/respeto puede tener una mujer emberazada: el parto.

Listado de Nacimiento para BabyE y más compras

Esta semana hemos tenido fin de semana largo porque en Euskadi el día 7 de octubre era fiesta. Por eso, aprovechamos Mr. D y yo para hacer un listado los productos necesarios para nuestra bebé y poder saber qué tenemos en casa, qué tenemos encargado, qué nos falta por comprar y qué cosas ahora no nos urgen ninguna prisa.

Además, compramos un nuevo conjunto para BabyE en una tienda monérrima de Tolosa que se llama Esnal. Bueno, en verdad quien pago la ropita fue mi madre, que es un peligro jejeje. Es un conjunto de algodón 100% de color gris, perfecto para poner debajo de un buzo abrigadito en invierno. El traje es de la marca Babidú, que tiene cosas preciosísimas. También compramos un babero más especial de color rosa con puntilla gris de la misma marca.

ropa-recién-nacida-babidú

 

Evolución del peso

Si llevaba dos semanas en 63,3 kg, esta semana hemos subido hasta los 64 kg ¡madre mía! Bueno, en realidad sólo he cogido 2,1 kg en todo el embarazo, que no está nada mal pero el aumento de esta semana me asombró cuando lo vi en la báscula. También es cierto que he estado estreñida como comentaba más arriba, y que no suene a excusa barata jejeje. Así que ya he igualado el peso de la ginecóloga privada.

grafica-evolucion-peso-embarazo

Mis sensaciones y emociones

 

Aprovecho este apartado para agradecer todas las respuestas que recibí sobre mis dudas de la semana pasada respecto a mis humedades y demás. Definitivamente, creo que tengo alguna pequeña pérdida urinaria porque suele pasarme tras ir al baño, quizás debería quedarme sentada un ratito más en el baño pero nunca me acuerdo en el momento jejeje.

En cuanto a las sensaciones, el hecho de llegar a la semana 26 y entrar en el tercer trimestre me ha producido un alboroto emocional bastante importante, porque eso significa de que ya hemos recorrido dos tercios del embarazo y se aproximan muchos cambios en las próximas semanas. Dudas, incertidumbre, miedos, preguntas… se agolpan en mi mente y en la de Mr. D y hace que poco a poco vayamos atinando con todos los preparativos para hacer las cosas tranquilos y que no nos pille el toro.

Emocionalmente he estado más variable esta semana y he llorado por pequeñeces, me he molestado por otro tanto y me he reído por tonterías que me han hecho mucha gracia. Así está mi cóctel hormonal en estos momentos.

Firma Ms. E

Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.