Ya os lo contaba por Instagram hace unos días, he llegado al tope de mi sedentarismo y esto no puede ser. Parezco una viejilla con dolores aquí y allá. Todo el cuerpo contracturado, molestias everywhere. ¡Basta ya! Hace diez días fuimos Mr. D y yo al polideportivo del pueblo a enterarnos de los precios y los cursos que hay disponibles. Y, como estaba en la etapa primaveral de mi ciclo, decidí apuntarme al gimnasio y a algo más…

¡Yo! Que siempre he sufrido en las clases de gimnasia (en parte por mis problemas asmáticos y de espalda). Con deciros que el año que tuve apendicitis y estuve desde marzo hasta junio sin hacer gimnasia fui la persona más feliz del universo… ¡Esta sí que es una confesión en toda regla! Pero es que una es un poco (bueno, bastante) torpe y mi cuerpo no daba mucho de sí, todo hay que decirlo.

Pero es que últimamente me encuentro más tiesa que un palo de escoba así que al menos empezaré a ir cogiendo flexibilidad. Como veis no he dicho recuperar, porque la flexibilidad la perdí hace mucho tiempo atrás. Y mira que os he hablado veces de la importancia de hábitos saludables, pues ea, que yo con el tema del ejercicio estaba en standby. Así que toca predicar con el ejemplo.
A continuación os voy a contar mi plan, mis motivaciones y qué espero conseguir a medio plazo:

Plan para esta #OperaciónFitFitFit

  • Ir dos días al gimnasio por lo menos aumentando paulatinamente el tiempo de ejercicio semanal:
    • Hacer cinta, andando por supuesto.
    • Y quizás me anime con la elíptica.
  • Seguir comiendo sano e intentar comer los dulces justos.

Mis motivaciones son…

  • Voy a ir acompañada de Mr. D y así si me da un chungacillo siempre tendré a mi romeo dispuesto a socorrerme.
  • El polideportivo lo tengo al lado de casa, y cuando digo al lado, es que está a dos minutos andando.
  • Me voy a sentir más ágil y saludable.

Quiero conseguir…

  • Coger un hábito de hacer algo de ejercicio.
  • Bajar un par de kilitos.
  • Sentirme bien conmigo misma.

Y además…

  • Me he apuntado a un curso de dos meses en el que nos van a enseñar a hacer ejercicios para poner a punto el vientre y el suelo pélvico, 100% personalizado. ¿A que suena bien?
Así que allá que voy, a cambiar mis hábitos de manera progresiva y paulatina. Vamos a ponermos en forma en Villa Revuelta y encima por un precio súper razonable, que es lo mejor de todo, que la inversión económica es muy pequeña para el beneficio que va a tener en la salud.
No os preocupéis que tendréis noticia de mis peripecias con la #OperaciónFitFitFit, sobre todo, a través de las redes sociales así que si aún no nos sigues, no lo dudes más. Porque esto que va a ocurrir en Villa Revuelta es inaudito, inexplicable e inesperado. ¿Os lo vais a perder?
Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.