El día 1 de mayo, para empezar el mes bien (modo ironía on), mi R empezaba a asomar confirmando un nuevo fin de ciclo, el sexto. Que se dice pronto, ¡seis ciclos completados! Esto ya es una búsqueda prolongada en toda regla. Y tengo la suerte de que mis ciclos en estos tres últimos ciclos han sido de 27 días. Lo cual es una gran suerte a comparación de mis compañeras de viaje que tienen unos ciclos largos e irregulares. Si siendo regular no se consigue concebir, siendo irregular la cosa se complica porque cada mes es un eterno enigma. Pero no os preocupéis que lo vamos a conseguir, ¡cada vez estamos más cerca!.

Y ahora vamos a lo importante. Os cuento cómo han sido los días previos a la llegada de la R, a grades rasgos, porque este mes, como ya os adelanté en el post sobre la Fase de Ovulación, no he estado apuntando absolutamente nada así que os resumo todo lo que ha acontecido.

Síntomas

El día 24 de abril, justo a mitad de la Fase Lútea, empezaron a hacer aparición esos sofocos tontorrones que en estos meses se suelen alertar de la llegada de la R. Creo que haré una llamada telefónica a mi médico de cabecera para comentarle sobre esto porque antes de tomar la píldora no me pasaba que una semana antes de que me llegara la R ya estudiera con el termostato estropeado.
Esta semana he tenido lo que se podría denominar incontinencia urinaria, vamos que he ido al baño muy a menudo. Hubo un día que el desayuno no me sentó muy allá y algo de dolor y molestias en pechos y pezones. Vamos, que mi cuerpo juega al despiste total. Estamos como para identificar embarazo por la sintomatología ja, ja, ja. Me río de mí misma.

Emociones

 Este mes he llegado a la R mucho más tranquila emocionalmente. Las hormonas me han dado un descanso grande y no sé si ha tenido que ver el olvidarme de los TO, de apuntar en mis aplicaciones, de no entrar en el foro en el que solía participar. Por lo menos, este mes he pensado lo justo en el tema. O sea de poco a muy poco. Y eso me ha hecho sentirme bien y recibir a la R feliz, relajada y con ganas de que se vaya para intentarlo nuevamente.
 mensaje-positivo-busqueda-embarazo-prolongada

De cara al séptimo intento

Para este próximo intento, no vamos a hacer nada nuevo. Yo, por mi parte, seguiré sin hacer caso a nada que me pueda hacer pensar más de lo necesario en el tema. Disfrutaremos dándole al amor cuando nos apetezca. Y eso sí, quiero empezar a hacer algo de ejercicio suave, light, básico, para dummies (bueno paro, que al final me quedo como estaba) para moverme un poco porque mi trabajo se basa en estar sentada muchas horas y eso no es bueno, se mire por donde se mire.
Muchas gracias por todos los mensajes de ánimo que nos dejáis por las RRSS y en el propio blog, porque nos hacen llevar este proceso mucho mejor, con más fuerzas y energías. Porque aunque haya personas que tengan la suerte de que en un sprint consigan el positivo, para muchas parejas lograr un embarazo es una carrera de fondo, así que no hay que desistir.
Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.