Como anoche adelantaba a través de Twitter, ayer día 17 de diciembre de 2014 hizo aparición la R, justo en el día 28 del ciclo. Así que en el post de hoy voy a contaros cómo ha sido el mes, nuestras sensaciones al ver que ha llegado la R y los síntomas premenstruales que he tenido. La verdad es que pensaba que un intento fallido nos iba a afectar más, pero afortunadamente no ha sido así. Creo que hemos conseguido tomar consciencia de la dificultad que entraña concebir y estamos deseosos de afrontar el segundo intento.

 

Descripción:
Este mes no hemos seguido ningún patrón concreto para mantener relaciones y lo hemos hecho cuando nos apetecía, intensificando en la semana de ovulación. Mis aplicaciones me decían que ovularía el viernes 5 pero yo detecté por el flujo y los síntomas que había ovulado hacia el miércoles 3. Este primer mes no hemos recurrido a ningún tipo de ayuda como TO, Temperatura Basal, etc. Sí que hemos utilizado lubricante “sperm friendly”, de la marca Preseed, para tener relaciones más satisfactorias pero vamos, que lo que hemos hecho ha sido disfrutar de nosotros para evitar que se convierta en un acto monótono. La postura que hemos utilizado ha sido yo encima de él y sí que es cierto que he intentado quedarme después tumbada un rato.
Conclusión: el próximo mes más y mejor. Probaremos a utilizar el Preseed como coayudante para una mejor movilidad de los bichines de Mr. D.

 

Síntomas:
En cuanto a los síntomas que he tenido durante la fase lutea he de decir que han sido bastante intensos y variados, pero entre ellos he de destacar la hinchazón abdominal durante varias noches seguidas e insomnio (días 22 a 25 del ciclo), pinchazos en los ovarios, dolor de pechos, gases y algo de flujo.
El día 26 del ciclo por la tarde tuve un leve dolor premenstrual que ya me hizo sospechar que podría estar cerca la R, aunque a decir verdad una siempre tiene la esperanza de que sea un simple síntoma y que la R no aparezca. El día 27 de ciclo empecé a sentir como mi termostato se había jorobado, síntoma inequívoco de que la R se acechaba sin miramientos. Así que ayer, día 28 del ciclo se presentó -previo aviso de dolores premenstruales- y nos dejó con la miel en los labios.
Conclusión: Personalmente no me puedo guiar por los síntomas puesto que en mi fase lutea es habitual que aparezcan.

 

Sentimientos y sensaciones:
Como ya adelantaba en el inicio del post, la llegada de R nos ha afectado lo justo. Obviamente, nos hubiera encantado hacer atinado a la primera y tal pero el cuerpo humano es muy complejo. Ahora tenemos en nuestra mente disfrutar de estas primeras Navidades como marido y mujer, queriéndonos mucho y disfrutando de los nuestros.
¡Vamos a por el segundo intento!

 

Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.