Cambiar un pañal puede ser, en ocasiones, un deporte de aventura. Por lo menos, nosotros llevamos varios meses enfrentándonos a cambios de pañal complicados. Nuestra bebé, una toddler de 18 meses, no encuentra nada atractivo eso de cambiar el pañal tumbada. Se sienta, se tumba boca abajo o se intenta bajar de la cama. De hecho, hay veces que la única forma de cambiarle el pañal es poniéndose de pie. Pero claro, dos manos dan para lo que dan y sujetar a la peque, despegar los adhesivos, colocar el pañal correctamente y ajustarlo se convierte en misión casi imposible. Te diré más, por las tardes es aún más complicado porque directamente se niega a cambiar el pañal después de cenar. Por todas estas vivencias, no me pensé en absoluto participar en el Sello de Calidad de Madresfera en colaboración con Dodot. Hemos recibido en casa un paquete del nuevo producto de nuestra marca de pañales de cabecera en Villa Revuelta: Dodot Pants.

El pasado viernes recibimos en Villa Revuelta nuestro kit de prueba en un packaging rebonito:

dodot-pants-pack

  • paquete de Dodot Pants Talla 4 (9-15 kg) que contiene 34 unidades.
  • camiseta Talla 1-2 con un mensaje chulísimo.
  • díptico con información sobre Dodot Pants.

¿Qué tienen de especial los Dodot Pants?

A continuación te resumo cuáles son las características que definen a estas braguitas pañal:

  1. Se ponen fácilmente sin necesidad de que tu bebé este tumbado o tumbada. Se trata de un pañal en formato braguita que se ajusta a la cintura de cada peque gracias a su cintura elástica y suave. Sujeta pero no aprieta.
  2. Se quitan rasgando los laterales así que se pueden retirar también en vertical sin problema. A la hora de desecharlos tienen un adhesivo que permite depositarlo en la basura cerrado.
  3. Tiene canales de aire que permiten que el culete esté seco durante 12 horas. Vamos que tienen el mismo sistema de transportación que los Dodot de paquete azul.

Dodot Pants a prueba

Nuestra tester particular ha disfrutado mucho de la experiencia y nosotros hemos encontrado un plan alternativo cuando los cambios de pañal deben ser en vertical (sobre todo, por las tardes y en ocasiones fuera de casa). Aquí tienes nuestra valoración sincera de Dodot Pants basada en nuestra experiencia personal:

1. Formato braguita
Para ser sincera, pensaba que me iba a resultar mucho más cómodo este formato de pañal que los tradicionales pero lo cierto es que también tiene lo suyo poner estos pañales braguita. BabyE no para quieta y se pone de rodillas así que para subir el pañal tiene que ponerse de pie. Eso sí, es mucho más fácil de ajustar y mi impresión es que está más protegida ante posibles escapes porque los laterales elásticos son muy anchos. Un inconveniente que sí le veo es que si le tengo que poner pasta al agua, a la hora de subir el pañal, hay que tener mucho cuidado porque te la puedes llevar fácilmente.

2. Absorvencia
La absorvencia de estos pañales es la misma que la de los Dodot de paquete azul. La peque se levanta con el culete bastante seco y eso es gracias a los canales de aire que se forman por la disposición de los tubos de absorción en el pañal.

3. Escapes
No hemos tenido ningún escape y es que como ya decía antes, se ajustan muy bien al cuerpo de la peque. La cintura elástica es verdaderamente suave y no aprieta ni marca la piel del bebé.

4. Olor
La verdad es que he notado algo menos de olor que los activity plus que estamos utilizando por las noches y eso se agradece porque BabyE por las noches hace mucho pís aún.

La verdad es que nos han gustado bastante aunque pensábamos que nos iba a facilitar el cambio de pañales más, pero tenemos una bebé inquieta y muy activa que pone a prueba totalmente cualquier sistema de pañales. Nos ha convencido este sistema, sobre todo para las noches, porque el sistema de braguita hace que le ajusten mucho mejor los pañales y con lo que se mueve para dormir es más improbable que haya escapes nocturnos. Además, se levanta con el culete mucho más seco que con los activity.

Y tú, ¿conocías este tipo de pañales braguita para uso diario?

Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.