Una vez pasa el ecuador del embarazo, empiezas a pensar en todos los preparativos para la llegada del bebé. Uno de esos preparativos es el del bolso del hospital. Pero, ¿cuándo he prepararlo y tenerlo terminado? ¿qué he de llevar al hospital? De todo esto os hablamos hoy en el blog. Al final de esta entrada encontrarás una checklist para hacer tu bolso de hospital y que no se te olvide nada.

¿Cuándo empiezo a preparar el bolso del hospital?

No hay una respuesta correcta ni única. Todo depende de varios factores. A partir de las 20-25 semanas podemos ir organizando el bolso del hospital poco a poco. Con tenerlo listo para la semana 35 es suficiente en caso de que el embarazo vaya con normalidad y no haya amenaza de parto prematuro. De todos modos, si tienes la posibilidad de dejarla lista antes no hay ningún problema. Ese trabajo que llevarás adelantado, pudiendo descansar en las últimas semanas de gestación. Así que prepáralo cuando te sientas con ganas de hacerlo. Es un momento especial que yo disfruté mucho aun sin ser muy consciente del significado que tenía aquel preparativo.

¿Qué hay que llevar en el bolso del hospital?

Desde ya te digo que la gran parte de cosas que lleves no las vas a usar. Son pocas las cosas que usarás durante tu estancia en el hospital. Pero, si eres doña ‘por si acaso’, las llevarás igualmente. Otro de los factores que influyen es si el hospital donde darás a luz es público o privado. Eso va a determinar totalmente lo que incluirá tu bolso. Nuestra recomendación es que en tu lista incluyas tres apartados:
  1. Tus cosas
  2. Las cosas del bebé o bebés
  3. Enseres de.tu pareja/ marido o persona que vaya a pasar la mayor parte de tiempo contigo durante el ingreso.
Esta tercera parte de la lista puede que no se te haya ocurrido pero son muchas horas las que se pasan en el hospital y la comidas de tu acompañante harán más llevadera la estancia.

¿Qué cantidad de cada cosa llevar?

Complicada pregunta. Es difícil acertar con las cantidades. Algo que puede orientarte son las siguientes cuestiones:
  • ¿Darás a Luz en un hospital público o en uno privado? Normalmente en el hospital público tendrás a tu disposición compresas postparto así como pijamas, toallas y pañales para tu bebé. Si tienes dudas consulta en tu hospital.
  • ¿Cómo será tu parto? A esta pregunta es difícil contestar a no ser que el parto sea una cesárea programada que no es lo común. Por ese motivo, siempre es mejor meter cosas de más por si la estancia en el hospital fuera más larga de lo deseable.
  • ¿Tu hospital está cerca o lejos de tu casa? Parece una tontería pero no es lo mismo que él hospital donde vas a dar a luz esté a 5 minutos o a 30 kilómetros de tu casa. Cuanto más lejos esté el hospital de tu casa más concienzudamente pensarás en todos los imprevistos y ‘por si acasos’ que podrías llegar a necesitar.
  • ¿En qué época darás a luz? Puede que salgas de cuenta en una época del año en el que el tiempo sea muy variable. Eso te va a condicionar a tener que elegir una mayor variedad de ropa de primera puesta ante la suda de cómo hará.

¿Cómo hago mi lista? 8 pasos para organizar el bolso del hospital

Pero, ¿cómo voy preparando todo? Fácil y sencillo, aquí te dejo algunas ideas para confeccionar una checklist que te permita tener controlado todo lo que vas a llevar al hospital el día que te pongas de parto.
  1. Brainstorming. Soy muy fan de esta técnica de lluvia de ideas. Apunta todo aquello que creas imprescindible meter en tu bolso de hospital para ti, tu acompañante y tu bebé. Puedes coger un folio y hacer tres columnas para que sea más sencillo y haya cierto orden en el listado. Al final de este post puedes descargarte la que nosotros creamos para recibir a BabyE.
  2. Busca en Internet alguna lista de ejemplo o descárgate la nuestra más abajo. Así podrás completar tu listado inicial.
  3. Cuando creas tener la lista completa, pásala a limpio y al lado de cada cosa pon un recuadro para que tu lista se convierta en una checklist. Tranquila, seguro que añadirás o quitarás cosas hasta el final. Puedes señalarlas cantidades que llevarás.
  4. Revisa la lista y señala todo aquello que debas comprar. Puedes pintar el recuadro de tu color favorito para indicar que lo tienes comprado.
  5. Buscaremos el bolso o maleta que queramos usar como bolso de hospital. Mi consejo es que lleves por separado lo tuyo y lo de tu acompañante por un lado y lo de tu bebé o bebés por otro lado.
  6. Poco a poco ve metiendo en la maleta todo y al mismo tiempo haz una X en tu checklist para saber que la has metido.
  7. Con la checklist te ahorrarás sacar todo del bolso para comprobar que has metido tus imprescindibles y tu ‘por si acasos’.
  8. Dejaremos el bolso o bolsos en un lugar visible por si el parto se desencadenara de imprevisto y alguien tuviera que ir a buscarlo.

Descárgate nuestra checklist 

Parece un trabajazo pero en realidad no lo es tanto. De todas formas, te lo ponemos fácil. Aquí te dejamos nuestra checklist en versión imprimible para que la puedas usar para preparar tus bolsas.
Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.