A veces no somos conscientes de la repercusión que tienen nuestras acciones en el resto del mundo. Esta es la idea principal de la historia que te presento hoy. La semana pasada recibimos en casa Una bolsa de patatas fritas en Polinesia, libro perteneciente a la colección de El barco de vapor de literatura SM. ¡Anda que no he disfrutado en mi infancia de esta colección de libros!

Una bolsa de patatas fritas en Polinesia es una historia de Jordi Sierra i Fabra con un trasfondo que invita a la reflexión tal pensamiento crítico sobre cuán responsables somos de cuidar nuestro planeta y de las consecuencias que tiene no hacerlo. Todo esto a través de la mirada inocente y del desconocimiento de la protagonista de la historia, Shiya.

Tranquila, que no te he desvelado ningún secreto de la trama del libro. La verdad es que me gusta dar pequeñas pinceladas de información pero sin entrar en detalles concretos de la historia porque lo mejor es que cada persona la descubra por su propia iniciativa. Así que como viene siendo habitual en las últimas reseñas que he estado publicando te voy a contar las peculiaridades y también valoraré esta novedad editorial de junio de 2018.

¿Qué peculiaridades tiene Una bolsa de patatas fritas en Polinesia?

Este cuento destaca por múltiples razones:

  • Las ilustraciones: son fascinantes, de colores vibrantes y muy expresivas. La persona que ha ilustrado la historia, Òscar Julve, ha dado un toque de fantasía a este cuento.
  • La historia y su mensaje: como ya te habrás dado cuenta a estas alturas de la reseña, el mensaje que transmite la historia invita a detenerse, reflexionar y tomar conciencia de cuál está siendo nuestra contribución a la conservación del planeta.

Esta frase que aparece en la contraportada del libro me parece que refleja claramente la esencia que está historia quiere transmitir.

“La Tierra puede vivir sin nosotros, pero nosotros no podemos vivir sin la Tierra”

Nuestra valoración

A continuación, te explico qué aspectos de este libro nos han gustado. Esta historia la guardaremos para cuando BabyE tenga interés por la naturaleza y el medioambiente.

  • La edad recomendada de esta historia es de 6 a 9 años. El lenguaje que contiene la historia es rico pero no demasiado complejo y se adapta a este rango de edades sin problema.
  • El formato del libro y el tipo de letra utilizada es ideal tanto para aquellos niños y aquellas niñas que están aprendiendo a leer, como para quienes ya tienen un ritmo de lectura adquirido.
  • El material del libro es resistente, perfecto para llevarlo a la playa, a la piscina, al parque o de vacaciones.
  • La historia se lee fácilmente porque engancha e invita a seguir adentrándose en las páginas del libro capítulo tras capítulo. Además, el toque de fantasía que rodea a la historia la hace singular.

Así que es un libro muy recomendable y perfecto para seguir disfrutando del placer de leer durante las extensas vacaciones de verano que se presentan por delante a partir de esta misma semana. Si aún tienes dudas de si este puede ser uno de los libros de vuestro verano, en el enlace que tienes al inicio de esta reseña tendrás la posibilidad de leer el primer capítulo de esta historia.

Y tus peques, ¿ya tienen su primera lectura para este verano del 2018 seleccionada?

Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.