Quien me iba a decir que ya estaría escribiendo mi undécimo capítulo de la sección ‘Domingo Gastronómico’. Una pequeña andadura que espero siga su curso puesto que este mundo culinario y de conocer sitios nuevos me apasiona y si es para compartirlos y aconsejarlos a todas/os vosotras/os pues más aún.

No sé si os acordaréis pero un post antiguo os recomendábamos un restaurante italiano llamado ‘La Tagliatella’. En aquella ocasión nuestra experiencia descrita fue en Valencia y esta vez un poco más lejos, muy cerquita de donde vivimos, en nuestra querida Donostia. Reconozco de antemano que tienen muchas cosas en común, pues por eso es una franquicia, sin embargo, hay ciertos detalles que no son iguales en ambos lugares y también quiero exponéroslos.

Vayamos al meollo de la cuestión. La comida, como bien sabréis ya, porque sois unas/os expertas/os, es puramente italiana, es decir que la pasta y los diferentes aliños no faltan. La carta es extensa y está dividida principalmente en ensaladas variadas, arroces, surtidos de pastas rellenas y pizzas. Una de las características destacadas de este tipo de lugares es que el comensal puede personalizar lo que quiere y con los ingredientes que desea.

En nuestra visita con la familia, nos sacaron como aperitivo, y es costumbre, unas olivas pequeñitas que tienen un sabor muy especial y son un vicio, os lo puedo asegurar. A continuación, pedimos dos raciones para compartir de pan tradicional con tomate, cebolla y aceitunas, indispensable en vuestra visita. De seguido, optamos por compartir una ensalada cada dos personas. Las ensaladas escogidas fueron la ‘affumicata’ (variado de lechugas, bacalao, salmón, tomate confitado y maiz); la ‘Tagliatella’ (Variado de lechugas, crujiente de parmesano, nueces, tomate confitado…) y la ‘Torre di Pisa’ (Variado de verduras con mozzarella y paté de aceitunas negras).

tagliatella-donostia

Como plato principal elegimos 2 pizzas para compartir, que son de un tamaño considerable. Una llamada ‘Strabuona’ y la otra ‘Di Foie’. Ambas estaban ricas de sabor y la masa es finísima, lo que hace que no llene tanto la barriga.

Y como postre, nosotros, Ms. E y servidor elegimos helado de dos bolas, una de coco y otra de fior di latte. Algo muy recomendable si te has quedado saciado y quieres bajar un poco todo.

tagliatella-donostia

El servicio es diferente al que nos ofrecieron en Valencia. Aquí, te dejan más a tu aire aunque están muy pendientes de cuando terminas algo recogerlo para que no te ocupe sitio en la mesa y en la capital del Turia era más personalizado y un pelín más agobiante para el comensal, puesto que se quedaban quietos hasta ver que te faltaba algo en la mesa o lo que fuera. No obstante, ambos eran excelentes, cada cual en su estilo.

El comedor es apto para ir con sillas de niños, de hecho, vimos que aquello era un hervidero de madres con niños e incluso bebés. A diferencia de Valencia, en este de Donostia había menos sitio entre mesa y mesa, pero ello no impedía que estuviéramos apretujados ni nada por el estilo.

Si miramos al precio no es barato aunque tampoco es caro para la calidad de sus productos. Salimos a unos 16 € por persona aproximadamente.

La nota es idéntica a la que pusimos la pasada vez, un 9.5/10. Ideal para celebraciones, cumpleaños, para ir con los más pequeños o en familia.

Y por último, comentaros que tienen un servicio de pedidos por teléfono para su recogida en el restaurante.

Se ve que quien prueba repite. Un abrazo y que conste que ni voy a comisión ni nada, sólo que me he aficionado un poco a este lugar.

Otieta (Andoain) - Gipuzkoa con niños 5

Facebook Comments

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.