Nos situamos ya en el sexto mes de embarazo en esta semana 22, y ahora sí que empieza a dar vértigo todo. Parece que hasta no llegar al ecuador del embarazo, la cosa no va con una pero luego empiezas a repasar mentalmente lo que viene por delante y te das cuenta de que en verdad tienes todo por hacer. ¡Pero que no cunda el pánico! Aunque hay que empezar a pensar en muchas cosas, hay tiempo y poco a poco vamos tomando las riendas de la situación en Villa Revuelta. Esta semana ha habido alguna variación sintomática, un ligero aumento de peso, hemos visto a nuestro bebé en la ecografía morfológica de las 20 semanas, hemos hecho las primeras compras para Cosita Revoltosa y emocionalmente ha sido una buena semana ¿qué más se puede pedir?

Mis síntomas

Cada semana van cambiando un poco los síntomas y en esta semana número 22 han vuelto a aparecer unas molestias de regla muy sutiles, poco perceptibles realmente. Estos días han aumentado en intensidad las náuseas matitunas y nocturnas, y eso ha hecho que sienta ganas de vomitar frecuentemente. Y como novedad puedo añadir la congestión nasal que me tiene todo el día con la nariz medio taponada y haciendo estornudos que a veces me dejan dolorida la zona de las ingles.

  1. Dolores de regla leves.
  2. Calor, sobre todo, después de comer, ¡menudas fiestas!
  3. Ganas de hacer pipí más a menudo, incluso por la noche.
  4. Dolor en las tetis suave.
  5. Nauseas con mayor intensidad.
  6. Cansancio.
  7. Mal sabor de boca tras ingerir alimentos.
  8. Eructos e Hipo tras las comidas.
  9. Vómitos matutinos.
  10. Estreñimiento.
  11. Cambios en los senos y pezones.
  12. Picores en la zona de tripa y los pechos.
  13. Noto una sensación extraña, como un pececito nadando en mi tripa.
  14. Picores en las partes íntimas femeninas.
  15. Cambios de humor continuos.
  16. Mareos producidos por bajadas de tensión.
  17. Pinchazos en la zona de las ingles y la zona íntima.
  18. La tripa va creciendo.
  19. Empezamos a notar a Cosita Revoltosa de forma inequívoca.
  20. La memoria empieza a hacer estragos.
  21. Dificultad para respirar mientras camino.
  22. Congestión nasal.

Ecografía morfológica de las 20 semanas

Como os contaba este lunes, la semana pasada tuvimos la ecografía morfológica y fue muy especial por varios motivos: coincidió con el día de nuestro segundo aniversario de bodas, el bebé está perfecto y supimos que estamos esperando una niña. Por lo que un día más especial no puedo ser el día 6 de septiembre.

Primeras compras para Cosita Revoltosa

Aunque ya llevábamos mirando cosas para nuestra bebé desde hace una semana o así, todavía no habíamos comprado absolutamente nada, pero esta semana nos hemos animado. No sé si por el subidón de saber lo que es o porque ya tocaba, hemos comprado unos vinilos de pared para decorar la habitación de Cosita Revoltosa y un buzo de invierno como os adelantaba por Instagram. Os enseñaré todo con detalle en próximos post dedicados a las compras para nuestra pequeña.

Evolución del peso

Esta semana he ganado 300 gramos llegando a 62,2 kg. Desde luego que esta semana no me he privado porque aprovechando que Mr. D tenía vacaciones y que ha sido nuestro segundo aniversario de bodas hemos salido a comer un par de días por ahí y a merendar casi todos los días jejeje así que me conformo con el peso que ha marcado esta semana 22 la báscula.

peso-hasta-semana-22

 

Mis sensaciones y emociones

Esta semana ha sido emocionalmente tranquila aunque ciertas situaciones han conseguido perturbar un poco esa tranquilidad. Y es que quedar con amistades que saben que estoy embarazada y presentarse con bebés que están recuperándose de otitis y bronquiolitis o con otras amistades que han estado de fiesta y no saben si les ha sentado algo mal o han pillado pirrilera pues me fastidia sobremanera, por no utilizar palabras más gruesas. Yo personalmente no lo haría pero cada cual es como es y sabiéndolo, tomaré todas las precauciones que estén en mi mano para próximas quedadas.

Otra de las cosas que más me han molestado es que una de mis amigas no mide sus fuerzas de bestia parda y me toca la tripa como si fuera una pelota de gomaespuma ¡Perdona, que es mi tripa y está mi hija dentro! Me resulta muy incomodo tener que poner buena cara encima. Afortunadamente no les vemos muy a menudo así que eso que me llevo por delante pero bueno… ¡la gente tiene empatía nula y tacto cero! Ale, ya me he desahogado por esta semana jejeje.

Firma Ms. E

Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.