¿Alguien puede parar el tiempo? Empiezo a asustarme de lo rápido que llegan los domingos. Tanto que ya hemos cumplido 33 semanas de embarazo y esto parece que no va a frenarse de ninguno de los modos. Siendo sincera, he de decir que no se me está haciendo nada largo el embarazo a pesar de haberlo vivido desde el momento cero con el tratamiento de reproducción asistida al que nos sometimos para poder realizar nuestro sueño de ser padres.

Esta semana número 33, hemos tenido la séptima charla maternal, la ecografía del tercer trimestre en la Seguridad Social y hemos empezado a montar las cositas para Baby E. También he de decir que mis hormonas están bastante más irascibles de lo que han estado hasta ahora, pero no te adelanto más. Te lo cuento todo a continuación.

Mis síntomas

A nivel sintomático esta semana ha sido bastante tranquila. No ha habido vómitos matutinos. Lo que más he notado han sido que los tendones de todo mi cuerpo se revelan contra mí haciéndome pasar ratos dolorosos. Por ejemplo, el día 23 de noviembre se me montó un tendón del tobillo y terminé llorando del dolor mientras Mr. D, mi pobre marido, trataba de quitarme la molestia sin saber muy bien cuál era la mejor maniobra.

  1. Dolores de regla leves.
  2. Calor, sobre todo, después de comer, ¡menudas fiestas!
  3. Ganas de hacer pipí más a menudo, incluso por la noche.
  4. Dolor en las tetis suave.
  5. Nauseas con mayor intensidad.
  6. Cansancio.
  7. Mal sabor de boca tras ingerir alimentos.
  8. Eructos e Hipo tras las comidas.
  9. Vómitos matutinos.
  10. Estreñimiento y gases.
  11. Cambios en los senos y pezones.
  12. Picores en la zona de tripa y los pechos.
  13. Noto una sensación extraña, como un pececito nadando en mi tripa.
  14. Picores en las partes íntimas femeninas.
  15. Cambios de humor continuos.
  16. Mareos producidos por bajadas de tensión.
  17. Pinchazos en la zona de las ingles y la zona íntima.
  18. La tripa va creciendo.
  19. Notamos a BabyE de forma inequívoca.
  20. La memoria empieza a hacer estragos.
  21. Dificultad para respirar mientras camino.
  22. Congestión nasal y pequeños sangrados de nariz.
  23. Leves dolores de cabeza.
  24. Cambio en el flujo: noto más humedad en mis partes íntimas.
  25. ¿Contracciones de Braxton Hicks?
  26. Leves dolores de espalda, concretamente en la paletilla derecha.
  27. Picor en el ombligo y la barriga.
  28. Ardor de estómago.
  29. Noto el hipo de BabyE.
  30. Calambres nocturnos en las piernas.
  31. Calambres en la zona de los ovarios provocados por BabyE.

Por otro lado, los picores en la barriga me han vuelto a provocar darme crema a horas intempestivas de la madrugada. Y es que cuando pica, pica. Da igual que haga pocas horas que me haya aplicado la crema antiestrías, cuando comienza el picor ya no hay freno. La alternativa es rascarme el brazo en vez de la barriga, ¿te puedes creer que me calma?.

Séptima Charla Maternal

En realidad, la séptima charla maternal es la primera del total de 8 que se imparten en mi ambulatorio de referencia. El tema que se trató fue eminentemente anatómico. Carmen, nuestra matrona, nos presentó los órganos que intervienen en el embarazo. Quizás fue una se las sesiones más áridas. Lo mejor, ya sólo queda una sesión más.

Tras la charla, le enseñé mi brazo a la matrona porque la vacuna de la tosferina que me había puesto el viernes 18 de noviembre, me había hecho reacción local. Y aún es el día que tengo algo de marca de dicha reacción. Me dijo que me lo vigilase pero que no le diera mayor importancia.

Octava Ecografía del Embarazo – 32 Semanas

Si lees habitualmente el blog habrás visto el post que publiqué el pasado domingo con el resumen de lo que dio de sí la ecografía de las 32 Semanas en la Seguridad Social. En menos de 10 minutos la portentosa mujer que me atendió malmidió a mi bebé y me dijo que todo estaba bien. Ella tenía mucha prisa por salir, tanta que ni midió la frecuencia cardiaca de BabyE. Me molestó bastante su falta de profesionalidad y su indiferencia.

Lista de tareas pendientes

Hemos dado un empujoncito, durante esta semana, a la lista de tareas. La primera de ellas ha sido cambiar las cubiertas del coche. Íbamos a haber esperado a diciembre pero el lunes 21 se nos debió pinchar/rajar un neumático aparcando. El bordillo estaba hecho un asco y al ser un hueco justo mi marido tocó un par de veces la zona. El resultado, llegamos a casa y vimos que la rueda perdía aire. Al día siguiente llamamos a la grúa para que nos cambiara la rueda y el miércoles cambiamos las cuatro cubiertas.

De paso mi suegro nos ha cambiado los hidraúlicos del maletero porque a veces se nos caía el portón del maletero encima ¡menudo peligro!. De hecho, cuando vino el mecánico a cambiarnos la rueda pinchada se me calló en la espalda y me llevé un susto del carajo. Mi suegro, es chapista jubilado y nos consiguió unos nuevos amortiguadores para el portón. Ahora tenemos que tener cuidado porque se abre con mucha fuerza y para bajarlo hay que haber comido bien.

 

Aunque la semana pasada te contaba que las compras para nuestra bebé habían finalizado, esta semana ha caído alguna cosita más. Por ejemplo, hace unos días te enseñaba en Instagram la lamparita quitamiedos que compramos en la tienda física de Una Mamá en las Nubes. Tienen cosas preciosas a un precio muy competitivo. Esta lamparita la usaremos por las noches, para las tomas de pecho, para tener un hilo de luz y que no nos desvele en exceso.

Aprovechando las ofertas del Black Friday, también pedimos a Tutete.com una mariquita que proyecta estrellas en el techo a un precio inmejorable. Es de la marca B*Cloud y aunque había un montón de animales para escoger, nos quedamos con la mariquita porque tiene una carita y una forma especial. ¿Te gusta? Yo cada vez que la veo, me enamoro un poco más de ella.

Y también en esta semana 33 hemos recibido nuestro pedido de mamichic.com compuesto de un collar de lactancia, un sonajero para Baby E y una pulsera, todo hecho en silicona, libre de BPA y con un acabado precioso. Hemos aprovechado bien los descuentos que han estado vigentes durante este mes de noviembre y nos hemos ahorrado un buen dinero.

Finalmente, el domingo 27 montamos el carrito y casi morimos en el intento. Las instrucciones eran muy claras, quizás demasiado alentadoras. La realidad es que era un poco más complejo de montar de lo que inicialmente creíamos. Pero el resultado no ha podido ser más satisfactorio. Finalmente nos decantamos por el Stokke Crusi. La elección ha sido buenísima, es un carrito muy alto, cómodo y ligero. ¡Y se pliega fácilmente!. Así que han merecido la pena las dos horas de montaje. No tengo foto publicada por el momento porque tengo intención de hacer un par de post respecto a la elección del carrito y a lo que nadie te cuenta del montaje de los productos de puericultura.

Venga, vamos a hacer repaso de los avances en la lista de tareas:

  • Decorar la futura habitación de BabyE: poner vinilos decorativos y algún detalle. [Vinilos puestosFaltan detalles decorativos]
  • Terminar de comprar las cosas que nos faltan. [Terminadas las compras de maternidad y para BabyE]
  • Recibir las cositas para nuestra peque: carrito, silla para automóvil a contramarcha, minicuna de colecho, extractor de leche, trona,… porque aún no lo tenemos en casa. [Recibido]
  • Montar y preparar todo lo del punto anterior. [Carrito montado – Falta minicuna, trona-amaca, dispositivo SRI ACM]
  • Organizar el armario y los cajones de Baby E (quitar etiquetas, poner lavadoras, colocar ropa por tallas). [En proceso]
  • Preparar bolsos de hospital. Al menos, el listado de cosas a llevar en cada bolso ya lo hicimos algunas semanas atrás.
  • Cumplimentar el Plan de Parto.
  • Buscar información sobre permiso paternidad/maternidad. [Hecho]
  • Hacer lista de trámites de registro del bebé. [Hecho]
  • Cambiar las cubiertas del coche. [Hecho]
  • Limpiar el coche por fuera y, sobre todo, por dentro.

Esta semana también hemos buscado información sobre los trámites que debemos hacer una vez haya nacido BabyE, de modo que sólo tendremos que ir tachando de la lista los trámites. Parece una tontería, pero al final son bastantes los pasos a dar y hay plazos para hacer según qué trámites así que por ese lado estamos muy tranquilos en Villa Revuelta.

Evolución del peso

En esta semana el aumento de peso se ha vuelto a disparar un poco porque debido al mal tiempo he andado menos de lo que acostumbro. Y eso a estas alturas se nota. El aumento ha sido de 700 gramos y con ello hemos alcanzado los 66,9 kg. En total he cogido 5 kg. desde el inicio del embarazo. Eso sí, yo me veo una barriga de dimensiones desproporcionadas.

evolucion-peso-hasta-semana-33-embarazo

Mis sensaciones y emociones

Como ya te comentaba al inicio de esta entrada, esta semana me he notado más irascible. Más protestona con todo lo que ocurría a mi alrededor. Y es que no lo puedo evitar, lo tengo que verbalizar. Espero que este cambio hormonal desaparezca pronto porque no me gusta llevarme malos ratos por cosas, que mirándolas con perspectiva, son nimiedades. Por lo demás, estoy bastante tranquila respecto a todo. Quizás eso me asusta un poco, porque a sabiendas de que aún quedan muchas cosas por hacer, parece que la cosa no va conmigo. Me tengo que poner las pilas.

Facebook Comments

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.