Según va avanzando el embarazo toca hacerse controles y pruebas. Si os soy sincera, durante el segundo trimestre ‘per se’ no he tenido analíticas a excepción de la que me hicieron el pasado día 14 de octubre. Una analítica de sangre cuyos resultados tenía que recoger a los tres días en la tercera visita a la matrona, tal y como me dijo el ginecólogo de la Seguridad Social en la última visita del 12 de septiembre. Así que os voy a contar todo lo que ha dado de sí con la analítica de sangre y la visita a la matrona en una misma entrada para agilizar las publicaciones porque tengo tantas cosas que contaros que tengo post en lista de espera, no os digo más.

La analítica de sangre

Como ya os había adelantado, el 14 de octubre me presenté en ayunas a la extracción de sangre en mi ambulatorio de referencia. Esta vez eran sólo tres tubos en vez de cuatro, que a la hora de la verdad da igual porque de un pinchazo llenan todos. Entré y cuando vi que la enfermera era la misma que la de la primera analítica del embarazo respiré aliviada por la buena experiencia que tuve con ella. Como ya sabéis, mis venas son puñeteras y si las enfermeras no tienen pericia la escabechina es de importante magnitud. Estos son los parámetros que pidieron para esta segunda analítica:

analitica-segundo-trimestre-volante

La extracción de sangre fue exitosa, no me enteré de nada y no me quedó recordatorio de que me habían hecho escabechina así que yo con eso ya soy feliz.

Tercera visita del embarazo con la matrona

Tres días después de la analítica, el día 17 de octubre tenía cita con mi matrona de la Seguridad Social, Carmen. Llevaba muchas preguntas para hacerle, dudas y además me tenía que dar los resultados de la analítica. Os cuento los pormenores de la visita en orden cronológico para que no se me olvide nada.

Tensión, peso y latido de BabyE

Lo primero que hizo la matrona tras ver mi cartilla del embarazo fue tomarme la tensión que marcaba 98/55, en mi línea jejeje. Después me dijo que me quitara algunas prendas de ropa y las deportivas ¡con lo que me había costado ponérmelas jajaja! Me pesó y su báscula marcó 64,2 kg después de desayunar y sin haber ido al baño; que son detalles importantes y que seguro que influyen en la fluctuación del peso, pero si le quitamos medio kilo de ropa da justo lo que pesaba el día anterior en casa, es decir 63,7 kg.

Tras estas dos mediciones me hizo tumbarme en la camilla para oír el corazón de Cosita Revoltosa. Al levantarme la camiseta aproveché para decirle que me picaba mucho la zona del ombligo y me dijo que era normal y que me hidratara más a menudo la zona. Puso el doppler y escuchamos el corazón de la pequeña que iba en ritmo y frecuencia perfectamente. No me cansaré de oír ese sonido rítmico y perfecto jamás.

Resultados de la Analítica del Segundo Trimestre

Me volví a poner todo lo que me había quitado de ropa y calzado y me imprimió los resultados de la analítica que me había hecho el viernes anterior. Me dijo que tenía un poco de anemia y que si estaba tomando algo de hierro. Le dije que estaba tomando Femasvit, que lleva hierro y me comentó que igual el ginecólogo en la próxima consulta me mandaría un poco más de hierro para completar esa carencia.

Miré el resto de valores y salían unos cuantos alterados así que ni corta ni perezosa le pregunté si eso estaba dentro de la normalidad y me dijo que sí, que la mayoría de valores estaban relacionados con el hierro y que por eso salían alterados.

Nuevas pruebas y próximas citas

Finalmente, hablamos de las siguientes pruebas a realizar. De hecho se extrañó de que el ginecólogo no me hubiera mandado el urocultivo junto con la analítica de sangre y la prueba del Test O’Sullivan. El análisis de orina y el Test O’Sullivan me los puso para el pasado lunes, día 24 de octubre. El día 27 me llamará la matrona para darme los resultados de la glucosa porque si saliera alterado tendría que repetirlo.

Por otro lado, me pidió la ecografía del tercer trimestre, la cual me harán el día 24 de noviembre a las 13:15 h en el mismo centro que la anterior eco de la Seguridad Social ¡anda que no queda! y la próxima cita con el ginecólogo la tengo el día 28 de noviembre a las 9:30. Tengo la ligera impresión de que todo va un poco desacompasado y a destiempo aunque según me ha dicho la matrona entra dentro de sus márgenes según su gestograma.

¿Qué os parece a vosotras todo este galimatías de citas y pruebas diseccionadas?

Por cierto, si sois de las que celebráis Halloween, que paséis una noche terroríficamente buena.

Firma Ms. E

Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.