Otra semana más que se nos escapa de las manos, y ya van 25. Esta semana ha sido bastante tranquila hasta el fin de semana, en el que he empezado a notar un cambio en el flujo que me tiene en alerta y, además, creo que he empezado a notar las primeras contracciones de Braxton Hicks, así, todo de golpe. También hemos proseguido con la compra de alguna ropa para nuestra pequeña BabyE y tuvimos ecografía el día 29 de septiembre en la ginecóloga privada. Así que este diario semanal promete ser extenso y necesitaré de vuestra experiencia para salir de dudas sobre varios aspectos ¿me acompañáis?

Mis síntomas

Ya os comentaba en el diario de la Semana 24 que volvía a padecer malestares matutinos y esta semana ha ido en la misma dirección aunque no he llegado a vomitar se han rifado bastantes desayunos. Afortunadamente, estos malestares suelen durar bastante menos que antes y eso ya es mucho. Esta semana número 25 no he sangrado de la nariz pero se han incorporado dos nuevos síntomas que me han preocupado un poco, sobre todo el cambio del tipo de flujo. Noto como más humedad en mis partes nobles y puede que sea normal, no lo sé. También es cierto que se ha intensificado la frecuencia de hacer pipí y puede que esté todo relacionado. Pero no quiero darle demasiadas vueltas. Si a esto le sumamos que creo haber sentido esas famosas contracciones de Braxton Hicks, mi cabeza se vuelve majareta. Lo que noto es como una presión hacia abajo, como si la bebé se pusiera en la zona más baja de la barriga y en ese momento me cuesta respirar un poco. Intento controlar la respiración y se pasa enseguida, pero bueno, estas y otras cosas se las preguntaré a la matrona en breve.

  1. Dolores de regla leves.
  2. Calor, sobre todo, después de comer, ¡menudas fiestas!
  3. Ganas de hacer pipí más a menudo, incluso por la noche.
  4. Dolor en las tetis suave.
  5. Nauseas con mayor intensidad.
  6. Cansancio.
  7. Mal sabor de boca tras ingerir alimentos.
  8. Eructos e Hipo tras las comidas.
  9. Vómitos matutinos.
  10. Estreñimiento.
  11. Cambios en los senos y pezones.
  12. Picores en la zona de tripa y los pechos.
  13. Noto una sensación extraña, como un pececito nadando en mi tripa.
  14. Picores en las partes íntimas femeninas.
  15. Cambios de humor continuos.
  16. Mareos producidos por bajadas de tensión.
  17. Pinchazos en la zona de las ingles y la zona íntima.
  18. La tripa va creciendo.
  19. Empezamos a notar a Cosita Revoltosa de forma inequívoca.
  20. La memoria empieza a hacer estragos.
  21. Dificultad para respirar mientras camino.
  22. Congestión nasal y pequeños sangrados de nariz.
  23. Leves dolores de cabeza.
  24. Cambio en el flujo: noto más humedad en mis partes íntimas.
  25. ¿Contracciones de Braxton Hicks?

Ecografía de las 24 semanas en la ginecóloga privada

El próximo lunes os contaré detalladamente cómo se desencadenó esta cita en la clínica privada donde nos sometimos al Tratamiento de Fertilidad y llevamos un control complementario del embarazo. Pero os puedo adelantar que BabyE estaba bien, sentadita en el útero de la ama y más feliz que una perdiz. Nuestra Cosita Revoltosa ya pesa más de 650 gramos aunque no sabemos cuánto mide ¡cachis! Por cierto, esta cita tuvo lugar el día 29 de septiembre a las 17:30, bueno 20 minutos más tarde porque la Dra. M iba con retraso. Pero a lo dicho, el lunes os lo cuento todo.

Inventario de ropa para BabyE

Este fin de semana hemos estado haciendo inventario de todas las cosas que ya teníamos compradas respecto a la ropa. Más que nada para saber de qué vamos sobrados y en qué tenemos que centrarnos. Bueno, pues sorprendentemente tenemos más cosas de 3 a 6 meses que de 0 a 3 meses. Así que toca poner el foco en esta primera etapa. Si os interesa puedo colgar la tabla de Excel que nos hemos hecho para saber qué tenemos de cada cosa.

El tema de pijamas y bodies lo hemos resulto prácticamente, ahora nos falta comprar algo de ropa para salir a la calle y aquí en Euskadi los inviernos son fríos así que para la primera etapa optaremos por conjuntos de algodón que nos permitan meterle en un buzo. Os hablaré de todas estas cosas en las próximas semanas. Que no os creáis, nos está costando la vida encontrar ropa que sea de algodón 100%, sobre todo para los 3 primeros meses. Más que nada porque el algodón es hipoalergénico y para evitar alergias o irritaciones cutáneas, pero en las tiendas no nos lo ponen nada fácil jejeje. Como por ejemplo este que nos regalaron mis padres y que hace unos días os enseñé vía Instagram.

 

Evolución del peso

Esta semana me he mantenido en los 63,3 kg, como dice mi marido no ha habido sorpasso (¡qué daño está haciendo la política actual en la vida cotidiana! jajaja). Y eso que en el peso de la gine privada la báscula decía que pesaba 64 kg (con ropa y zapatos, claro). En fin, que me siento satisfecha de haberme mantenido porque aunque hacemos comidas limpias no me privo de comerme mis cositas dulces o mis patatas fritas.

 

peso-hasta-semana-25

Mis sensaciones y emociones

A nivel emocional la semana se ha dispuesto tranquila hasta el domingo día 2 de octubre, día en el que cumplíamos las 25 semanas, por la tarde-noche. Como ya os he ido adelantado a lo largo de toda la entrada mis humedades inferiores y la posible aparición de las contracciones de Braxton Hicks acompañado todo ello de un cansancio bastante pronunciado, provocado en parte por no haber descansado bien la noche anterior y no haberme echado una siesta reparadora, dieron como resultado un malestar que duró varios minutos. Me entró un tembleque en las piernas y los brazos, yo creo que fruto del cansancio y de la preocupación de que algo pudiera ir mal y que esas humedades de los bajos fondos no fueran normales que me hizo visualizarme en urgencias de maternidad. Finalmente, todo remitió por sí sólo y como notaba a BabyE moverse tan ricamente no creímos conveniente desplazarnos, lo que necesitaba era descansar.

Todo esto me da qué pensar y es que al final en cada etapa del embarazo aparecen miedos diferentes y quizás más salvajes que los anteriores. Afortunadamente, a través del autocontrol parece que obtengo buenos resultados aunque el cambio del flujo sigue manteniéndome a alerta ¿a vosotras os pasó algo similar en algún momento del embarazo? ¿O me estoy comiendo la cabeza en exceso? Necesito leer vuestros comentarios. ¡Gracias por leerme y por todo el feedback que me dais a través del blog y de las redes sociales!

Firma Ms. E

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.