Toca hacer balance de todo lo experimentado y acontecido a lo largo de este año. Para situaros mejor, nos encontramos en el catorceavo intento, que se dice pronto, un proceso arduo que nos lleva a sacar también nuestras propias conclusiones. Esperemos que esté sea el intento definitivo. Sin embargo, de cara a inicios del año próximo es posible que nos llaman del Hospital para la primera inseminación artificial, algo novedoso para nosotros pero que puede ser la solución a nuestros problemillas. Mientras tanto, seguiremos debereando como los que más para que todo puede fluir de manera natural.

Acontecimientos 2015:

  1. Comenzábamos el año con mis pensamientos un tanto desajustados. Éstos no me permitían centrarme en lo que realmente importaba, no evolucionaba en lo que a posturas nuevas se refiere y como consecuencia era practicar esa en concreto o me descentraba por completo.
  2. No sentía ninguna presión por concebir aparentemente aunque mi cerebro y sobre todo mi cuerpo no estaban relajados.
  3. Los comentarios de los de mi alrededor no favorecían en mis pensamientos, que si se quedaron enseguida (según ellas), que si no os preocupéis que todo llegará y esos topicazos típicos, hablar por hablar vaya.
  4. Probamos productos que creíamos nos vendrían bien para concebir. Éstos hacían que nuestras relaciones fueran más placenteras pero no arreglaban el problema de raíz, por lo tanto, estuvieron bien hasta que nos cansamos de ellos.
  5. Sufrí alguna que otra envidia sana de ver tantos y tantos críos por la calle y de tener casos tan cercanos pero todo ello se ha esfumado afortunadamente.
  6. Resultados de los seminogramas en orden y vivencias curiosas en mis dos visitas.
  7. Dí una oportunidad a la medicina natural acudiendo a una reflexóloga, más conocida como Ami. Aún continúo tomando pastillas que me ayudan a sentirme más tranquilo, a limpiar mi cuerpo por dentro y a mejorar mi calidad espermática.
  8. Me apunté a francés por ocupar mi tiempo libre e instruirme. El resultado está siendo positivo puesto que ello me ayuda a desconectar mucho del tema niños.

Conclusiones:

A día de hoy puedo decir que, en su conjunto, el año ha sido positivo para ambos. Creo que ambos estamos en un constante aprendizaje mientras esperamos a nuestro bebé, bebés o lo que quiera venir, nos hace sentirnos más preparados tras haber visto y leído tanta y tanta información de este fantástico mundillo. Además, como pareja nos ha unido más el que no hayamos acertado de pleno a la primera de cambio porque hemos encontrado la manera siempre de salir airosos y de ser positivos frente al tema. No ha sido un camino de rosas, pero creo que es para sentirnos satisfechos y máxime aún, cuando lo estamos y lo hemos dado todo hasta la fecha, hay veces que no se puede luchar contra natura y la vida te pone obstáculos (el cuerpo de Ms. E puede dar constancia de ello). En resumen, no hay mal que por bien no venga y lucharemos hasta el final por ser papis. 

Os informo que estas dos semanas habrá menos publicaciones debido a las festividades, nuestros cerebros necesitan también un pequeño respiro y aire fresco.

Agradecemos vuestra atención y consejos. 

Pasarlo estupendamente en estas fechas tan señaladas.

Un abrazo,

Otieta (Andoain) - Gipuzkoa con niños 5

 

Facebook Comments

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.