Os doy la bienvenida a mi nuevo post de ‘Confesiones’, donde estoy de celebración y que no quepo en mi gozo, pues mi cerebro al fin ha encontrado la paz y equilibrio que necesitaba. Nunca pensé que me iba a dar tanta guerra, que iba a pasar por todo este cúmulo de sensaciones que no me dejaban centrarme en lo que realmente importaba. El camino no ha sido fácil y todas/os sois testigos de ello. Ahora sólo espero que lo que ha empezado no termine jamás.

Supongo que estaréis pensando que no sabéis a lo que me estoy refiriendo, iré al grano, hablo de que he cambiado de postura al hacer el amor con mi pareja. Todo un innovador vaya. Algunos pensaréis que menuda novedad, pero en mi caso sí lo está siendo y lo mejor es que  mi cuerpo, y sobre todo mi mente, lo han aceptado, algo que parecía que nunca podría conseguir.

Desconozco si este resultado puede ser por el tratamiento que estoy recibiendo de Ami (aunque mis dudas me generan, pues antes también tomaba la misma medicación y no ocurrían estas cosas), bien porque me encuentro mejor, más tranquilo y tal o bien porque debía de suceder algún día y sin más explicación.

El caso es que me siento feliz como una perdiz, mi pareja también lo agradece, y creo que también se lo debía puesto que la postura que practicábamos no creo que fuera la más adecuada para concebir y la más cómoda para ella. Ahora ella puede ser un poco más sumisa y el cansancio puede llegar a ser menor en su caso en detrimento del mío, que ya tocaba. Aun y todo el sacrificio no está siendo nada severo pro el momento.

Y como sigo con el positivismo en lo más alto, espero y deseo que con este nuevo descubrimiento postural, al margen de que haya sido un alivio y un logro personal que tanta falta me hacía, pueda traer el ansiado positivo, nuestra meta común. Al decir estas cosas pienso que algún día podremos decirle y explicarle a esa/s personita/s que esperamos con tantas ganas de lo dichosos que nos hizo/hicieron, lo que luchamos por él/ella/los/las, y del proceso que llevamos a cabo para su concepción.

Nuestro lema a partir de ahora será no pensar, sólo sentir y disfrutar de cada instante y lo que tenga que ser será. No queda otra.

Gracias por leerme una vez más y seguirme en este mi pequeño espacio para desahogarme.

3c9b6-mrdfirma

Facebook Comments

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.