Durante una búsqueda de embarazo prolongada aparecen dudas, posibilidades, ideas… ¡de todo! Nosotros en su momento nos planteamos hacernos un seguro privado. Estuvimos a punto de contratarlo. Al final decidimos esperar. Y la verdad es que con la buena experiencia que estamos teniendo con la SS seguimos sin planteárnoslo a día de hoy. Como ya os conté hace un par de semanas, en septiembre decidí ir a la consulta de una mujer, Ami, que es reflexóloga y trabaja con medicina china. Todo ello por recomendación de unos amigos. A la primera visita fui yo sola y me hizo un diagnóstico preliminar. Esto fue el día 1 de octubre. Bien, pues el 22 del mismo mes tenía la segunda cita. Pero en esta ocasión Mr. D también venía conmigo. Finalmente, decidió conocer a Ami y su trabajo.

Llegué yo primera y enseguida llegó Mr. D que había ido a aparcar el coche. Yo llevaba mi carpeta color verde esperanza con todos los informes de reproducción. Los estuvo revisando atentamente e iba balbuceando algunos datos que le llamaban la atención… Cuando terminó de leerlos nos dijo que se podía mejorar.

¿CÓMOOOOO? Al oír eso nos miramos Mr. D y yo entre asombrados y felices. Nos estuvo explicando que yo tenía que tomar unos comprimidos para seguir limpiando las reglas y eliminar los quistes.De los resultados de Mr. D nos dijo que el número de esperma normal, aunque estaba dentro de los límites -7% siendo 4% el mínimo- estaba bastante bajo y que con él se iba a concentrar en mejorar eso.

Una vez que nos explicó eso, yo pasé a la camilla y comenzó con la reflexología. Cuando me tocó la parte del útero me dolió y me dijo que era normal teniendo en cuenta que al día siguiente me tenía que bajar la regla. En esta ocasión me hizo mucho menos daño en todas las zonas que me tocó y me dijo que las trompas ya estaban más limpias. El caso es que cuando me hicieron la histerosalpingografía sólo llevaba dos días tomando los comprimidos para limpiar las reglas. También me explicó que el hecho de que mi sangre se coagulara hacía que un embrión fecundado no pudiera obtener alimento, puesto que es de lo que se nutre cuando empieza a producirse la división. También me dijo que debía seguir limpiando el aparato digestivo y para ello tomar mi infusión de menta con unas gotas. Y me dijo que si tenía cabreo, que me lo notaba en la lengua. El simpático de Mr. D dijo que sí y yo me quedé a cuadros. La verdad es que antes de que llegue la regla siempre estoy un poco más irritada.

Ahora era el turno de Mr. D, se subió a la camilla y en cuanto empezó a tocarle los pies su expresión cambió. Le estaba haciendo daño. Le dijo que tenía la vejiga inflamada y que tenía ansiedad (esto último, tras mirarle la lengua). Así que también le estableció un tratamiento con comprimidos que se llaman bases pero que en verdad no sé en qué se fundamenta. Tengo que buscar, con más tiempo información al respecto. Y aquí sí que aclaro que ella no es quien vende esos productos naturales, que hay que comprarlos en la herboristería. Y también tiene que acompañarme con las infusiones, jijiji.

El caso es que nos cobró lo que vale una consulta de una hora y no el doble como habíamos imaginado, lo cual es todo un detalle. Nos dijo que prefiere trabajar con ambos y ponernos a punto a los dos porque a nada que los dos tengamos algo, por mínimo que sea, la concepción se hace mucho más difícil. Y además nos comentó que si no consiguiéramos quedarnos de forma natural en estos tres meses de tratamiento, nuestros cuerpos iban a estar perfectos para que la IA tenga más posibilidades de éxito. Lo cual nos da tranquilidad y nos hace confiar en que por lo menos, nosotros vamos a estar en condiciones óptimas para afrontar los próximos meses.

Próxima cita: esta tarde. Sí, como leéis. Esta tarde tenemos la tercera cita en la que le tengo que dar cuenta de cómo ha sido mi regla y trabajará con nuestros pies para aprovechar la ovulación puesto que estos días son los señalados. Esta cita se repetirá en los dos meses próximos, justo en la semana de ovulación también. Así que la semana que viene os contamos qué novedades obtenemos de la cita de esta tarde.

Firma Ms. E

Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.