¿Qué hay más hermoso que ver a los niños/as disfrutar y aprender al mismo tiempo sobre algo?; ¿cuántas/os de vosotras/os habéis coleccionado algo cuando erais pequeños y depositabais toda vuestra ilusión en ello?; ¿a quiénes de vosotros/as os siguen gustando a día de hoy esas mismas cosas y se las inculcáis a vuestros/as hijos/as?. Todo esto viene a colación de que yo coleccionaba minerales y fósiles de pequeño, compraba todos los fascículos, e incluso, pedía alguno si se me había pasado. Los cuidaba como oro en paño y los estudiaba como paleontólogo al uso. Me fascinaba aquel mundo y todo lo que rodeaba a la madre tierra.

Pienso que es una afición que relaja, hace despertar la imaginación de los más pequeños e incluso puede llegar a convertirles en unos experimentados buscadores de tesoros ocultos. Todo esto y mucho más puedes descubrirlo en una feria anual que se celebra en la localidad de Urretxu (Guipuzcoa). Se encuentra situada a unos 55 kilómetros de la capital de la provincia (San Sebastián) hacía el interior. Celebran su vigésimo octava edición los días 6, 7 y 8 de noviembre, casi siempre el primer fin de semana de noviembre, valga la redundancia. Lo hacen en el frontón cubierto del pueblo. He tenido la oportunidad de asistir 2 veces a esta feria y ninguna de las dos me ha defraudado. Me he divertido como un enano, vislumbrando toda aquella belleza y pienso que en familia os lo pasaréis pipa, puesto que no sólo puedes ver o intercambiar minerales y fósiles sino que organizan actividades para que los niños estén entretenido y les enseñan cosas acerca de este mundillo.

CarterlMineralesUrretxu

Cartel de la Feria de este año

Organizan búsquedas de pirita, un mineral brillante originario de la La Rioja, dentro de una imitación a una cueva donde les ponen casco y les dan un pico para que puedan escarbar. También alrededor del lugar hay talleres diseñados para ellos, con mesas para dibujar, juegos y monitoras que les explican el valor de estos pequeños grandes objetos.

Es una feria de reconocido prestigio a nivel nacional puesto que vienen expositores de toda la geografía española. A ésta también acuden como no podía ser de otra manera, expertos en la materia, los cuales miran minuciosamente a cada mineral o fósil y realizan compras e intercambios. Asimismo, el lugar de exposiciones es lo suficientemente amplio como para dedicarle unas cuantas horas a aquello.

Las veces que he ido he acabado con algún mineral en mi poder pues hay tanta variedad de colores, formas y tamaños que es casi imposible irse con las manos vacías. Gracias a esta feria he ido ampliando mi colección, a la cual le tengo un cariño muy especial, a pesar del paso de los años. Es más, cada vez que puedo y voy al monte suelo mirar al suelo en ocasiones para ver si encuentro algún mineral o fósil, que no sería la primera vez vaya.

En definitiva, os recomiendo este plan por lo constructivo e fascinante que es. Apto por supuesto como he dicho antes para ir en familia y pasar el día. El pueblo es bonito y sus alrededores también merecen la pena.

Un abrazo,

Otieta (Andoain) - Gipuzkoa con niños 5

Facebook Comments

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.