Volvemos a encontrarnos para mostraros otro de los lugares bellos que ofrece esta población de Andoain. Está un poco alejada de la civilización, aunque cerquita del centro del pueblo. Recomiendo ir andando ya que el paisaje y los caminos invita a ello. Por el camino encontraréis sorpresas de todo tipo donde surcaréis por un par de túneles y un puente en altura, donde realizar unas instantáneas maravillosas. Una vez pasado el segundo túnel, el más largo, se encuentra nuestro Parque de Otieta. También se puede llegar a allí en coche, pero pienso que no es lo mismo, le quita un poco el encanto. El lugar posee aparcamiento para un montón de vehículos aunque en verano suele estar bastante concurrido, por ello lo mejor es madrugar un poco para coger sitio seguro.


Lo primero que os encontraréis será con una cuesta pedregosa que va a dar a un merendero situado a diferentes alturas. Como bien podréis comprobar en la imagen de abajo, se compone de zonas verdes bien cuidadas y limpias repletas de grandes arboledas y de mesas y asientos de madera. También cuenta con un espacio reservado para los amantes de las barbacoas, eso sí, respetando siempre el medio ambiente. Asimismo, habrá suficientes papeleras para echar residuos. Un lugar casi idílico para respirar aire puro y pasarlo en familia con sus hamacas, toallas o lo que sea.

Merendero del Parque de Otieta

 

Si bajáis la cuesta hacia abajo daréis de lleno con un puente pequeño de madera por donde pasa por debajo el agua del río. Y es ahí donde podréis poner a remojo las piernas y tobillos si es que estamos acalorados pues no tiene prácticamente nada de profundidad. Sin embargo, si lo que estáis buscando es un chapuzón, a unos cuantos metros más abajo, tenéis el río de mayor cauce escoltado por un puente majestuoso, de estos que merecen ser fotografiados. Allí, es muy común ver a gente pescando en las rocas e incluso he llegado a ver cómo grababan secuencias de alguna película que otra.

 

El imponente puente cerca de Otieta
En pocas palabras, es un lugar que reúne en poco espacio belleza y diversión de fin de semana. Idóneo para ir con niños para enseñarles lo bonita que es la naturaleza, bien para desconectar del ruido por un rato, o simplemente para dar un paseo y sentirte como un explorador por sus  amplios alrededores. No dudéis en visitarlo y en contarme vuestra experiencia una vez hayáis estado. Nos citamos en un siguiente episodio. Muchas gracias por seguirnos fielmente.

Un abrazo,

 

Facebook Comments

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.