Los embarazos múltiples se han convertido hoy en día, en algo de lo más normal, en algo que vemos muy a menudo por nuestras calles, debido en parte, a las técnicas utilizadas (reproducción asistida, inseminación artificial o algún otro tratamiento de fertilidad), y a factores como antecedentes familiares, edad y raza. Digamos que quedarte embarazada de dos es producto del azar, pero si cumples varios de los factores mencionados da por hecho de que tienes bastantes papeletas desde el inicio. En nuestro caso, seguimos con nuestra búsqueda de uno/a, sin embargo, ¿por qué no pensar en un embarazo de dos?. Algunos pensarán que dos es el número ideal y que si ya los tienes ya tienes la parejita famosa y ya te olvidas, pero, ¿realmente se da por hecho de que todo el mundo quiere la parejita?. Os explicamos nuestras preferencias y lo que vamos viendo por ahí que nos llama la atención al respecto.

La pregunta del título me la he estado haciendo unas cuantas veces recientemente y la respuesta ha sido idéntica para todas ellas y la cito literalmente ‘no me importaría, eso sí, ojalá sean dos niñas, o chico y chica, puesto que dos chicos me imagino que sería una locura’. Yo es que siempre he visto a los chicos como más embrutecidos y revoltosos y sinceramente creo que con uno bastaría. Sin embargo, es algo azaroso y no lo puedo elegir a la carta, lo sé, lo digo si me diesen a elegir, que sé que no, pero de ilusiones vive uno. Razonablemente hablando, si estuviese de camino una parejita de dos chicos no tendría ningún problema, los aceptaría y los querría con locura tal y como lo haría con el resto de combinaciones posibles. Al fin y al cabo, serían  hijos/as de mi mujer y míos, fruto de un amor incondicional.

Cuando se habla de dos, una de las cosas que se vienen a la cabeza instintivamente es ‘¿cómo podrá la pareja afrontar tanto gasto’?, Yo soy de los que piensan que si mi abuela parió a 7 hijos/as y mi otra abuela a otras/os tantas/os y salieron adelante, ¿cómo no van a conseguirlo los demás?. A veces me da por pensar y sobre todo con las que se quejan día sí y día también de tener dos y no darles la vida, de que nuestras abuelas estaban hechas de otra pasta y de que ahora hay más abundancia de todo aparte de lo imprescindible, que es en lo que antes se focalizaba todo, lo que se traduce en comprar por impulso o moda, incluso por encima de las posibilidades de la pareja.

La otra cuestión más común cuando piensas en dos también está relacionada con el dinero, alimentos, ropa, reformas en la casa, coche, etc,etc. ¿pero en verdad importa tanto el dinero? yo diría que sí, pero sin obsesionarnos puesto que sino no vives ni disfrutas de lo que realmente merece la pena que son esas dos personitas que llegan desprotegidas a este nuevo mundo tecnológico.

Finalmente, y a título anecdótico, tenemos unos amigos cercanos que están embarazados de dos, aunque es muy pronto para conocer el sexo de ambos, sin embargo, se les ve entusiasmados o eso nos transmiten. Ella está de 6 semanas y pensaban que estaban embarazados de uno/a hasta que el pasado día fueron a donde la ginecóloga y les dijo la estupenda noticia de que veía dos. Y no es de extrañar, con las probabilidades que ella tenía, pero la sorpresa tuvo que ser para vivirla, de sentimientos encontrados y desconcertantes cuanto menos. Hubiéramos pagado para ver sus caras de aquél instante.

En pocas palabras, damos el visto bueno a gemelos o mellizos pero ahora mismo nuestra prioridad y esfuerzos van dirigidos a tener uno al menos, al parecer, una ardua tarea que se nos resiste un poco por el momento.

Ahora se me viene a la mente ese eslogan publicitario de Ikea que dice ‘donde caben dos caben tres’ que perfectamente podría traducirse en este caso en ‘donde caben dos caben más’.

Gracias por estar ahí semana tras semana y por vuestros consejos.

Un abrazo

Facebook Comments

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.