El viernes 3 a la tarde llegaba puntual a su cita mi querida menstruación, mi amada R…bueno, a quién pretendo engañar. Desafortunadamente llegó por octavo mes consecutivo. Y digo desafortudamente con cierta pena porque quería tener la esperanza de que este mes fuera el mes y no tuviésemos que dar el siguiente paso que será acudir a la cita en la Unidad de Reproducción tal y como os comentaba este lunes. Por eso, esta sermana habrá menos publicaciones. No vamos a forzarnos a escribir cuando no sentimos las ganas de hacerlo, eso es malo en todos los ámbitos de la vida.

Síntomas

Este mes, al igual que el séptimo, he tenido algún que otro sofoco, aunque con el calor que ha hecho ha pasado bastante desapercibido. El día anterior a que me bajase la regla noté una especie de pinchacitos en los pezones y aunque no lo había comentado hasta ahora, el mes pasado me ocurrió lo mismo así que lo bautizo como un nuevo síntoma premenstrual. Pero bueno, la verdad es que no he tenido nada reseñable este mes lo cual es infinitamente mejor a tener todo tipo de síntomas y que igualmente baje.

Emociones

Este mes ha sido realmente bueno de principio a fin porque emocionalmente he estado genial en este aspecto. En mi ámbito laboral no ha sido tan bonito, pero sin más, que una cosa no me ha afectado para la otra. La llegada de la R la recibí calmada, sosegada, y con ganas de recogerme. Viví mi invierno caluroso particular.

Expectativas para el 9º ciclo de búsqueda

Para empezar, durante este ciclo vamos a poner nuestras bocas a punto porque al hacernos limpieza de boca vieron que teníamos un par de caries así que yo hoy me hago el empaste y Mr. D en breve. Mañana vamos a nuestra cita en la Unidad de Fertilidad y a ver qué nos cuentan y, por lo demás, seguiremos disfrutando de nosotros mismos con más intensidad que el mes pasado ya que al menos estaremos más liberados durante este mes de julio de labores estresantes.

Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.