Que buen dicho es ese que dice que no hay dos sin tres. Nos adentramos en otra nueva entrega de qué hacer en familia con los peques para que puedan disfrutar tanto los adultos como los menores. Porque creemos que ahí reside la clave, que no sólo esté enfocado a niños/as. La capital del territorio de Guipúzcoa no es sólo conocida por sus playas, gastronomía y festivales sino que también es una urbe llena de parques donde poder pasear, jugar y correr. Nos centraremos en los dos principales y extensos, que son los parques de Cristina Enea y Ametzagaña respectivamente. Ambos, están situados en un entorno envidiable y se encuentran cuidados al milímetro para uso de todo aquél que busca un rincón para desconectar del sonido ensordecedor de ciudad o para aquél que quiera pasar un rato divertido.

Parque Cristina Enea

 
Vista desde la parte baja del Parque
Situado en pleno centro de la ciudad y muy cerca de la Estación del Norte, desde donde se puede acceder fácilmente a pie a través de un túnel subterráneo. Su actual extensión es de 94.960 metros cuadrados, convirtiéndose así en el parque más grande de la ciudad. Cuenta con innumerables caminos, unos que suben, otros que bajan y otros en cambio, que bordean, guardando cierta similitud con la de un laberinto, vamos, un lugar de recreo fabuloso. En la propia entrada hay un parque para los más pequeños con columpios y demás cachivaches. Además, está rodeado de multitud de especies diferentes de árboles y plantas para todos los amantes de ese mundillo y posee un estanque con patos al igual que animales al aire libre (pavos reales, ciervos) en la parte alta del parque, que conviven perfectamente con los seres humanos en ese entorno. Y esto no es todo, pues en la parte alta también se ubica el gran Palacio, que actualmente es sede de numerosas exposiciones, eventos, cursos para niños, etc,etc.
En definitiva, el parque está compuesto por incontables zonas verde ajardinadas donde poder hacer de todo lo imaginable, desde leer en total calma con a la naturaleza hasta tumbarte a tomar el sol o practicar algún deporte por citar algunos.

Parque Ametzagaña

 
 
Vista desde la parte más alta del Parque
Situado entre los barrios de Loiola, Intxaurrondo y Martutene y junto al centro comercial Garbera, pero totalmente al margen del ruido del tráfico y de la muchedumbre. Es una zona rodeada de jardines, arboledas y zonas de ocio, donde podrás caminar a través de un sinfín de caminos bien asfaltados hacía un parque infantil gigante (situado en la zona más alta), al igual que un merendero para pasar un rato descansando o la oportunidad de acceder a través de pasarelas a lo que fue en su día un fuerte. Éste se creo para la defensa de la ciudad en las guerras carlistas allá por el año 1835.
En cuanto a su naturaleza cabe destacar, la inmensa cantidad de plantas distintas que posee el parque. Existen múltiples opciones para acceder a él, desde los barrios citados o bien desde el centro comercial. Desde la cima podrás contemplar desde un mirador unas vistas maravillosas de la ciudad de San Sebastián y alrededores. En pocas palabras, es un entorno de gran belleza y apto para ir en familia con buen tiempo claro está. ¡No os arrepentiréis!
 

Damos por terminado las breves descripciones de los parques que existen en la ciudad de San Sebastián. ¡Pasad un fin de semana estupendo! un abrazo. 

 

Facebook Comments

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.