Una ciudad que reúne todos los requisitos para acercarse y disfrutar de un entorno privilegiado es la capital de la provincia más pequeña de la península, hablamos de San Sebastián. Situada en el norte y considerada por muchos, incluido servidor, una de las ciudades más bellas del mundo. Atrae la atención de numerosos turistas extranjeros a lo largo de todo el año pues está muy cerca de la frontera con Francia. No es una ciudad muy extensa, pues está dividida en barrios, sin embargo, posee una riqueza cultural, gastronómica y arquitectónica extraordinaria. Es conocida también como Donostia (en euskera) y es sede de numerosos eventos importantes como el Festival Internacional de Cine (que acoge a grandes estrellas) el Festival de Jazz y nombrada Capital Europea de la Cultura para el año 2016.

Vista la variedad de sitios interesantes que la rodean, hemos optado por ofrecerte en dos entregas la ciudad, una centrada más en la naturaleza, como la que hoy nos ocupa, y la otra más centrada en lo cultural, de manera que puedas disfrutarla como se merece. Una visita que seguro te hará volver. 

Monte Urgull

Vista aérea del Munte Urgull


 Se trata de un parque urbano ubicado muy cerca del centro de la ciudad. Antiguamente fue una fortificación militar, lugar de numerosas batallas, y hoy aún conserva sus cañones, castillos y caminos desde donde se puede tener una magnífica instantánea de la ciudad. El monte está rodeado por abajo por el Paseo Nuevo, desde donde se puede subir al Monte. En la parte inferior del Monte también se encuentran restaurantes, comercios, el puerto, el Aquarium, y no muy lejos de allí, la parte vieja. Urgull es un lugar ideal para todos aquellos que buscan tranquilidad, poco ruido, o un plan mochilero hasta la cima. Asimismo, hay la posibilidad de subir en autobús hasta arriba.

Monte Ulía

Vista de el Monte Ulía


El Monte Ulía también está situado en plena ciudad y se extiende desde los barrios de Gros y Ulía hasta Pasajes. Posee 235 metros de altura y antiguamente era lugar de avistamiento de ballenas. Esta atalaya cuenta con una parque natural precioso en lo alto, apto para todos los públicos, que cuenta con una zona de aparcamiento, un restaurante, un merendero y un parque infantil donde pueden jugar los niños/as libremente. Un lugar que merece ser visitado aunque sea por una tarde. Desde lo más alto hay una vistas increíbles.

Parque de atracciones Monte Igueldo


Vista de la Bahía de la Concha desde Igueldo


Es un lugar emblemático y de obligada parada. Es uno de los parques de atracciones más antiguos que conserva las mismas atracciones de antaño, como si no pasase el tiempo. Hay atracciones de todo tipo, desde casa del terror hasta una montaña suiza, así como ponys para que puedan montar los niños/as, y lo que es más, se pueden contemplar unas vistas espectaculares de la Bahía y de las playas Ondarreta y La Concha. Sin duda un lugar muy divertido que no te puedes perder en familia y máxime si accedes a él en funicular.

Os dejamos también las tarifas del Parque de atracciones  y también las tarifas del Funicular por si os pueden servir de ayuda.

Es preferible que vuestra visita o escapada sea en época estival pero no en el mes de agosto, pues la ciudad suele estar colapsada de gente y tráfico por todos los lados, sea por fiestas o por el sol. Esperamos que os haya gustado y volveremos con una siguiente propuesta para viajar con los peques.
Facebook Comments

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.