¿Os ha ocurrido en alguna ocasión que lo que evitabais hacer por miedo a posibles consecuencias resultara ser algo que podíais haber hecho sin ningún problema?

 Pues algo similar me ha ocurrido a mí con el miedo a la gotita famosa. El caso es que yo, inocente de mí, pensaba que el hecho de que cayera la más minúscula gota de semen en las partes íntimas de Ms. E sería sinónimo de embarazo seguro e inmediato. Claro, ahora vuelvo a echar la vista atrás y me digo a mi mismo, ¿cómo creí que eso sería así de sencillo?. 

Digamos que era un inexperto, o poco me había empapado del tema, y el hecho de que ello pudiese provocar un embarazo me aterrorizaba en aquel momento, pues aún no habíamos comenzado a compartir una vida juntos y no queríamos precipitarnos y empezar la casa por el tejado como ha ocurrido a nuestro alrededor. Hemos resultado ser más tradicionales que todo eso. 
Siguiendo con la gotita traicionera, he de decir que no ha traído más que quebraderos de cabeza, pues en alguna ocasión nos ha pasado que algo pudo caer sin querer, creando un mar de dudas en nuestro interior. Para que esto no ocurriese, probamos algunos métodos anticonceptivos, pero lo único que conseguían era un resultado desfavorable a nivel de placentero, pues era como poner barreras de por medio que impidiesen nuestro contacto de tú a tú, piel con piel, o eso que lo que verdaderamente pensaba y pienso.
No sé porqué, pero intuyo que este tema es un tema tabú, que no se habla normalmente, algo que guardas cuidadosamente al igual que un baúl en una buhardilla, pero que sin embargo, sirve para desahogarse, compartirlo por si alguien se sintiese identificado y sobre todo, para aprender. 

Así que una vez vencido este miedo tan irreal como ilógico y aún cayendo chuzos de punta, hablando metafóricamente, no te garantiza el positivo, comprobado está en nuestra búsqueda prolongada. Y es que a pesar de que no desistimos en el intento. quedarse embarazos no nos está resultando nada fácil, pues estamos ya camino del séptimo intento y esto parece más una maratón que otra cosa.

Antes de finalizar, me gustaría hacer una aclaración, la gotita a la que me he referido a lo largo de este post, puede dar lugar a un embarazo, no cabe duda, sin embargo, en nuestro caso particular no ha sido así.

 

Facebook Comments

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.