Tras hablar de los cambios en la alimentación e hidratación ya desde la propia búsqueda del bebé, en el post de hoy vamos a extendernos en algunos de los cambios que a veces comenzamos a hacer consciente e inconscientemente cuando comenzamos la búsqueda por precaución, preocupación o previsión. Lo que hoy os cuento aquí es fruto de mi propio “modus operandi” en estos ya casi seis meses de búsqueda y que he ido detectando por aquello del pretexto de si por hacer una u otra cosa no se va a producir la concepción jejeje. ¡Qué inocencia la nuestra!

1. Menos esfuerzos.

Una vez que llega la FL, suelo tener más cuidado con el tema de los esfuerzos, coger pesos y etcétera. Sobre todo porque soy una blandengue que enseguida se hace daño de normal, con lo cual, para evitar cualquier riesgo innecesario trato de tener cuidado en esas actividades cotidianas que requieren más fuerza que otra cosa.

2. Evitar coger pesos.

A parte de comenzar a hacer menos esfuerzos, si toca coger algún peso lo intentas gestionar de manera diferente intentando distribuir los pesos aunque haya que hacer más viajes o, como yo, le digo a Mr. D que le toca a él cogerlo. En el fondo soy una floja, lo reconozco y entono que sí, que soy culpable.

3. Dejar el sedentarismo aparcado.

Es normal cuidarse cuando una decide que quiere traer un bebé al mundo. Pero ojo, que tampoco es plan de darse matadas a correr, caminar o subir montañas. Como todo en esta vida mantener unos hábitos saludables y una vida activa son precisos para que nuestra salud no se resienta. Pero siempre dentro de las posibilidades de cada persona. En mi caso, por ejemplo, he de reconocer nuevamente que soy la persona menos deportista del mundo mundial. Con deciros que la gimnasia era mi asignatura menos favorita creo que os podéis hacer una idea. Entre que mi torpeza hizo aparición desde que era muy pequeña y he padecido bronquitis asmática desde los 5 años y a veces correr y jugar era un infierno, pues una se va acomodando y le gusta la actividad pero muy light.

4. Evitar ciertas posiciones. Cruzar piernas, dormir de determinadas formas…

A veces tenemos ciertas costumbres o hábitos que pueden repercutir en nuestro cuerpo, no sólo durante la búsqueda sino en nuestra vida cotidiana. Por eso debemos evitar posiciones antinaturales o que hagan que partes de nuestro cuerpo estén en tensión. Un ejemplo podría ser cruzar las piernas o no sentarnos adecuadamente con los consiguientes malestares o problemas que pueden surgir y repercutir en nuestro bienestar. Así que poner un poco de atención en nuestra forma de sentarnos, de dormir, de andar, puede ayudarnos a tomar conciencia de si estamos haciendo algo que perjudique a nuestra espalda, extremidades u otras partes del cuerpo.

5. Intentar gestionar las emociones.

Esta quinta acción no es tanto física pero es de vital importancia saber gestionar nuestras emociones y tratar de llevar nuestra vida de manera natural. Algunos y algunas pensaréis que es sencillo decirlo pero no tanto hacerlo. Pues os diré que tenéis toda la razón y que a mí, por ejemplo, me cuesta mucho poder controlar mis emociones sobre todo porque a veces es por tema hormonal y se me escapa de las manos. Pero he descubierto, por mi misma, que trabajar mi respiración me ayuda a controlar situaciones que no son del todo cómodas para mí en vez de agobiarme más.5. Intentar gestionar las emociones.

Así que para terminar con esta entrada sólo me queda decir que creo que es primordial que cada una de nosotras nos conozcamos y tratemos de hacer en cada momento lo que mejor nos haga sentir porque una cosa es cierta, cuando se empieza la búsqueda todo se vive con mayor intensidad y el “por si estoy embarazada” aparece con mucha mayor frecuencia que después de varios meses de búsqueda.

 

Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.