La entrada de hoy está inspirada en un post del Blog Planeando ser Padres que leí la semana pasada y que creo que todos aquellos que desde hace unos años se plantean ser padres han pensado, meditado, susumido y barruntado.
Al igual que con cada una de las decisiones que tomamos en nuestra vida, la de ser padres no es ni mucho menos fácil. Teniendo en cuenta la situación económica olas perspectivas de futuro, es complejo plantearse muchas cosas en estos momentos: independizarse, casarse, tener hijos. Pero estamos en lo de siempre ¿cuándo será el momento adecuado para dar el paso? ¿cómo detectarlo? ¿y si nunca vemos el momento?

Obviamente depende de las circunstancias de cada pareja. Desde nuestra propia experiencia tenemos que decir que se puede si una pareja se lo propone. Es posible afrontar esos pasos que hacen que cada persona vaya construyendo su vida. Y decimos esto con conocimiento de causa y viendo que a nuestro alrededor conocidos, amistades e incluso familiares no tienen perspectivas, no tienen un proyecto vital.
Afortunadamente, Mr. D lleva trabajando bastantes años y ha sido responsable ahorrando gran parte de lo que ganaba. Esto nos permitió meternos en la compra de un piso hace unos años. Como el piso no lo habían empezado a construir a mí me dio tiempo a empezar a trabajar. Hace una añito que tenemos el piso y tenemos un préstamo hipotecario bajo con lo cual tenemos cierta libertad económica. Que conste, que no somos ni mileuristas, pero sí somos hormiguitas. Hace tres meses nos casamos y organizamos la boda que quisimos siguiendo nuestros principios y sin morir en el intento. Ahora, después de 10 años de novios, 1 conviviendo y 3 meses de casados nos planteamos dar un paso más en nuestro proyecto de vida poniéndonos a buscar un bebé.
Entre los muchos miedos que tengo, uno es que si dejo pasar el tiempo puede que no encuentre momento para ser mamá. Actualmente trabajo en la universidad y soy consciente de que la investigación requiere mucha dedicación. Como ahora tengo cierto margen al estar haciendo la tesis doctoral, prefiero arriesgar por mi vida personal en estos momentos. En cuanto a Mr. D, su trabajo es estable pero la empresa va de aquella manera y, por tanto, la estabilidad puede terminar quedando en nada y como ahí él no decide, pues piensa lo mismo que yo.
Aunque en esencia no exista el momento perfecto para ser madre o padre, es preciso que te hagas las siguientes preguntas:
  • ¿Económicamente me puedo permitir aumentar la familia?
  • ¿Creo que mi situación va a cambiar en los próximos meses/años?
  • ¿Qué puedo hacer yo para luchar por formar una familia?
  • ¿Sé lo que conlleva traer un bebé a este mundo?

Parece una obviedad, pero reflexionar acerca de estas cuestiones puede que te acerquen a saber si este tu momento. Decidas lo que decidas puedes contarnos tus preocupaciones en los comentarios o en el formulario de contacto, estaremos encantados de escucharte.

Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.