Una vez que tienes a tu bebé en brazos comienza una nueva etapa llena de muchos cambios, incertidumbres y dudas. Una de esas dudas es decidir cuándo viajar con tu bebé por primera vez. Desde ahora te digo que no vas a encontrar una respuesta única ni válida. Cada familia considera viajar con bebés de forma muy diferente. Nosotros admiramos a aquellas familias que deciden coger a sus peques de pocas semanas o pocos meses de vida y hacerse un montón de kilómetros para conocer nuevos lugares. Igual te parece una tontería, pero nosotros hemos tardado mucho es hacer nuestra primera escapada con BabyE.

De hecho, nosotros no hemos sido capaces de dar el paso hasta que BabyE ha tenido más de un año de edad. Lo que se traduce en que hemos estado sin hacer vacaciones desde que me quedé embarazada… ¡Ahí es nada! Hemos priorizado otros aspectos y por eso hoy quiero hablarte de ello para minimizar el miedo a viajar y a pernoctar fuera de casa con un bebé. Es más sencillo de lo que nuestra mente pueda imaginar. Pero la comodidad del hogar y la incertidumbre hacia lo desconocido pueden jugar un papel determinante en el momento de decidirse a coger el coche y pasar unos días en otro lugar.

Motivos por los que no hemos viajado durante el primer año de vida de la peque

A continuación te enumero las razones que nos han llevado a prescindir de las vacaciones durante el primer año de vida de BabyE:

  1. Era demasiado pequeña para viajar en verano: habitualmente nosotros tenemos las vacaciones en agosto y ello supone mucho calor, mucha afluencia de turismo y, por supuesto, rascarse bien el bolsillo. El verano pasado no nos atrevimos a hacer maletas y desplazarnos porquería en nuestra tierra las temperaturas son mucho más moderadas, no se tira tanto de aire acondicionado y nos asustaba que le costará conciliar el sueño aún más de lo habitual.
  2. Nosotros, como padres primerizos, no nos sentíamos preparados para dar el paso: en el fondo, está fue la razón principal por la que no dimos el paso de coger maletas y coche y emprender nuestro primer viaje familiar. Creíamos que iban a ser más notorias las preocupaciones que el disfrute y se nos hacía cuesta arriba eso de dar el paso de viajar con una bebé altamente demandante. Definitivamente, no estábamos preparados para dar el paso.

En estos dos puntos he conseguido resumir bastante bien cuáles fueron nuestros miedos a la hora de plantearnos viajar con una bebé de 7 meses. De hecho, en mi familia lo de posponer la primera escapada con bebés ha sido muy común y eso también nos ha influido a la hora de plantearnos esperar hasta este año 2018 para dar el primer paso.

¿Nos hemos arrepentido de no haber viajado desde el principio con BabyE?

La respuesta es que no, no nos arrepentimos en absoluto. Creo que fue una decisión acertada y si eso nos hizo sentirnos bien y seguros, genial. Sin embargo, viéndolo desde mi perspectiva actual creo que se nos hizo más cuesta arriba de lo que realmente era. Teniendo en cuenta que solemos decidir las vacaciones en el primer trimestre del año, en aquel momento BabyE tenía 2 meses de vida y se nos hizo imposible plantearnos viajar habiendo tenido una bebé de 2’500 kg. Y si eso le sumamos el complicado puerperio que pasé durante los primeros meses, pues tampoco ayudó para ver con claridad la situación.

En este tipo de decisiones entran en juego muchos aspectos para decantarse a viajeros con bebés menores de un año:

  1. El espíritu viajero de la familia: a nosotros nos gusta hacer escapadas y vacaciones pero tampoco nos va la vida en ello.
  2. El parto y, sobre todo, el postparto vivido: cada circunstancia es totalmente diferente y recuperarse físicamente y mentalmente de la experiencia de dar a luz a tu bebé es impredecible en cada mujer.
  3. Tu bebé: nadie mejor que tú conoce a tu bebé y sus necesidades. El viaje, la estancia, su comodidad,… son sólo algunos de los temas que deberás sopesar antes de atar el viaje.

Vamos, que en temas de cuándo lanzarse a la carretera y hacer una primera escapada familiar no hay nada escrito y cada cual ha tenido experiencias totalmente diferentes. La nuestra fue de prudencia e inseguridad como buenos padres primerizos y ser conscientes de ello supone afrontar el futuro sin lamentos ni penas. Hicimos lo que consideramos oportuno en esas circunstancias donde teníamos a una bebé pequeña y muy demandante a la que dar todo nuestro amor.

Y tú, ¿cómo afrontarse el primer viaje de tu primer bebé? ¿a qué edad viajaste os por primera vez? Si has tenido más bebés, ¿repetiste el mismo patrón para el primer viaje del siguiente bebé? Nos encantaría saber vuestras experiencias.

Próximamente te explicaré con detalle cómo fue nuestra primera noche en hotel con la peque.

Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.