Como cada viernes, hoy toca resumen extenso de una nueva semana de embarazo. ¡Y ya vamos 35 semanas! Que se dice pronto. Esta semana ha sido diferente porque el hecho de haber dos días festivos intercalados durante la semana me ha permitido estar más con David y hemos aprovechado para darle un gran empujón a la lista de tareas para preparar la llegada de BabyE.

Sin embargo, esta semana ha sido dura a nivel emocional porque me noto mucho más sensible y encima se nos ha estropeado mi coche, y ello me ha causado bastante malestar teniendo en cuenta que era el vehículo en el que íbamos a instalar el dispositivo de seguridad para la peque. Así que no me extiendo más en este mini avance y os detallo todo a continuación.

Mis síntomas

Esta semana las náuseas han vuelto a hacer acto de presencia aunque al menos me he librado de vomitar. Sigo tomando el caribán por las noches religiosamente porque sino ya sé lo que me espera a la mañana siguiente. Es lo que tiene la carga hormonal en algunas mujeres y con es un síntoma normal y catalogado como bueno, pues no nos quejaremos demasiado. Pero aunque sea “bueno” es puñetero no saber si vas a llegar al baño o no.

Otra de los síntomas que han aparecido esta semana 35 es el cambio de flujo. He notado cómo éste aumentaba. Pero no es distinto al que he tenido anteriormente, así que por ese lado estoy tranquila. Por las noches, últimamente me despierto con molestias en la barriga y es que el volumen que ésta tiene es considerable. Y me doy con un canto en los dientes, porque aún y con eso duermo bastante bien aunque haga varios viajes al baño a lo largo de la noche.

  1. Dolores de regla leves.
  2. Calor, sobre todo, después de comer, ¡menudas fiestas!
  3. Ganas de hacer pipí más a menudo, incluso por la noche.
  4. Dolor en las tetis suave.
  5. Nauseas con mayor intensidad.
  6. Cansancio.
  7. Mal sabor de boca tras ingerir alimentos.
  8. Eructos e Hipo tras las comidas.
  9. Vómitos matutinos.
  10. Estreñimiento y gases.
  11. Cambios en los senos y pezones.
  12. Picores en la zona de tripa y los pechos.
  13. Noto una sensación extraña, como un pececito nadando en mi tripa.
  14. Picores en las partes íntimas femeninas.
  15. Cambios de humor continuos.
  16. Mareos producidos por bajadas de tensión.
  17. Pinchazos en la zona de las ingles y la zona íntima.
  18. La tripa va creciendo.
  19. Notamos a BabyE de forma inequívoca.
  20. La memoria empieza a hacer estragos.
  21. Dificultad para respirar mientras camino.
  22. Congestión nasal y pequeños sangrados de nariz.
  23. Leves dolores de cabeza.
  24. Cambio en el flujo: noto más humedad en mis partes íntimas.
  25. ¿Contracciones de Braxton Hicks?
  26. Leves dolores de espalda, concretamente en la paletilla derecha.
  27. Picor en el ombligo y la barriga.
  28. Ardor de estómago.
  29. Noto el hipo de BabyE.
  30. Calambres nocturnos en las piernas.
  31. Calambres en la zona de los ovarios provocados por BabyE.

BabyE no ha bajado el ritmo de movimiento dentro de mami y eso supone que tiene menos espacio para cambiar de postura y que a veces me hace ver las estrellas. Es todo un espectáculo ver mi tripa en pleno apogeo. ¡Cómo se mueve la chiquitina! Esta semana han vuelto los dolores de cabeza que hicieron que el sábado nos quedáramos en casa todo el día.

Mi coche no arranca

Esta semana no ha habido consultas médicas, pero en cambio sí que os puedo contar la odisea que estamos viviendo con mi coche. No sé si os había puesto foto por aquí, pero tranquilas que ahora lo conoceréis. Os voy a contar toda la historia porque necesito vuestro feedback para asimilar y procesar lo que ha pasado. ¿Será mala suerte? ¿Será mala gestión del asunto? No lo sé, yo sólo sé que llevo sin coche desde el lunes pasado y que a mí no se me ha estropeado. Entremos en materia.

El lunes día 5 de diciembre mis suegros se llevaron el coche para limpiarlo, una de las tareas que teníamos pendientes aún para preparar la llegada de BabyE. Mi suegro, chapista jubilado, tiene aún el local del taller y lo llevaron allí para limpiarlo. Estuvieron, según ellos 4 horas limpiando el coche, una barbaridad. Cierto es que descubrieron que en una trampilla se había filtrado agua y estuvieron secándola. ¿Qué pasó? Que tuvieron el coche abierto muchas horas y el coche se quedó sin batería. Mi suegro la dejó cargando y nos advirtió de lo que había pasado. Lo gracioso es que nos dijo que la última vez que se había llevado al mecánico, éste le había dicho que la batería estaba baja. ¿Cuál es el problema? Que mi suegro no nos había dicho nada.

Ante este panorama le dijimos que llevara a un taller el coche para que nos cambiaran la batería porque es cierto que hace mucho que no se la cambiábamos. Mi suegro nos dijo que nos la cambiaba él sin problemas. ¡Error! Al cambiar él la batería resulta que al reconectar todo, arrancó el coche y se volvió loco. Tanto que ya no ha vuelto a arrancar desde el miércoles. Y en esas estamos, el viernes se supone que el mecánico iba a mirar el coche y no hizo nada. A ver qué da de sí la cosa pero tengo miedo de que el arreglo sea desorbitado y que en estos momentos nos quedemos sin mi coche, que es el familiar.

Lista de tareas pendientes

Esta semana hemos pegado un gran acelerón a la lista de tareas y nos sentimos la mar de bien en Villa Revuelta. Ya tenemos todas las coladas hechas gracias a que ha hecho bastante bueno y las cositas de BabyE se han secado rápido.

Hemos escrito el plan de parto y nacimiento y hemos preparado los bolsos para llevar al hospital. Durante la próxima semana meteré lo que falte y listo. La verdad es que Mr. D y yo preparamos con mucha ilusión las maletas. ¡Se va acercando el momento de forma ineludible!

Así queda la lista de tareas para esta semana:

  • Decorar la futura habitación de BabyE: poner vinilos decorativos y algún detalle. [Vinilos puestosFaltan detalles decorativos]
  • Terminar de comprar las cosas que nos faltan. [Hecho]
  • Recibir las cositas para nuestra peque: carrito, silla para automóvil a contramarcha, minicuna de colecho, extractor de leche, trona,… porque aún no lo tenemos en casa. [Recibido]
  • Montar y preparar todo lo del punto anterior. [Carrito, Minicuna y Trona-Amaca montadas y vestidas Falta dispositivo SRI ACM]
  • Organizar el armario y los cajones de Baby E (quitar etiquetas, poner lavadoras, colocar ropa por tallas). [Todo lavado]
  • Preparar bolsos de hospital. Al menos, el listado de cosas a llevar en cada bolso ya lo hicimos algunas semanas atrás. [Prácticamente preparadas]
  • Cumplimentar el Plan de Parto. [Hecho]
  • Buscar información sobre permiso paternidad/maternidad. [Hecho]
  • Hacer lista de trámites de registro del bebé. [Hecho]
  • Cambiar las cubiertas del coche. [Hecho]
  • Limpiar el coche por fuera y, sobre todo, por dentro. [Hecho – Pero ahora está en el taller sin arrancar]

Nos queda poner el isofix en el coche, preparar el maxicosi y poner los detalles decorativos en la habitación de Baby E. A ver si en la próxima semana podemos dar carpetazo definitivo a todo el listado.

Evolución del peso

Esta semana 35 me había propuesto el objetivo de no comer nada dulce y así ha sido. No sé si por ese motivo o porque entre tender y recoger ropitas y el soponcio del coche que no arranca, pero esta semana he bajado 400 g respecto a la semana anterior. Así que esta semana estoy en 66,8 kg lo cual no está nada mal porque he seguido comiendo igual mis cinco comidas más la recena de mandarinas.

evolucion-peso-hasta-semana-35-embarazo

Mis sensaciones y emociones

Las emociones cada vez están más alteradas, más a flor de piel. Supongo que el hecho de que el momento del nacimiento se acerque también influye en este hecho. Entre lo del coche, mis dolores de cabeza y que me siento más cansada se me acumulan las ganas de estar en silencio. Siento la necesidad de estar tranquila, relajada, sin alterarme y a veces prefiero estar sola incluso. Por otro lado, estoy feliz de todo lo que estoy viviendo y disfrutando el embarazo y sólo pido que esta pequeña esté dentro de mami hasta el mes que viene o, como poco, hasta cumplir las 37 semanas. Así que como veis, mis ánimos están en modo balancín y tan pronto río como muerdo un ojo a alguien.

Facebook Comments

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.