Seguramente te sorprenda ver una nueva publicación en el blog. Fíjate que me sorprende hasta a mí misma. Sin embargo, creo que es el momento adecuado para retomar este pequeño espacio para compartir información y reflexiones de forma paulatina. Este año 2019 ha sido épico y quiero compartir esta entrada que ya viene siendo un clásico desde casi el inicio del blog. Siento que la visualización de objetivos que hice de 2019 fue muy potente y me ha ayudado a estar donde estoy en estos momentos. Como siempre, empezaré por hacer un repaso de lo acontecido en este año que está a punto de acabar y después iré desgranando, uno a uno, los objetivos para 2020

Repaso al 2019

→ Objetivos personales y familiares

1. Seguir aprendiendo y descubriendo al lado de BabyE. Este es, sin duda alguna, el objetivo que más he disfrutado durante todo este año 2019 y eso que las circunstancias profesionales me han tenido un poco ocupada. No obstante, he tratado de ofrecer a nuestra hija tiempo de calidad. Está siendo un verdadero placer acompañarla en su crecimiento y su desarrollo.

2. Cuidarnos más a nosotros mismos. A pesar de lo intenso que ha sido este año, por mi parte he fomentado en la medida de lo posible el autocuidado y ello me ha beneficiado en el resto de facetas de mi vida.

3. Volverme a hacer los agujeros de las orejas. Objetivo cumplido aunque os voy a contar la historia con spoiler (tienes la opción de seguir avanzando en la lectura y volver al final del todo a leer la historia je je je). Tenía claro que quería volverme a poner pendientes pero como mi vida en el 2019 ha sido de lo más intensa, decidí que si sacaba plaza en el proceso selectivo en el que me embarqué a primeros de año me los haría… así que ya puedes intuir el resultado de mi paso por las oposiciones.

4. Cultivar las amistades analógicas. En cierto modo lo hemos conseguido a pesar del poco tiempo del que hemos dispuesto aunque a este respecto tenemos la sensación de que cada vez se van perdiendo los contactos y como esperes a que la otra persona dé el paso, igual no vuelves a tener contacto con esas personas.

5. Viajar al sur. Este objetivo lo tenemos pendiente porque no hemos visto oportuno hacer tremendo viaje con la peque este año aunque sí que hayamos viajado para aprovechar y estar con la familia y las amistades.

→ Objetivos profesionales

6. Seguir investigando. A pesar de lo apretado que ha sido este año, sobre todo, la primera mitad del 2019; he publicado un capítulo en un libro en relación con mi tesis doctoral así que estoy más que satisfecha.

7. Explorar nuevas oportunidades laborales, cambiar de trabajo. Objetivo cumplido de forma épica. Cuando escribí este post no tenía ni idea de lo que estaba por venir. Comencé 2019 con una entrevista de trabajo en una empresa que me resultaba muy atractiva pero finalmente no logré el puesto. Sin embargo, una semana después estaba haciendo una nueva entrevista para trabajar en una universidad y logré el puesto con un trancazo y una fiebre de aúpa, no se me olvidará jamás. Dejaba un trabajo más o menos estable, pero con mala perspectiva de futuro, y me embarcaba en un contrato temporal hasta julio de 2019 con buenas condiciones laborales. Así que decidí arriesgar.
A esto hay que sumar que paralelamente decidí prepararme las oposiciones para maestra de inglés viendo es esto una posibilidad de lograr estabilidad a todos los niveles. Reconozco que fue un proceso intenso y complejo pero el resultado fue increíble: en cinco meses aprobé las oposiciones con plaza. Aún lo pienso y me parece imposible haber dado semejante giro a mi carrera profesional. Por no hablar de la estabilidad este logro supone para la unidad familiar.

→ Metas 2.0

8. Renovar Ser Papis en Tiempos Revueltos. Esta es la gran asignatura pendiente que nos queda en este 2019. Decidí aparcar la renovación de este blog porque me centré en mi vida personal y profesional. Además, opino que las cosas hechas con cariño y mimo siempre salen mucho mejor así que este objetivo ha estado en standby.

9. Formarme. Este año me he formado en temas relacionados con la educación cambiando mi planificación inicial y sacando partido a las necesidades que he tenido a lo largo de estos meses tan intensos así que vamos a dar por cumplido este objetivo.

10. Crear una nueva web. Este proyecto se ha parado aunque lo cierto es que retomé mi otro blog, porque así lo sentí después de haber pasado por todo el proceso de las oposiciones. Así que vamos a decir que este objetivo está medio cumplido.

A pesar de que haya algunos objetivos en rojo, todo lo conseguido este 2019 ha sido brutal porque este giro a nivel profesional está repercutiendo en el resto de facetas y es que la tranquilidad que da saber que vas a poder trabajar en lo que más te gusta de por vida es estupendo.

Objetivo 2020: menos estrés y más tiempo de familia y de pareja

→ Objetivos personales

1. Potenciar el autocuidado. Estar bien conmigo misma va a repercutir positivamente en mi entorno por lo que uno de mis metas de cara a 2020 será precisamente ese, potenciar el autocuidado. Es momento de buscar el equilibrio interior que me permita sentirme bien conmigo misma a diferentes niveles.

2. Disfrutar del desarrollo de nuestra hija. Es increíble lo rápido que pasa el tiempo… ¡BabyE está a punto de cumplir 3 años! Estando en plena explosión de desarrollo a todos los niveles, nuestra labor como padres será acompañarla en su proceso madurativo y ofrecerle tiempo de calidad, de estar, de juego. Eso sí, a ver si se termina de aclimatar al hábitat escolar porque el inicio de su escolarización está siendo de traca.

3. Mejorar la comunicación de pareja. Vamos a tal velocidad en nuestro día a día que cuando tenemos algo de tiempo para compartir, surgen más discusiones de las que quisiéramos porque a veces se nos olvida que somos miembros de un mismo equipo en vez de rivales. Y la clave para mejorar la comunicación de pareja está precisamente en que todas las partes expresen cómo se sienten en cada momento para que la otra persona sea consciente y regule su forma de decir las cosas sin tener que estar adivinando las reacciones. Este va a ser un reto realmente importante pero si lo conseguimos, nuestra relación se verá positivamente reforzada.

4. Mantener el contacto con las personas que apreciamos. Cuidar del vínculo que nos une a las personas que más queremos y apreciamos se hace complicado cuando la falta de tiempo y la sensación de no llegar a todo en tu día a día te absorbe. Y lo cierto es que no es algo que nos pase sólo a nosotros, sino que lo vemos a nuestro alrededor. Muchas veces nos quedamos con la sensación de que si no damos nosotros el primer paso para retomar la comunicación la relación se queda estancada, en el limbo… ¿no os pasa a vosotras también?

→ Objetivos familiares

5. Planificar más actividades en exterior. Unido con el segundo objetivo de acompañar el desarrollo de nuestra hija, está el de elegir nuevas actividades familiares que estén basadas en los gustos de la pequeña y que no supongan ir a lugares masificados.

→ Objetivos profesionales

6. Seguir produciendo científicamente. Este es mi reto para 2020 y eso que el tiempo no me sobra en absoluto pero me gusta escribir. Si bien es cierto que creo que voy a cambiar de tercio en cuanto a los temas sobre los que escriba, encontrar dónde publicar va a ser un reto igualmente importante.

7. Mejorar la situación laboral de Papá Revoltoso. Una vez que mi situación laboral se ha estabilizado toca dar un paso más allá porque la situación laboral de Papá Revoltoso nos conviene en estos momentos pero a medio plazo queremos que cambie así que en estos momentos estamos en pleno proceso de reflexión sobre cómo enfocar ese proceso de mejora profesional. ¡Vamos a cambiar de década a tope!

→ Metas 2.0

8. Renovar el blog de la mano de Celia Espada. Recuperamos este objetivo del año pasado para cumplirlo durante este año 2020 que está a punto de comenzar. Y es que el blog de Ser Papis en Tiempos Revueltos necesita la pericia de una persona profesional que arregle ciertas deficiencias que actualmente muestra la web. La renovación de la web no puede estar en mejores manos así que toca invertir tiempo en que en 2020 vea la luz el nuevo blog.

9. Publicar, al menos, una vez cada dos meses. Esto supone que en 2020 me gustaría publicar, como mínimo, 6 entradas para dar un poco de vida y movimiento al mismo. Igual pienses que es una cifra fácil de cumplir pero actualmente me es muy complicado buscar tiempo para poder elaborar entradas. Imagínate que estoy escribiendo este post a las 3 de la mañana aprovechando que tengo insomnio… Y es que durante el día me es muy complicado tener tiempo en los que sentarme delante del teclado para poder trabajar en este proyecto que lleva en la red la friolera de 5 años.

Es momento de ir cerrando esta entrada que tanto me gusta escribir porque dejamos plasmado de forma explícita nuestro balance de 2019 y nuestras intenciones para 2020. Y tú, ¿ya has visualizado tus retos para 2020?

¡Felices fiestas! Te deseamos todo lo mejor para ti y tus seres queridos.

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.

Pin It on Pinterest

Share This