Nuevamente tenemos a Valeria en el blog para que nos siga contado su periplo por la reproducción asistida. Tras la última transferencia de embriones congelados, muchas eran las incógnitas que debía esta pareja. En este noveno post, Valeria os cuenta cómo ha sido la estimulación de su único intento con gametos propios en la Seguridad Social. Yo ya estoy deseando leer la siguiente entrega de esta historia, que no sé si a ti te tiene enganchada, pero yo sólo deseo que todo el esfuerzo tenga la mejor recompensa de todas. Y sin detenerme más, te dejo con Valeria.

Primera visita a la Unidad de Esterilidad de la Seguridad Social

Empezaba nuestra aventura en la seguridad social, el 26 de septiembre, Oliver y yo teníamos nuestra primera cita en la unidad de esterilidad de la Paz. A las 12:30 llegamos a nuestra primera consulta tras la lista de espera, suelen ir con bastante retraso y esto hizo que entráramos en la consulta hora y media después.

Entramos en la consulta y estuvimos hablando con la doctora, una doctora muy agradable y muy muy humana. Primero le contamos todos los antecedentes y los resultados de los diferentes tratamientos que habíamos realizado en la clínica privada. Después del resumen y con todos los datos anotados nos comentó que debido a los resultados de los anteriores tratamientos el pronóstico no era muy bueno, que tenía que compartir con el comité de ginecólogos de allí el caso y entre todos decidirían si nos realizaban un tratamiento, que ella lucharía porque nos dieran la oportunidad dada nuestra edad. Nos citó el día 11 de octubre para comunicarnos el resultado del comité y además me daría los resultados de unos análisis solicitados.

Los nervios se apoderaban de mi según iban pasando los días y no puedo describir el momento en la sala de espera de ese día 11 de octubre. Con bastante retraso pasamos a la consulta muy positivos. Ahí otra doctora muy agradable y un chico de prácticas, cuyo nombre no se me olvidará nunca, nos dieron la fabulosa noticia de que nos habían concedido la oportunidad para realizar un tratamiento.

Estimulación ovárica: Pauta de medicación

Me preguntaron la fecha de mi próxima regla, me hicieron una ecografía y como todo estaba perfecto, nos sugirieron la opción de empezar el tratamiento ya, dado yo tenía que empezar con la regla al día siguiente y tenían una cita disponible para el día 19 de octubre. Con solo mirarnos Oliver y yo nos lo dijimos todo y por supuesto contestamos a la doctora sin dudarlo empezábamos ya. Su respuesta fue que estaban muy positivos porque todo eran señales, y esto nos animó mucho. Mientras yo me preparaba después de la ecografía, Oliver escuchó como la doctora comentaba al chico que con esta medicación íbamos a por todas. Cuando volví a sentarme nos dieron las indicaciones para la medicación que constaría de una inyección diaria de Pergoveris. Este es un medicamento recomendado para gente con baja reserva ovárica.

El día 14 teníamos que empezar con la medicación que serían dos ampollas de Pergoveris al día, una vez que acabara con la regla debía de ponerme un óvulo de blastoestimulina. Tendría mi primer control de estimulación el día 19 y la visita con el anestesista.

A diferencia de la clínica privada, el control de estimulación en la seguridad social, primero realizan un análisis a primera hora de la mañana, y después el control ecográfico. El día 19 a las 8 de la mañana me hicieron el análisis, a las 11:30 tenía cita para el control ecográfico, al que finalmente entré a las 13 horas en la consulta de la unidad de esterilidad. Los resultados de la analítica estaban bien y en la ecografía vieron cuatro folículos en el ovario izquierdo, en el derecho no había ninguno. Como todo estaba correcto, nos dieron nuevas pautas de medicación, manteníamos la dosis de Pergoveris y añadíamos una dosis diaria de Cetrotide, cada medicación en un lado de la barriga. Esta vez Oliver también se tenía que medicar, aunque sólo por un día, esa noche se tenía que tomar un sobre de Zitromax. Nos citaron para el siguiente control el día 24 de octubre y a falta de confirmación con tras el control de día 24, proponían el 27 de octubre como fecha prevista de punción.

Para terminar la mañana, llegamos a la cita con el anestesista, en la cual me preguntó sobre mis antecedentes médicos, alergias, operaciones, etc.

Progesterona alta: transferencia postpuesta

El día 24 de octubre volvimos a pasar la mañana por el hospital, primero los análisis, siempre me tocaba en el mismo puesto y me hice amiga de la chica que me hacía los análisis. A las 13 horas teníamos el control ecográfico, una vez más con casi una hora de retraso entramos en la consulta, primero la ecografía, confirmamos que había cuatro folículos, con más de 20mm cada uno, el resultado del análisis era bueno pero debido a la medicación tenía alta la progesterona, lo que provocó que pospusiéramos la transferencia embrionaria, debido a la incompatibilidad de implantación con niveles altos de progesterona. Confirmamos la punción para el viernes 27 de octubre y nos indicaron las nuevas pautas de medicación, ya habíamos acabado con el pergoveris por lo que esa noche del 24 tendría que ponerme una dosis de cetrotide, el día 25 tenía que ponerme una dosis de cetrotide a las 20:30, y a las 21:30 el Ovitrelle y dos dosis de decapeptyl, este último era porque habían comprobado en bastantes casos ayudaba a una mejor calidad embrionaria sin que en ningún caso tuviera efecto negativo alguno, por lo que nos pareció estupendo, no perdíamos nada. El día 26 no tenía que medicarme y el día 27 de octubre teníamos que estar allí a las 7:30 de la mañana ya que sería de las primeras para realizar la punción, y debía ir en ayunas desde las 23 horas de la noche anterior, Oliver debería de ir preparado para realizar y entregar la muestra de semen. Las indicaciones para él eran que eyaculara por última vez antes de la muestra el domingo por la noche.

Siguiendo al dedillo cada indicación llegamos a la fecha de nuestra nueva punción.

 

Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.