Una de las cosas que más te pueden preocupar como mamá es el descanso de tu bebé. Las horas de sueño van disminuyendo según el bebé va creciendo. Pero como casi todo en esta vida, no es una ciencia exacta. Puede que tu bebé sea más despierto de lo habitual desde su nacimiento. El tema del sueño es algo que no sabes cómo se va a desencadenar hasta que tu bebé llega a tus brazos. ¿Cuántas horas dormirá? ¿Qué rituales harás antes de ir a dormir? ¿Cómo lo dormirás? ¿Cómo serán las primeras noches? De todas estas cuestiones te hablamos a continuación.

 

Las horas de sueño del bebé

Las horas que duerme un bebé desde que nace hasta los tres años van disminuyendo paulatinamente. En la siguiente tabla tienes una aproximación del número de horas necesarias de descanso. No obstante, cada bebé es un mundo y puede duerma algunas menos. Ante cualquier duda, lo mejor es consultar con el pediatra o la pediatra de tu bebé.
 horas-sueño-bebe
 

Los hábitos antes de ir a dormir

Es recomendable establecer una rutina antes de dormir para que con el paso de las semanas y los meses tu bebé sepa identificar que es el momento de ir a dormir. Algunos de esos hábitos pueden ser:
Bañar al bebé: hay bebés que se relajan mucho con el baño y les ayuda a conciliar el sueño.
Toma antes de dormir: puedes cambiar el lugar de la toma antes de ir a dormir para que con el tiempo tu bebé asocie el significado.
Leer un pequeño cuento: otra rutina que se puede instaurar es la de leer un cuento a tu bebé antes de dormir.
Apagar las luces y dejar una luz tenue: la oscuridad y la claridad han de ir en consonancia con la hora del día que sea. De este modo el bebé diferenciará el día de la noche con mayor facilidad.

Cómo dormir a un bebé

La maternidad no es una ciencia exacta. Lo que a un bebé le funciona para dormirse, puede que al de al lado no le sirva. Existen muchas formas de dormir a un bebé, como por ejemplo:
– En brazos
– Haciendo movimientos mientras tienes a tu bebé en brazos
– Recostándote al lado de tu bebé
– En el carrito
– Al pecho
– En una mecedora
– Montando a tu bebé en el coche y dando una vuelta
– Pasándole tu mano por su cara
– Poniendo en su cara un dou-dou o un pañuelo

 

Y otro sinfín de posibilidades que encontrarás en la red. Yo te digo que no he probado ni una cuarta parte de las opciones que te he escrito. A nuestra hija le gusta dormirse al pecho o en brazos estando ella en vertical. Y ya está, se acabaron las opciones. Por eso no me canso de decirte que cada bebé es único. Cuanto antes lo aceptes, menos sufrirás. Seguro que tu entorno te da mil y un consejos diciendo que a ellas les ha funcionado tal o cual truco. Pero puede que no valga para que tu bebé duerma. Y no pasa nada, aunque te intenten hacer sentir un bicho raro.

Las noches en las primeras semanas

Uno de los grandes ajustes que tendrás que hacer en tu recién estrenada maternidad será el de dormir. Acostumbrada a dormir durante toda tu vida unas cuantas horas de seguido, de pronto te encuentras con un bebé que reclama cada x horas su necesidad de ser alimentado. Y mientras tanto tú te tienes que recuperar del parto. Es algo complejo de gestionar,no te voy a engañar. También es cierto que se sobrevive. De hecho se aprende a aprovechar las horas de sueño con mucha mayor efectividad.

 

Al principio te recomiendo que pongas el despertador si ves que tu bebé no se despierta cada 2-3 horas, según te indiquen en el hospital. Más adelante podrás alargar las tomas y esperar a que tu bebé pida de comer. Las noches hacen bastante mella en las mamás que damos lactancia materna exclusiva porque no pueden ceder el pecho a su pareja y por tanto, el tema de la alimentación recae todo sobre ti. Con el biberón puedes repartirte las tomas con tu pareja. También es cierto que podrías extraerte leche y que tu pareja se la diera en biberón, pero no suele recomendarse por el tema de la confusión tetina – pezón durante el primer mes. Decidas lo que decidas, que nadie te coaccione. Valora las opciones y toma una decisión que te haga sentir bien a ti. Porque si tú no estás bien, no vas a poder disfrutar de la maternidad en toda su esencia.
Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.