Tras la primera experiencia en fertilidad de la Seguridad Social, tocó emprender nuestro camino por la sanidad privada. El 30 de noviembre teníamos la primera cita. Tocaba poner cara a nuestro doctor. Habíamos leído mucha información acerca de su carrera y experiencia, así como opiniones que remarcaban lo que a nosotros nos hizo decidir que sería con él con quien haríamos el tratamiento.

Llegamos a la clínica y tras apenas cinco minutos de espera pasamos a la consulta. El doctor se presentó y nos preguntó por el motivo que nos llevaba hasta allí. Le pusimos en situación de todo lo acontecido y le mostramos los resultados de todas las pruebas que habíamos realizado por la Seguridad Social. Miró y remiró, guardó todos nuestros datos en su ordenador, nos preguntó acerca de los antecedentes familiares, hábitos y me hizo una ecografía. Una vez estudiada toda la información que le facilitamos nos dijo: 

La situación no es tan dramática como os la han pintado, evidentemente hay dos cosas, la primera es la baja reserva ovárica, que la hay. Al no tener un análisis anterior al realizado en la Paz tampoco podemos saber la gravedad dado que no vemos a qué velocidad disminuye la reserva, pero tenemos a favor un factor muy muy importante que es la edadPor otro lado, hay un porcentaje algo bajo de espermatozoides con morfología normal y esto es lo que nos va a determinar el tipo de tratamiento a realizar ya que tenemos que seleccionar los espermas. Toda esta información nos lleva a realizar un tratamiento de micro inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI), pero antes quiero volver a realizar un seminograma, es mejor tener otro para comparar. Pedid cita y ya con los resultados, nos volvemos a ver y estudiamos cuál será el mejor tratamiento para vuestro caso y os explico cómo vamos a realizarlo.Tranquilos porque hay un problema, pero esto no es tan grave, vamos a poner todo de nuestra parte para que estéis bien y no perdáis la esperanza. Es muy importante una buena actitud y sobre todo que tú, Valeria te encuentres bien en todo momento, que es lo principal. 

Así que pedimos cita para el seminograma de Oliver, qué fue al día siguiente. El 9 de diciembre teníamos cita para recoger los resultados, nos llamaron para entrar a la consulta y cuando llegamos a la puerta allí estaba el doctor, de pie, con una sonrisa. Tras sentarnos, nos preguntó que cómo estábamos y acto seguido nos confirmó el problema que teníamos con la muestra de Oliver, por lo que definitivamente teníamos que realizar una ICSI.

Antes de empezar con el tratamiento el doctor prefirió descartar cualquier otro problema, y nos indicó que debíamos realizarnos unos análisis del cariotipo, que son alteraciones estructurales cromosómicas. Éstas pueden inducir abortos de repetición, fallo ovárico o, en el caso de los hombres, alteraciones severas de la calidad seminal. Una anomalía cromosómica puede inducir un fallo recurrente en la implantación de los embriones tras la fecundación in vitro. Además, yo tuve que realizar la prueba del x-frágil, que es un trastorno hereditario que ocasiona deficiencia mental, pudiendo ser éste desde moderado a grave. Para ambas pruebas los resultados tardan un poquito más por lo que en las fechas que estamos, con las navidades tan próximas, todo se alargaría un poquito más.

Después de la consulta estuvimos hablando con la recepcionista que nos citó el 4 de enero. Nos pidió que llamásemos un par de días antes para confirmar que tuviesen los resultados, por si se retrasaban, ya que con las navidades de por medio… Nos gustó que antes de empezar con el tratamiento, que conlleva un desgaste primero para mi cuerpo y segundo económico, el doctor quisiera asegurarse de que no había ningún problema más. Y así terminaríamos el año. Un año lleno de aventuras en la que la más importante que era tener un hijo se iba a ver un poco afectada, pero hay que afrontarlo con positivismo, las cosas pasan cuando tienen que pasar.

Facebook Comments

Sobre Valeria

Me llamo Valeria, tengo 29 años, estoy casada con Oliver que tiene 31 y hace cinco meses me diagnosticaron baja reserva ovárica. Nuestra aventura para ser papis comenzó hace un año y medio, Quiero contarte nuestra historia de lucha por ser padres ¿me acompañas?

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.