Hoy es 10 de abril de 2017. Hace justamente un año que me levantaba con la que sería mi última regla. Empezábamos nuestro primer tratamiento de reproducción asistida. Una ICSI que nos traería la mayor de las alegrías tras 18 meses de búsqueda del embarazo infructuoso.
La última regla hace 12 meses. Quienes conocéis nuestra historia sabéis que mis reglas eran tremendamente dolorosas debido a la endometriosis que sufro. Una enfermedad que por no haberse diagnosticado a tiempo, ha envejecido mi aparato reproductor femenino hasta la máxima consecuencia. No poder tener hijos de forma natural por no haber diagnosticado una enfermedad a tiempo duele mucho. Pero así es esta enfermedad que en el silencio va destruyendo tejidos y va minando la cantidad y la calidad ovocitaria.

Me parece increíble que ya haya pasado un año de esa última regla. Mi vida ha cambiado tanto para bien, que echo la vista atrás y me asombro de todo lo vivido y de todo lo aprendido. Nunca sabes lo que la vida te va a deparar y qué verdad es. Aquel 10 de abril de 2016 no sabía si el tratamiento funcionaría, si mi cuerpo respondería, si lograríamos llegar hasta el final del proceso…

Cronología de nuestro tratamiento de reproducción asistida

Estuve varios días pinchándome Procrin y Gonal hasta ir al primer control tras comenzar con el tratamiento. Después nos citaron cada dos días para ir controlando los niveles de estradiol. Así fuimos pasando y conociendo a todo el equipo del Dr. K en el segundo, tercer y cuarto control. Llegó el momento de pasar por el quirófano para que me extrajeran los ovocitos que habían crecido durante los días de pinchazos. Fueron 6 los óvulos rescatados. Al día siguiente, recibimos la llamada de la bióloga para decirnos que habían fecundado 4 embriones. A los 3 días de fecundación, se produjo la transferencia embrionaria. Sólo habían sobrevivido 2 embriones de calidad justita. Nos la jugábamos todo a una transferencia.
Tuvimos una suerte increíble. Aún a día de hoy me asombro al pensar que hemos podido colmar nuestro deseo de ser padres con el primer tratamiento de fertilidad. Somos muy conscientes de que no suele ser lo habitual, pero los milagros existen. Y nuestro pequeño milagro tiene nombre propio, BabyE es nuestro tesoro. Es el fruto de un gran amor cultivado desde 2004.
A todas las parejas que estáis buscando tener hijos os deseo que vuestra última regla este al acecho. A pesar de que las condiciones sean adversas, todo llega. La lucha por ser madre te hace tomar conciencia de cuán importante es para ti colmar ese deseo.
Todo llega y todo pasa, el tiempo vuela y las experiencias vitales te transforman. Cuando eches la mirada hacia atrás, te darás cuenta de lo que has crecido y todo habrá merecido la pena.
Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.