Sólo quedan unas horas para que se acabe este año 2016. David y yo queremos despedir este magnífico año por todo lo alto con todos vosotros deseándoos un Feliz Año 2017. Que sea aún mejor que el año que esta por finalizar. ¿Ya habéis escrito vuestra lista de nuevos propósitos para el año que entra? Nosotros sí, pero os la enseñaremos la semana que viene en el blog.

Hacer balance de todo lo ocurrido durante 366 días da para mucho. Este año 2016 empezó siendo duro a nivel psicológico para mí, una depresión causada por estrés post-traumático me pasó factura a comienzos de enero. La psicoterapia y mi marido me ayudaron a tomar impulso nuevamente y recuperar las ilusiones que había perdido. Tomar nuevamente las riendas de mi vida y replantearme cuáles eran mis prioridades nos llevaron a tomar la decisión de pedir una segunda opinión sobre nuestro caso de infertilidad en la sanidad privada y, personalmente, fue una de las mejores decisiones que tomé.

Gracias a la ICSI a la que nos sometimos en abril de 2016, estamos esperando a nuestro tesoro con la ilusión más grande del mundo. No es fácil aceptar que a los 30 años tu capacidad de concebir de forma natural es prácticamente inexistente. Afortunadamente, la ciencia avanza y la reproducción asistida está ahí para darnos esa ayuda que nuestro propio cuerpo nos niega o dificulta.

El embarazo ha sido un periodo para reencontrarme conmigo misma, ordenar ideas, alborotar otras tantas cuestiones y quererme. Parece algo banal pero para mí ha sido muy terapéutico vivir el embarazo de la manera que lo he experimentado. Reconozco que he tenido suerte de poder vivirlo desde una posición de comodidad, tranquilidad y sosiego.

Ahora que se acaba el 2016 se abre una nueva puerta a lo desconocido, a esa palabra que no he dejado de leer en la blogosfera. Vamos a descubrir qué es la maternidad y la paternidad con la confianza de saber que es un continuo proceso de aprendizaje. Así que el balence de este año que se nos escapa de las manos ha sido positivo, un punto de inflexión en nuestras vidas. Y estamos seguros de los años que están por venir van a ser impredecibles, locos y totalmente diferentes a lo que hayamos experimentado hasta el momento.

¿Nos seguiréis acompañando durante el 2017?

Esperamos que terminéis con buen pie el 2016 y que entréis en el 2017 con una gran sonrisa y pensando en que vais a lograr lo que os propongáis. ¡Feliz Año 2017!

Facebook Comments

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.