El pasado 14 de octubre volvimos al centro de MiEko4D de Donostia a ver a BabyE, nuestra pequeña Cosita Revoltosa para ver su carita y cómo estaba de formada. Esta ecografía fue un regalo de mi hermana y mi cuñado, un detallazo de esos que hacen muchísima ilusión. Teníamos cita a las 16:00 horas y allí nos presentamos Mr. D y yo para volver a ver a nuestra chiquitina con la incertidumbre de saber si estaría colocada, si se dejaría ver,… ¡siempre hay expectativas e incertidumbre ante una nueva ecografía o revisión!

Comienzo de la sesión ecográfica

Al recibirnos la técnica especialista en radiología, Eunate, nos preguntó por el sexo de nuestro bebé porque hacía dos meses que no se había dejado ver. Después me tumbé en la camilla y empezó la sesión ecográfica. Baby E sigue sin estar colocada, estaba tumbada y con los pies contorsionados hacia la cara…lo que viene siendo que estaba haciendo el bicho bola al más puro estilo del Cirque du Soleil.

Nos tronchamos de la risa, todo hay que decirlo. ¡Y vimos su carita! Aunque estaba un poco tapada por los pies. Está mal que lo digamos nosotros pero nos pareció preciosa. Cambiaba los gestos de los labios, de hecho al principio estaba más risueña. E incluso pudimos ver cómo abría y cerraba los ojos que es una de los fenómenos que se producen a partir de la semana 27 ¡qué pasada!.

ecografia-3d-bebe-semana-27

Paseo rápido de 5 minutos, la peque no cambiaba de posición

Como Eunate no conseguía hacer cambiar de postura a BabyE, me dijo que fuera a pasear 5 minutos y que me tomara un zumo azucarado. Así que Mr. D y yo cogimos las de Villa Diego y anduvimos, compramos un zumo y vuelta para dentro. El resultado, ninguno. BabyE tiene mucho carácter y como no le gustó que le estuvieran dando con el ecógrafo y demás dijo que ella estaba cómoda así, y que no se movía.

Eunate sacó algún vídeo y alguna foto más y después nos enseñó los órganos y nos puso el latido del corazón, 145 lpm, un sonido precioso y que se queda grabado en la memoria. Y de este modo terminó nuestra sesión 3D y 4D. Tuvimos que esperar a que se generara la grabación del CD con los vídeos y fotos de nuestra chiquitina y nos regaló una canastilla de Mi Bebé y Yo igual que la de la anterior vez, que es la más completa de todas.

Nuestra valoración del servicio

En esta ocasión ya teníamos experiencia previa con este tipo de ecografías y personalmente, esta sesión nos gustó muchísimo. Disfrutamos más que hace dos meses, aunque con los cambios de posición para intentar hacer que BabyE cambiara las piernas de sitio, hubo momentos en los que no veía la pantalla. Pero nada que no se solucione llegando a casa y viendo todo el material que teníamos grabado en el CD.

Como ya os decía anteriormente, este tipo de ecografías no médicas son de alto valor sentimental y merecen la pena porque el recuerdo que te queda es para toda la vida. ¡Cómo avanza la tecnología! Además, siempre hay ofertas y descuentos en este tipo de establecimientos para poder obtener un servicio completo por un precio más reducido. ¡Gracias por todo Eunate!

Firma Ms. E

Facebook Comments

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.