En la entrada de hoy retomamos la serie de post generales sobre el embarazo con una entrada dedicada a la vista, a los cambios que se pueden producir en este sentido y en los síntomas que suponen una posible señal de alerta. Cada mujer experimenta diversos cambios en su cuerpo debido, primordialmente, a los cambios hormonales que se sufre durante todo el embarazo. Uno de esos cambios que pueden ser perceptibles es el de la vista aunque también existen ciertas falsas creencias como os mostraré en un pequeño vídeo que he localizado en Youtube sobre este tema.

¿Pueden producirse cambios en la visión durante el embarazo?

La respuesta es sí, aunque estos cambios sean leves en la mayoría de casos. Tanto que se recomienda no cambiar de gafas, si es que ya las usabas con anterioridad, durante el embarazo porque durante el postparto puede que la visión vuelva a mejorar. Pero cada mujer es un mundo y en esto no hay una ciencia exacta. Dicho de otro modo, el impacto hormonal que puede haber en la visión de cada mujer puede ser muy diverso. Habitualmente estos cambios se producen ya en la última parte del embarazo:

  • Durante el embarazo puede aparecer un edema que pudiera afectar, sobre todo, a la lectura o la visión de cerca. Estos edemas se suelen reabsorber pasada la cuarentena.
  • La sequedad ocular es otro de los cambios que se pueden notar en lo que a la visión se refiere.
  • Se está más expuesta a presentar infecciones como conjuntivitis debido a la menor secreción lagrimal.
  • Si usas lentillas, puede que sientas alguna molestia durante el embarazo por la sequedad ocular.
  • En el caso de miopías medias y elevadas, se recomienda llevar un seguimiento exhaustivo para evitar complicaciones o empeoramiento de este problema ocular.
  • Podrían manifestarse, en algunos casos, las migrañas.
  • La toxoplasmosis puede afectar a la visión tanto de la mujer gestante como del bebé por eso hay que seguir estrictamente las recomendaciones médicas sobre esta enfermedad.
  • Los niveles de azúcar en sangre, así como la tensión arterial y el colesterol, también han de controlarse para evitar cualquier repercusión en la visión.

Fuentes: Redacción propia a partir de la web de Alain Afflelou y Bebés y Más

Que no cunda el pánico, porque puede que no tengamos ningún problema asociado a la visión durante el embarazo, que quede claro. Pero no está de más saber de dónde partimos porque si ya tenemos problemas oftalmológicos antes de quedarnos embarazadas, llevar un control nunca estará de más. De hecho, en el siguiente vídeo que he localizado en Youtube se desmitifican ciertos asuntos relacionados con la vista y el embarazo.

La preeclampsia o presión arterial alta y visión

Como ya se indicaba en el listado de causas anterior, la presión arterial alta puede producir una serie de señales en la visión que nos indiquen que es necesaria una atención médica inmediata. Esta sintomatología va desde la visión doble y/o borrosa, a la sensibilidad a la luz o a la pérdida temporal de la visión. De ahí que en los controles ginecológicos durante el embarazo uno de los parámetros que siempre se midan sea el de la tensión arterial.

Finalmente, quiero dejar claro que este post es meramente informativo y que cualquier síntoma que puedas presentar que te haga sospechar que algo no está bien has de consultarlo con tu equipo médico y/o ginecológico de referencia para que te atiendan y puedan tomar las decisiones médicas oportunas.

Firma Ms. E

Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.