El pasado domingo, día 25 de septiembre, cumplimos las 24 semanas de embarazo. Una semana un poco más complicada que las últimas porque volvió a aparecer mi malestar matutino acompañado de náuseas y vómitos, se complicó con un catarro/alergia típico del cambio de estación verano-otoño que me hizo visitar a mi médico de cabecera y he estado mucho más cansada de lo normal. ¡Con lo que me gusta a mí el otoño! Es mi estación favorita sin lugar a dudas. Así que hoy tengo bastantes cosas que contaros y espero que no se me olvide ninguna porque últimamente mi memoria empieza a hacer grandes estragos y poco puedo hacer para remediarlo que tirar de agenda y apuntes.

Mis síntomas

Como ya he adelantado en el párrafo anterior esta semana han vuelto los malestares matutinos de forma intensa, náuseas y vómitos que me han traído loca y me han dejado en modo de hibernación en más de una ocasión. ¡Y yo que pensaba que estaban remitiendo definitivamente! Ja, ja y ja otra vez. Mi cuerpo juega al despiste total, aunque prefiero vomitar que estar con las náuseas porque estas últimas se alargan mucho más en el tiempo que las primeras, las cosas como son.

  1. Dolores de regla leves.
  2. Calor, sobre todo, después de comer, ¡menudas fiestas!
  3. Ganas de hacer pipí más a menudo, incluso por la noche.
  4. Dolor en las tetis suave.
  5. Nauseas con mayor intensidad.
  6. Cansancio.
  7. Mal sabor de boca tras ingerir alimentos.
  8. Eructos e Hipo tras las comidas.
  9. Vómitos matutinos.
  10. Estreñimiento.
  11. Cambios en los senos y pezones.
  12. Picores en la zona de tripa y los pechos.
  13. Noto una sensación extraña, como un pececito nadando en mi tripa.
  14. Picores en las partes íntimas femeninas.
  15. Cambios de humor continuos.
  16. Mareos producidos por bajadas de tensión.
  17. Pinchazos en la zona de las ingles y la zona íntima.
  18. La tripa va creciendo.
  19. Empezamos a notar a Cosita Revoltosa de forma inequívoca.
  20. La memoria empieza a hacer estragos.
  21. Dificultad para respirar mientras camino.
  22. Congestión nasal y pequeños sangrados de nariz.
  23. Leves dolores de cabeza.

Por otro lado, he tenido bastantes dolores de cabeza, no muy fuertes pero sí se han prolongado en el tiempo y eso, quieras o no, te deja medio KO. Pero no todo ha sido regular porque esta semana he disfrutado mucho de los movimientos de BabyE ¡qué ritmo tiene! Nos encanta sentirla y que se haga notar. Necesitamos baberos tamaño XXL.

Visita express a la médica de cabecera por dolor en oído

El martes día 20 de septiembre me levanté muy pocha y no tenía muy claro si es que podía tener infección de oído por los pinchazos que sentía o si a eso había que sumarle algo de catarro/alergia. Total que pedí hora para ver a mi doctora, que nada más verme entrar por la puerta me dijo “Ah! Sigues embarazada” y yo pensé que se le va la olla mucho a la mujer. Me miró y me dijo que lo que tenía inflamado era la garganta y que de ahí me venía la molestia del oído. Que tratara de evitar tomar Paracetamol, que es lo único que podía tomar en caso de fiebre o dolor muy molesto, y poco más. Aunque sus perlas ya soltó porque no he conocido a persona más metomentodo y cotilla en toda mi vida ¡miedo me da!

El caso es que opté por ponerme unos algodones en los oídos dispuesta a pasar el proceso catarral/vírico y estuve unos tres días con molestias, dolor muscular, dolor de cabeza aunque sin fiebre. También tuve muchos mocos y algún pequeño sangrado de nariz ocasionado por tanto estornudo porque si algo hago en estéreo es estornudar, herencia de mi abuelo materno. Al final no recurrí al Paracetamol y la cosa fue remitiendo por sí sola así que estoy contenta por ese lado.

Compras para Cosita Revoltosa

Esta semana hemos hecho alguna nueva compra para BabyE como esta mantita súper suave de la marca Gamberritos en color rosa que vimos genial de precio y no pudimos resistir hacernos con ella. También hemos comprado algunos juegos de sábanas a muy buen precio para la minicuna y para la cuna (os lo voy a enseñar todo, todo y todo ¡prometido!).

 

Evolución del peso

Esta semana el peso ha llegado a los 63,3 kg, ¡pesamos lo mismo Mr. D y yo! Como podéis observar la curva ha cogido una tendencia ascendente bastante regular y ahí vamos poniendo peso poco a poco para que BabyE pueda desarrollarse en las condiciones óptimas. Estamos deseando verla nuevamente jijiji para saber cuánto pesa y mide ya.

peso-hasta-semana-24

 

Mis sensaciones y emociones

Esta semana número 24 ha sido de letargo, descanso y reposición de fuerzas porque el catarro/alergia que he tenido me ha dado suficiente paliza como para no tener ganas ni de escribir ni de hacer nada. Necesitaba tumbarme, descansar, dormir más que otra cosa en el mundo. A nivel emocional he estado bastante tranquila aunque haya ciertas personas o actos que intenten perturbarme. Pero por lo demás, veo que se van pasando las semanas y que se van acercando hitos importantes que quizás hacen que empiecen a aflorar nuevas preocupaciones, miedos e incertidumbres…lo normal en este estadio del embarazo supongo.

Firma Ms. E

Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.