Probablemente muchas y muchos de vosotros sepáis a estas alturas el sexo de nuestra Cosita Revoltosa, pero creo que se merecía una entrada especial dedicada para desvelar un secreto que nos ha tenido a todos intrigados hasta la Semana 21 del embarazo. Hay parejas que prefieren saber el sexo del bebé cuando nazca pero lo habitual es conocer ese dato en el ecuador del embarazo y aunque lo que importa es que todo esté bien y el bebé venga sano por encima de cualquier otra cosa, hay personas que tienen preferencias.

Yo, personalmente, no tenía preferencias y tampoco sé explicar muy bien el porqué de no decantarme por preferir niño o niña. Quizás el mero hecho de haber tenido una búsqueda larga del embarazo me haya hecho replantearme que el sexo no era lo vital para mí en estos momentos.

Resultados de la encuesta sobre predicción del sexo

Hace ya unas semanas que publiqué la entrada sobre predicciones del sexo donde os invitaba a participar en una encuesta y como aún no había puesto los resultados de la misma aprovecho este momento para enseñaros los resultados definitivos de la misma.

resultados-encuesta-prediccion

Aunque la calidad de la captura es un poco malilla, ganó la encuesta el “Será niña” por 10 votos frente a los 4 de “Será niño”. Eso sí, me encanta la respuesta de alguien que dijo que una de las dos respuestas iba a ser seguro. De hecho, iban en consonancia con las predicciones de familiares y amistades.

Nuestro bebé será…

Ya no es ningún secreto que esperamos ¡UNA NIÑA! una princesa guerrera que a buen seguro nos va a hacer tan felices como nosotros esperamos hacerla a ella. Mr. D y yo, los abuelos de la pequeña y los familiares y amistades que ya lo saben estamos felices. Pero sobre todo nosotros, pensar que vamos a poder cumplir nuestro sueño, nuestra meta de lograr ser padres…¡ufff! Eriza la piel, sólo digo eso. Todo el camino recorrido, todo los esfuerzos realizados, cada pinchazo en busca de un óvulo ganador… ha merecido la pena. No se me olvida que gracias a la reproducción asistida estamos viviendo esta etapa, que de otra manera no se podría haber dado.

Así que sí, las predicciones y la encuesta apuntaban a la dirección correcta y si os soy sincera, yo tuve el presentimiento de que sería niña hace muchas semanas aunque preferí guardarme el secreto para mí y para mi marido hasta que alguien nos asegurara el sexo de nuestro bebé. A veces los presentimientos existen y la intuición no deja escapar eso que para el ojo humano es imperceptible.

El nombre, su nombre

Ha sido un largo camino el recorrido como decía hace un momento, y durante el mismo piensas en nombres, aparecen nuevos por el camino pero no hay nada como sentir cuál es SU NOMBRE, y algo así es lo que me pasó con la elección definitiva del nombre de nuestra nena. Para abrir boca os diré que a partir de ahora me referiré a ella como BabyE y es que la inicial de su nombre será la misma que la mía…

elaia-is-coming

Elaia es el nombre elegido para nuestra pequeña gran guerrera. La imagen de la ecografía es de la semana 18 nuevamente porque como ya os comenté, en las imágenes de la ecografía morfológica no hay un perfil aunque sea de cabeza y medio cuerpo así que aprovecho las imágenes tan bonitas de la Eco 3D y 4D. Nuestro pequeño tesoro ya tiene nombre, ahora toca seguir creciendo y desarrollándose fuerte y sana disfrutando del chalet uteril que tiene a su disposición dentro de la barriga de la ama.

No hay nada como ser papis en tiempos revueltos para tomar conciencia de quiénes somos, a dónde vamos y qué sueños perseguimos. La lucha nunca será en vano, tendrá su recompensa. Y aunque los tiempos revueltos perduren y el contexto en el que vivamos sea de lo más incierto, nada como un fuerte y sólido entorno familiar para compensar todo el sinsentido de este mundo que cada día está más patas arriba.

Hechas las presentaciones formales ante la sociedad 2.0 y las reflexiones oportunas, me despido hasta la próxima entrada. ¡Esperamos vuestros comentarios!

Firma Ms. E

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.