Seguimos sumando semanas y ya van 21, el tiempo se escapa entre nuestros dedos y cada vez soy más consciente de lo que estoy viviendo, aunque empieza a asomar el abismo de lo que estoy por vivir. Supongo que es lo normal en una futura madre primeriza. La semana ha sido más tranquila a todos los niveles aunque las náuseas me hayan seguido acompañando en estos días. Acabamos con esta semana el quinto mes de embarazo y empieza a aparecer una sensación de vértigo que trato de disuadir disfrutando de cada momento y sobre todo de las patadas de Cosita Revoltosa (de quien ya conocemos el sexo y lo hemos hecho público en nuestras redes sociales, pero tranquilas y tranquilos que habrá post especial sobre el sexo de nuestro bebé).

Mis síntomas

Como podéis ver, esta semana he tachado varios síntomas porque han desaparecido casi al completo aunque otros sigan ahí presentes y aparezcan otros nuevos como la dificultad para respirar cuando estoy paseando. Esto me suele pasar, normalmente, por las tardes y lo paso mal porque se me queda agarrotada la espalda, una sensación verdaderamente extraña.

  1. Dolores de regla leves.
  2. Calor, sobre todo, después de comer, ¡menudas fiestas!
  3. Ganas de hacer pipí más a menudo, incluso por la noche.
  4. Dolor en las tetis suave.
  5. Nauseas con mayor intensidad.
  6. Cansancio.
  7. Mal sabor de boca tras ingerir alimentos.
  8. Eructos e Hipo tras las comidas.
  9. Vómitos matutinos.
  10. Estreñimiento.
  11. Cambios en los senos y pezones.
  12. Picores en la zona de tripa y los pechos.
  13. Noto una sensación extraña, como un pececito nadando en mi tripa.
  14. Picores en las partes íntimas femeninas.
  15. Cambios de humor continuos.
  16. Mareos producidos por bajadas de tensión.
  17. Pinchazos en la zona de las ingles y la zona íntima.
  18. La tripa va creciendo.
  19. Empezamos a notar a Cosita Revoltosa de forma inequívoca.
  20. La memoria empieza a hacer estragos.
  21. Dificultad para respirar mientras camino.

Evolución del peso

Esta semana he ganado nuevamente 200 gramos con lo que he llegado al peso que tenía justo antes de lograr el embarazo, 61,9kg. La verdad es que hasta el momento el tema peso no ha sido una de mis grandes obsesiones y lo estoy llevando francamente bien, espero que así siga siendo de ahora en adelante.

peso-hasta-semana-21

Mis sensaciones y emociones

Tengo una mezcla de emociones total si os soy sincera, estoy ilusionada y empiezo a temer esta nueva etapa que se abre por delante. Yo me encuentro bien aunque reconozco que no todo lo bien que he leído que se está en el segundo trimestre y es que mis taras de serie hacen que sea necesario que me tome las cosas con más tranquilidad de la habitual (tengo la espalda y las cervicales tocadas, soy asmática y alérgica y mi capacidad respiratoria se ve muy afectada con la humedad de la zona en la que vivo, el aparato digestivo lo tenía atrofiado de antes…). Y a veces pienso que soy una quejica, pero no es que me queje sino que adapto mi vida a cómo reacciona mi cuerpo cada día. Que es una limitación, sí, pero afortunadamente tengo la posibilidad de hacerlo y Mr. D me ayuda a que yo esté psíquica y físicamente mucho mejor, me comprende y respeta mis ritmos. Pero el hecho de llevar un ritmo que se adecue a mis necesidades hace que esté disfrutando mucho del proceso y que pueda minimizar el impacto de esas pequeñas cosas que padezco.

Firma Ms. E

Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.