Lo prometido es deuda y, como habréis visto, esta semana estoy publicando a diario porque tengo tantas cosas que contaros que no quiero extenderme ni alargarme eternamente. La undécima semana fue bastante tranquila y como evento importante tuve que hacerme la analítica del primer trimestre. Normalmente esta analítica se hace en la semana 10 u 11, en mi caso, estaba de 10+1, que se corresponde con la semana 11 de embarazo. Esta semana, como digo, estaba muy tranquila porque hacía nada que habíamos visto a nuestra Cosita Revoltosa en la Clínica Privada.

Mis síntomas

Esta semana aunque estuve muy revuelta con las nauseas, no llegué a vomitar el desayuno en ningún momento. Pero aquí empecé a ser consciente de que empezaba a padecer estreñimiento de manera muy regular. Hasta entonces igual me costaba ir al baño algún día más que otro pero no lo había notado tan claramente:

  1. Dolores de regla leves.
  2. Calor, sobre todo, después de comer, ¡menudas fiestas!
  3. Ganas de hacer pipí más a menudo, incluso por la noche.
  4. Dolor en las tetis suave.
  5. Nauseas con mayor intensidad.
  6. Cansancio.
  7. Mal sabor de boca tras ingerir alimentos.
  8. Eructos e Hipo tras las comidas.
  9. Vómitos matutinos.
  10. Estreñimiento.

Analítica del primer trimestre

Sobre la analítica, escribí un post bastante extenso del cual os dejo el enlace a continuación. Para mí, llegar al momento de hacerme esta analítica era una nueva meta volante en este camino hacia la maternidad, un nuevo reto superado. Quizás, para otras mujeres a las que el embarazo les ha llegado en circunstancias más normalizadas y menos medicalizadas esto que acabo de decir pueda chocarles; pero mi percepción es que cada cita, cada prueba, cada eco es una casilla más avanzada en este tablero.

 Evolución del peso

Si en la semana 10 había ganado 100 gramos, en esta seguía manteniéndolos. Nada mal, será que a partir de ahora la tendencia iba a ser al alza pensaba yo…pero ya os adelanto que la realidad fue diferente. Y mira que comer comía, lo que me apetecía… pero el hecho de que no me haya dado por comer dulces creo que puede haber contribuido a ese mantenimiento del peso. Eso, y que a la hora de la verdad me saciaba con mayor rapidez.

Peso hasta Semana 11

 

Mis sensaciones y emociones

Días de tranquilidad, relajación y de prepararme para un congreso con el que tenía una cita ineludible en la semana 12 de embarazo. Trabajar desde casa para mí ha sido un acierto porque he podido sobrellevar el tema de las nauseas y los vómitos de forma cómoda y respetada, en mi hábitat. Además, mi madre me suele visitar una vez a la semana y eso ayuda mucho a cargarse las pilas y estar a full.

La semana que viene publicaré los diarios de las semanas 12 y 13, con lo que terminaré el primer trimestre. Quizás sean las dos semanas más emocionantes, intensas y con mayores cambios así que os espero por aquí. ¡Ah! Y mañana hay post con lectura infantil muy chula. ¡Estoy que lo tiro!

Firma Ms. E

Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.