Estreno nueva sección y es que desde la semana 9 de embarazo he necesitado hacerme con algunas cosas para afrontar esta feliz etapa que estoy viviendo. Por eso hoy os quiero hablar del adaptador para el cinturón de seguridad del coche, un must para toda mujer embarazada desde el primer trimestre del embarazo. Os cuento el porqué de mi adquisición temprana, dónde lo compré, el precio y las características del adaptador que compré. Así que desde este momento dejo claro que no es un post patrocinado, es una opinión de consumidora que creo que puede ayudar a aclarar dudas sobre un dispositivo tan importante como este.

¿Es necesario comprar un adaptador para el cinturón de seguridad del coche estando embarazada?

Más que necesario, creo que es imprescindible para garantizar nuestra tranquilidad y tanto nuestra seguridad como la del bebé que está en camino. Y esta es una opinión personal porque aunque trates de colocarte el cinturón lo más abajo posible, ante cualquier frenazo brusco, éste se vuelve a su posición normal y tanto en el primer trimestre como en el último del embarazo, donde se tiene menos cantidad de líquido amniótico, puede suponer un problema grave. Por eso, se recomienda utilizarlo ya en el primer trimestre de embarazo ya que la ganancia en seguridad ya compensa el gasto que pueda suponer comprar el dispositivo.

¿Por qué me he decidido a comprarlo ya?

Os seré sincera, el cinturón normal no me molestaba ni nada por el estilo. Hasta ahí bien. Pero sí que es cierto que habitualmente me muevo mucho en coche y además por una carretera tan transitada como la N-1. Tampoco tenía yo muy claro si iba demasiado pronto o no, pero según hablamos Mr. D y yo con la dependienta (conocida de Mr. D) está bien usar el adaptador por las razones que comentaba en el párrafo de arriba.

¿Qué dispositivo he comprado?

El Besafe Pregnant Belt. Según indica en la web, este adaptador se puede usar desde el segundo mes de embarazo y lo que hace es que la sujeción se ajusta más hacia la zona de las ingles en vez de quedar encima de la tripa. En mi caso, lo compré en una tienda especializada en productos de bebé llamada Bambino y me costó 38€.

El material de este adaptador es resistente, muy bien acabado y sencillo de instalar en el coche. Eso sí, este modelo sólo se puede instalar en los asientos delanteros del vehículo, es decir, en el asiento del piloto o del copiloto. Una vez abierto el adaptador se estira y se ata por detrás del asiento, ajustándolo hasta que quede bien estirada la parte que sobre la que nos sentaremos nosotras. Una vez hecho esto, nos sentamos en el asiento nos ponemos el cinturón de seguridad y abriendo los corchetes que tiene la tira central, introducimos la tira del cinturón de seguridad que nos queda por la tripa, atando los corchetes tensando el cinturón de seguridad para que quede perfectamente todo.

Mi opinión

Os recomiendo 100% el uso de este tipo de dispositivos si estáis embarazadas y aún no tenéis uno porque vuestra seguridad y la de vuestros bebés están en juego. El que yo me he comprado es de gran calidad y fácil de instalar. Mi consejo es que vayáis a vuestra tienda de confianza y pidáis consejo, pero no os la juguéis en la carretera teniendo la posibilidad de minimizar cualquier daño. Esta ha sido una de mis primeras compras y ha sido un acierto total.

Firma Ms. E

Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.