Empezamos la semana que nos lleva directamente al verano y en el blog continuamos con la serie de post relacionados con la medicación que me administré para someterme al tratamiento de reproducción asistida que tantas alegrías nos está dando. Somos unos afortunados y lo reconocemos, pero de esto os hablaré otro día largo y tendido. Hoy os hablo del tercer medicamento que incorporé en mi estimulación: el Menopur.

¿Qué es y cuál es su función?

El Menopur es una gonadotropina. Este fármaco se prescribe a mujeres durante la estimulación controlada de la ovulación en un ciclo de inseminación artificial, defecundación in vitro convencional o de ICSI.

El principio activo de Menopur es la Hormona foliculoestimulante (FSH) y hormona luteinizante (LH). Se trata de una menotropina, también llamada gonadotropina menopáusica humana o hMG-HP. Consiste en un concentrado altamente purificado de la orina de mujeres menopáusicas. (Información extraída de reproducciónasistida.org)

El formato de Menopur es inyectable.

¿Cómo se presenta el medicamento?

Existen distintos envases, pero el que a mí me recetaron era Menopur 1200 UI inyectable, como el resto de medicamentos que debía administrarme en las cantidades exactas que los profesionales sanitarios me indicaban tras cada control ecográfico.

El envase hay que conservarlo en el frigorífico hasta su reconstitución, y una vez realizada la mezcla del polvo y el líquido (2 jeringas) se mantiene a temperatura ambiente no superior a 25ºC. Una vez realizada la reconstitución el uso es sencillo, se carga una de las jeringuillas que vienen en el envase hasta la medida indicada, tratando de que no queden burbujas dentro. El sacarlas puede llevar unos segundos o algún minuto así que hay que preparar la jeringa con tiempo.

Posible efectos secundarios

Los efectos secundarios más comunes, según podemos encontrar en el prospecto y/o en Internet son:

  • Hiperestimulación ovárica: se produce cuando el ovario responde de forma exagerada a la medicación con niveles altos de actividad ovárica. Solo resultaría especialmente peligroso en caso de administrar seguidamente la hormona hCG para inducir la ovulación, ya que se podría desencadenar el síndrome de hiperestimulación ovárica. Hoy en día diferentes herramientas permiten controlar y evitar la aparición de este síndrome.
  • Embarazos múltiples: Se dan con mayor frecuencia que en ciclos de ovulación naturales en los que no se administra medicación hormonal.
  • Reacción en el lugar de inyección: en la zona donde se administra la inyección pueden aparece enrojecimiento, dolor, inflamación y picor.
  • Náuseas y vómitos: no es habitual pero pueden aparecen de forma ocasional.
  • Reacciones de hipersensibilidad y fiebre: Ocurre en casos aislados.
  • Formación de anticuerpos que inactivan el tratamiento cuando éste dura un largo periodo de tiempo: sucede en casos muy raros.
  • Dolor abdominal y de cabeza
  • Reacción alérgica que puede dar lugar a erupción, picor, hinchazón de la garganta y/o complicaciones respiratorias.
  • Disminución de la cantidad de orina
  • Ligera ganancia de peso (Información extraída de reproducciónasistida.org)

Mi experiencia con la administración de Menopur

En mi caso, no sufrí ningún efecto secundario con esta medicación, al igual que con el Procrín y el Gonal-f y eso que mis cantidades eran bastante altas para intentar lograr que mis ovarios produjeran el mayor número de ovocitos. El hecho de tener baja reserva ovárica puede que influya en que parte de la medicación se deseche porque hay pocos folículos antrales de partida. Además, cada cuerpo es un mundo y tolera una misma sustancia de maneras muy diferentes.

El Menopur me lo administraba después del Gonal-f y la verdad es que lo que peor llevaba era tener que buscar hueco para pincharme por segunda vez. Lo que hice desde principio fue alternarme los pinchazos de estos dos medicamentos para no resentir mucho un lado de la tripa y me funcionó bastante bien.

Si tenéis cualquier duda o queréis saber algo más concreto trataré de daros respuesta a la mayor brevedad. Cada pinchazo es un estímulo positivo en la lucha contra la infertilidad.

Firma Ms. E

 

Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.