Último lunes del año 2015. Han pasado 15 meses desde que iniciamos la búsqueda del primer embarazo sin éxito. Desgraciadamente no somos los únicos a los que nos ha tocado vivir este cambio de año sin lograr estar en el camino de la maternidad/paternidad. Pensaba que para mí, personalmente, iba a ser más complicado cambiar de año nuevamente sin haber conseguido el positivo. Pero no es así, me da pena, mucha pena; pero sabemos que no es por gusto sino porque la naturaleza nos lo ha puesto más difícil que a otras parejas y la infertilidad se ha instalado en mi cuerpo en forma de endometriosis. ¿Queréis saber cómo afronto el nuevo año 2016 con respecto a la búsqueda del embarazo?

Tranquilidad y paz interior

El hecho de que este año haya sido agitado emocionalmente con respecto a la búsqueda del embarazo me hace prever que el año que viene será mucho más tranquilo. Sabemos dónde está el problema que nos dificulta y/o impide conseguir el embarazo.

Incertidumbre

Mes a mes nos vamos acercando al momento de recibir la llamada de Reproducción Humana para comenzar con las Inseminaciones Artificiales, pero mientras tanto seguimos manteniendo la esperanza de poder lograr de manera natural el embarazo in extremis.

Ilusión y miedo

Estos dos sentimientos me invaden por partes iguales porque sí que es cierto que la Reproducción Asistida nos puede llevar a lograr nuestro deseo más soñado, pero todo el proceso que ello conlleva me da respeto y algo de miedo.

Ganas de cambio

Me gustaría que este 2016 fuera el año, el punto de inflexión. Estamos ilusionados con nuestro proyecto de familia y necesitamos vivir el cambio, ese momento en el que descubres que estás embarazada y todo lo que viene después.

Esperemos que este próximo año, la naturaleza, el azar, la ciencia o lo que tenga que ser nos permita disfrutar y vivir en primera persona de la experiencia de ser padres, esa experiencia que nos acompañará por el resto de nuestros días. A todas mis compañeras de viaje, deseo que el 2016 esté lleno de cosas buenísimas para todas. Un beso enorme!

Firma Ms. E

Facebook Comments

Sobre Esther Beralgo

Soy Esther, maestra y pedagoga de formación, e investigadora de profesión. Me topé con la infertilidad a los 28 años. Soy madre, gracias a la reproducción asistida, de una niña que decidió llegar el 1 de enero de 2017 a nuestras vidas.

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.