Un año más llegan las fechas navideñas. Decir Nochebuena es sinónimo de turrón, polvorones, champán, estar en familia, regalitos, buenos propósitos y tele mucha tele de fondo con programas musicales infumables de hace tropecientos años. Lo peor es que no hay nada mejor en el resto de cadenas y eso creerme que es preocupante.

Este año, la noche del 24, para no perder las buenas costumbres, la pasaremos en casa de los padres de Ms. E, y la comida de Navidad la haremos en casa de los míos, con la más que interesante visita anticipada de mi abuela. He de reconocer que continuamos haciéndonos detallitos los unos a los otros, cual niño intercambiando cromos a la puerta del colegio, creemos que la ilusión y el factor sorpresa no se deben de perder nunca.

En casa de mis padres, la madrugada del 24 al 25 llegará el Olentzero, un personaje carbonero mitológico vasco con vestimenta de color negro que tiene como labor traer regalos a todos/as los/as vascos/as. Siempre he disfrutado mucho recibiendo regalos en esa fecha pues así podía disfrutar más tiempo de ellos, lo de esperar a Reyes se me antojaba una eternidad, qué le vamos a hacer.

En próximas fechas os desvelaremos lo que han dado de sí los regalos y lo que le ha caído a cada uno.

Os deseamos unos bonitos días junto a los vuestros y como topicazo, cuidadín con comer o beber en exceso.

¡Happy Christmas to everybody!

Un fuerte abrazo

Otieta (Andoain) - Gipuzkoa con niños 5

Pin It on Pinterest

Share This
logo-ser-papis-en-tiempos-revueltos

Suscríbete a nuestra Newsletter

Si quieres estar informada de las últimas novedades y recibir contenido exclusivo apúntate a nuestra Newsletter. No recibirás spam, a nosotros tampoco nos gusta.

Rellene el siguiente formulario para suscribirse.

crear newsletter

¡Bien! Ya estás suscrita.